Suscriptor digital

Las playas del sur de Brasil en las que se filmó Sueño Florianópolis

Paisajes de película y un ambiente que no hubiera cambiado tanto desde los 90 fueron los requisitos de las tres locaciones elegidas para la película que protagonizan Mercedes Morán y Gustavo Garzón
Paisajes de película y un ambiente que no hubiera cambiado tanto desde los 90 fueron los requisitos de las tres locaciones elegidas para la película que protagonizan Mercedes Morán y Gustavo Garzón Crédito: Cine Tren
Julieta Bilik
(0)
27 de enero de 2019  • 00:00

Uno de los mayores halagos que recibe Sueño Florianópolis, la nueva película de Ana Katz que cuenta la historia de una familia tipo argentina que sale de vacaciones al sur de Brasil durante algún momento de la década del 90, es su capacidad para llevar de viaje también a los espectadores. Es por eso que en mucho ha surgido la duda acerca de qué playas de la isla brasileña fueron usadas como locaciones.

Según comentó Katz a La Nación, ella y los productores de Campo Cine hicieron cuatro viajes de scouting al sur de Brasil en busca de los destinos que pudieran albergar las postales ideales que había soñado al escribir el guión junto a su hermano Daniel. Y tras esos viajes surgieron las dos playas elegidas.

Armação

Está en el sector sur de la isla, queda a 24 kilómetros del centro de Florianópolis y a 15 del aeropuerto. Es una playa muy tranquila con un pueblo pintoresco. Es una bahía de pescadores por lo que es muy común verlos en acción en sus coloridas embarcaciones de madera. Desde su muelle salen lanchas para hacer visitas a la isla de Campeche. Ideal para caminatas, no tiene construcciones sobre la playa. Un must es visitar la Iglesia Santa Ana, la más antigua de Santa Catarina, construida en 1772.

Armação, un balneario pintoresco en el sector sur de la isla
Armação, un balneario pintoresco en el sector sur de la isla Crédito: Shutterstock

El dato curioso es que en esta zona, pero durante los siglos XVIII y XIX se cazaban ballenas para comercializar. En la actualidad, la actividad está prohibida.

Cómo llegar: Desde la autopista del Sur, SC-405 y SC-406, entrada en la avenida Antonio Borges dos Santos.

Matadeiro

Solo se puede acceder caminando
Solo se puede acceder caminando Crédito: Shutterstock

Se puede llegar caminando desde Armação tras cruzar la punta, unas piletas de piedras y un puente. No tiene rutas de acceso directas para automóviles, lo que la convierte en un playa tranquila y escondida.

En un sector el mar es revoltoso y por eso la eligen los surfistas, pero también es apta para familias. Está rodeada de naturaleza. Lo más recomendable es alquilar alguna de las casas frente al morro. Sobre la playa hay tres bares de buen ambiente. Promete paisajes insuperables y desconexión.

El pueblo de Barra da Lagoa

Es una de las playas que se mantiene más fiel a su tradición
Es una de las playas que se mantiene más fiel a su tradición Crédito: Shutterstock

Es la localidad en la que a través del Canal da Barra, la Lagoa da Conceição se conecta con el Océano Atlántico. Además de transitar el canal en barco, se puede nadar, practicar snorkel o alquilar canoas o kayaks. Contiene gran cantidad de oferta gastronómica y hotelera, y es una de las playas más populares de la isla.

En auto, se accede por la SC-406. La separan 25 minutos en auto desde el aeropuerto de Florianópolis y un servicio público de colectivos la conecta con el centro de la isla, a 45 minutos.

La secuencia inicial de la película muestra parte del viaje en auto de la familia protagonista
La secuencia inicial de la película muestra parte del viaje en auto de la familia protagonista Crédito: Cine Tren

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?