Suscriptor digital

La vuelta al mundo en bicicleta de una fotógrafa y diseñadora argentina

Floral Zú tomó más de diez mil fotos en siete años; para su primer fotolibro, debió elegir 240 imágenes
Floral Zú tomó más de diez mil fotos en siete años; para su primer fotolibro, debió elegir 240 imágenes Crédito: Floral Zú
Daniel Gigena
(0)
26 de enero de 2019  

Diseñadora gráfica, docente en la Facultad de Arquitectura, Diseño y Urbanismo de la Universidad de Buenos Aires, fotógrafa y ciclista, Floral Zú (1972) unió sus aptitudes para la realización de un fotolibro y una muestra itinerante. Ambos proyectos recogen imágenes de los viajes en bicicleta que hizo por varias ciudades y localidades del país y el exterior. Con ese medio de transporte y recreación como hilo conductor de vivencias, sueños y percepciones, Bicicletas en foco condensa en un solo emblema las metáforas del movimiento constante, la libertad y el cuidado del ambiente. Varios artistas, como Renata Schussheim, Ai Weiwei y David Byrne, encontraron en la bicicleta motivo de inspiración.

La exposición fotográfica ya se presentó en el Complejo Cultural Viejo Mercado de la ciudad de Rafaela y, fiel al espíritu viajero de la artista, visitará otras ciudades de la Argentina. Hasta el 11 de febrero, con entrada libre y gratuita, se la podrá ver y disfrutar en el espacio teatral Cuatro Elementos (Alberti 2746), en la ciudad de Mar del Plata. Aquellos interesados en conocer el trabajo de la artista que no se encuentren en la costa atlántica pueden conseguir el libro de Zú, que reúne 240 imágenes en 176 páginas. La próxima estación de la muestra será en la localidad de Calafate.

Floral Zú es docente, fotógrafa y ciclista
Floral Zú es docente, fotógrafa y ciclista Crédito: Floral Zú

"Todo es parte del mismo proyecto, que cobra vida en diferentes formatos, pero la esencia es la misma. El libro y la exposición se fueron conformando en simultáneo", cuenta Zú a LA NACION. "Mientras que en la exposición la experiencia es vívida, porque las fotos en gran tamaño causan un impacto especial y otorgan al espectador la sensación de meterse más de lleno en la escena, el libro propone otro tipo de recorrido: el propio movimiento de girar las paginas y en continuo ver fotografía tras fotografía. Es casi un viaje en cámara rápida, aunque con la posibilidad de poner pausa, y con el agregado tan especial que tienen los libros, del disfrute solitario y privado que alienta los viajes mentales a cada sitio de cada imagen".

La fotógrafa y ciclista paseó por varias ciudades extranjeras en bicicleta. Sobre dos ruedas, conoció Berlín, París, Nueva York, Viena, Gante, Tokio, Montevideo, Santiago de Chile, Dublín y Londres. También exploró localidades de provincias argentinas y, desde ya, la ciudad de Buenos Aires, donde vive y trabaja. Zú usa la bicicleta todos los días para trasladarse y, cuando viaja, lleva una plegable en su valija. "Así recorro toda ciudad a la que llegue del mismo modo en que recorro mi propia ciudad: pedaleando".

"Buenos Aires tiene una gran red de ciclovías que pocas ciudades tienen -dice la artista-. Veo este cambio y avance en los últimos años como algo muy positivo. Lo negativo es que en general en el tránsito porteño hay poco respeto por las normas en general, tanto de parte de automovilistas como de peatones y los propios ciclistas". Según datos de la Secretaría de Transporte de la ciudad de Buenos Aires, ya hay 300.000 usuarios del Sistema Ecobici que impulsa el gobierno porteño. Para registrarse, hay que completar un formulario aquí.

Un ciclista encapuchado en Times Square, Nueva York
Un ciclista encapuchado en Times Square, Nueva York Crédito: Floral Zú

Desde hace cuatro años, Zú tomó la decisión de abrir su colección de fotos y compartir imágenes en redes sociales. "Fue la mejor decisión -afirma-. La respuesta fue y es increíble; casi a diario subo imágenes tanto a Instagram como a Facebook, y es emocionante recibir el feedback de personas que desde muy lejanas geografías se conectan a través de mis propuestas visuales, donde la bicicleta es una excusa para hablar de casi todo: la emoción de un viaje exótico, la tristeza de un día gris, el juego inocente o la nostalgia irremediable y honda". A través de Floral Zu Photo (su página de Facebook) y la cuenta de Instagram @floral_zu_photo, casi 40.000 personas siguen su trabajo.

