Suscriptor digital

Las tres frases que comprometen a Cristina y a su entorno

Martín Rodríguez Yebra

Martín Rodríguez Yebra: Las frases que complican a Cristina Kirchner

11:22
Video
(0)
17 de enero de 2019  • 22:24

A continuación, los principales conceptos:

  • Juan Manuel Campillo, exministro de Hacienda de Santa Cruz, se suma como arrepentido tras una semana en la que el juez Bonadio estuvo deliberando si validaba su declaración para sumarlo al régimen. De esa declaración surgen muchas consecuencias pero el juez decide no dejarlo en libertad, aunque lo homologó como arrepentido.
  • Se cree que esta decisión de Bonadio es porque Campillo, hombre de extrema confianza de Néstor Kirchner, tiene más secretos para contar. Pero lo que contó hasta ahora son detalles que complican la situación de Cristina Kirchner y, sobre todo, a su exsecretario privado, Isidro Bounine, detenido ayer y que declaró hoy.
  • Campillo aludió a que Néstor era más "prolijo" con su frase "con Néstor, este mamarracho no hubiese pasado". No que Néstor no cobraba coimas, sino que era más organizado dentro de los códigos mafiosos.
  • Campillo dice también que Bounine alrededor del 2015 o 2016, ya fuera de su puesto como secretario privado, lo llama para pedirle que lo ayude a "acomodar" las cuentas que tenía Daniel Muñoz en el exterior; con alrededor de 70 millones de dólares en propiedades en Estados Unidos. Campillo dice, "cuando se es secretario privado, nunca se deja de serlo". Él interpreta que quien le está pidiendo el favor no es Bounine, sino la propia Cristina Kirchner.
  • Campillo también dice que le pagaron 230 mil euros para viajar a Estados Unidos y dar "una segunda opinión" (Campillo es contador) sobre cómo se estaba ocultando ese patrimonio de Daniel Muñoz a partir de la creación de empresas fantasmas.
  • Dicho todo esto, la gran cuenta pendiente de la causa de los cuadernos sigue siendo que aparezca el dinero. Por eso el juez está tan interesado en explotar la arista de Daniel Muñoz; ahí hay 70 millones de dólares en Estados Unidos que son prácticamente injustificables. Bonadio sospecha que son aquellos famosos bolsos que Muñoz recibía o en el departamento de los Kirchner o en Olivos, según los relatos del chofer Centeno.
  • La otra cuenta pendiente, en segundo plano, es encontrar algún testimonio que involucre de manera directa a Cristina Kirchner, que Bonadio considera la jefa de esa asociación ilícita que durante años cobró coimas por obras públicas y demás contratos con el Estado.
  • La declaración de Campillo, según esta lógica con la que está trabajando el juez, es muy relevante. Bonadio está buscando pruebas fuertes antes de pedir el desafuero de Cristina a la Cámara de Senadores, paso que dará en las próximas semanas, pero quiere llegar a ese punto con pruebas contundentes que, por lo menos, deje en incomodidad a los senadores.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?