Suscriptor digital

Sorpresa en España: se quiebra la izquierda radical de Podemos, a cinco años de nacer como un fenómeno

El secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, perdió a su número dos, que cambió de partido
El secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, perdió a su número dos, que cambió de partido Crédito: Ricardo Rubio/Europa Press
Silvia Pisani
(0)
18 de enero de 2019  • 09:33

MADRID.- Podemos , el partido de izquierda radical que irrumpió en España como lo que parecía un imparable fenómeno político, vive una fractura interna de difícil retorno que podría afectar, incluso, al frágil gobierno del socialista Pedro Sánchez , del que es socio parlamentario.

"Jamás pensé que estaríamos celebrando nuestros cinco años de esta manera", confesó Pablo Iglesias, su carismático líder, famoso por el sello de su eterna melena con colita y la camisa sin corbata, como vestimenta de choque contra la "casta política de traje y corbata".

Hace rato que Podemos experimenta un retroceso en intención de voto. Pero la más grave crisis interna acaba de estallar con un cisma que implica la virtual fractura del partido.

Una fractura que no solo toma por sorpresa a la cúpula de la organización -"no sabía nada", admitió Iglesias- sino que, además, ocurre a las puertas de las elecciones municipales de mayo próximo. Una prueba electoral a la que se enfrenta ahora con suma incomodidad.

El quiebre

"El problema empieza cuando en los partidos políticos se deja de escuchar", dijo Iñigo Errejón, quien hasta hace horas era considerado el número dos de Podemos y que ahora acaba de saltar la valla para presentarse como candidato por otra formación de izquierda.

"Nadie puede decir que lo que ha ocurrido fuera un secreto", añadió el joven dirigente, al anunciar que se participaría en la cita electoral no por la marca de Podemos sino por "Más Madrid", la agrupación que lidera la popular alcaldesa de la ciudad, Manuela Carmena.

La fractura en Podemos es el dato político del momento en España, que arroja un escenario de izquierda dividida y con incapacidad de abordar una campaña estructurada.

Un fenómeno que ocurre al mismo tiempo en que, de la mano de Vox, asoma la derecha radical como nueva expresión del descontento popular ante el escenario político.

La fractura evidente de Podemos puede impactar en el frágil gobierno del socialista Pedro Sánchez, cuya gestión de apoya sobre todo en el respaldo parlamentario que le ofrecen los diputados del bloque que encabeza Iglesias, cuyo liderazgo aparece ahora desgastado.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?