"Recibo mensajes desde toda la Argentina, pero también me han llegado emotivos mensajes desde países de América Latina", dice. Poco después del terremoto en Ciudad de México en 2017, Zú se encontró con este escrito de uno de los seguidores de su trabajo: "En momentos de pesadez como los que atraviesa el país, donde todo se derrumba literal y metafóricamente, ver tus imágenes es lo único que me da un poco de calma y paz al alma".

París a través de la bicicleta
París a través de la bicicleta Crédito: Floral Zú

Del pedaleo a la foto y de la foto al libro

Su fotolibro responde a la creciente modalidad de la autoedición. "Trabajo en el diseño gráfico hace ya treinta años, es mi profesión, y aunque no me he dedicado al diseño editorial en mi carrera profesional, estoy estrechamente vinculada a todo lo concerniente a la gráfica, así que opté por desarrollarlo de modo independiente y autogestivo, sin condicionantes", explica. Y agrega que seleccionar las fotos del libro fue una tarea ardua. "Estoy segura de que revolví entre más de diez mil fotos, y día a día se suman más imágenes. Las que quedaron afuera las incluiré en un próximo volumen", promete.

"Con los universos visuales que propongo, siento que hablo desde un lugar interno, y desde ese mismo lugar la gente se conecta -sostiene-. No trato de transmitir mensajes que cambien al mundo, sino que mi propuesta y mi intención es mostrar el mundo como quiero que sea, como me gusta verlo. Encontrar lo fantástico en lo cotidiano, en el paisaje diario, así como hacer de cualquier viaje, un viaje, aparte de geográfico, de sensaciones, hacerlas visibles a través de tonalidades y climas".

Escena cotidiana con un personaje gatuno
Escena cotidiana con un personaje gatuno Crédito: Floral Zú

Docente en la Facultad de Arquitectura, Diseño y Urbanismo de la UBA (en la carrera de Diseño Gráfico) hace veinte años, la fotógrafa ciclista afirma que enseñar es maravilloso. "No solo digo lo obvio, que enseñando se aprende, sino también que me da placer poder transmitir todos los conocimientos que fui adquiriendo en mi práctica profesional y en mi formación visual a jóvenes que recién arrancan su camino. Básicamente me gusta y disfruto hablar de lo que es mi propia pasión: transmitir a través del lenguaje visual las herramientas de los comunicadores visuales". Bicicletas en foco materializa, en parte, las consignas que guían su tarea pedagógica.

"Amo todo lo que las bicicletas representan: simpleza, economía de recursos, nobleza, diversión, movimiento, equilibrio. Es por ello que mi lente se posa sobre ellas buscando siempre retratarlas. Pero por sobre todas las cosas, andar en bicicleta me hace sentir feliz, por eso, donde sea que veo una, intuyo que la felicidad está cerca", escribe Zú en uno de los textos que acompañan las imágenes de su primer fotolibro.

Atardecer sobre el Muelle de las Hierbas, en Gante, Bélgica (autorretrato)
Atardecer sobre el Muelle de las Hierbas, en Gante, Bélgica (autorretrato) Crédito: Floral Zú

Hasta que la muestra llegue a Buenos Aires se puede viajar, entonces, por medio de las imágenes que una argentina tomó sobre dos ruedas durante varios años y que, además de reunir en un libro, comparte cotidianamente en redes sociales.

Información útil

La muestra Bicicletas en foco se expone en el espacio teatral Cuatro Elementos (Alberti 2746), en la ciudad de Mar del Plata, hasta el 11 de febrero, todos los días de 10 a 20. Entrada libre y gratuita.

Portada del fotolibro de Floral Zú
Portada del fotolibro de Floral Zú Crédito: Floral Zu

El libro Bicicletas en foco está disponible en librerías especializadas y también por compra directa en www.floralzu.com

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?