Suscriptor digital

Hallan muerto al novio de la odontóloga desaparecida desde el miércoles

Gisella se encuentra desaparecida desde el miércoles pasado, cuando habría discutido con su pareja
Gisella se encuentra desaparecida desde el miércoles pasado, cuando habría discutido con su pareja
(0)
21 de enero de 2019  • 12:26

Gissella Solís Calle tiene 47, es odontóloga y fue vista por última vez el miércoles pasado, día en el que tuvo una discusión fuerte con su pareja, Abel Casimiro Campos, quien se suicidó de un tiro en la cabeza esta mañana, cuando la polícia se acercó al Hotel Catedral, en La Plata, donde el hombre se hospedaba. Vivían en la ciudad de Berisso

"Se supone que después de esa pelea él se fue a Trelew (Chubut), pero cuando lo llamó la policía dijo que estaba en algún lugar de la Costa y que se iba a presentar el sábado a declarar en la Comisaría 4° de Berisso -donde se radicó la denuncia-, aunque todavía no fue y tampoco atiende el celular", agregó Roberto, hermano de la mujer, en declaraciones a la agencia Télam.

Habló el sobrino de la mujer desaparecida en Berisso

05:07
Video

Campos con quien Gissella compartió una relación de seis años que habría terminado con la discusión, explicó que ella "se fue de la casa luego de decirle que no se iban a separar" y que cuando el volvió a su casa "las puertas estaban cerradas".

Gissella habría descubierto que Campos tenía una "doble vida", aunque lo había aceptado y había decidido continuar con la pareja. Ambos tenían planes para remodelar la vivienda para compartirla.

Según dijeron, el miércoles pasado, cuando la familia se acercó a realizar la denuncia en la Comisaría 4ta de Berisso, les exigieron que tenían que pasar 48 horas sin comunicación para poder radicarla. Recién el viernes se inició la búsqueda.

La búsqueda continua

Todavía se desconoce el paradero de Gissella, quien, según sus familiares, llevaba lo puesto y no tiene su documentación encima. El último contacto con Gissella fue el martes por la noche cuando su hermano Roberto la llamó para conversar. Quedaron en hablar al día siguiente pero nunca volvió a atender.

"El miércoles me levanté y la llamé, pero no me atendió. El jueves volví a marcar y me dio apagado, entonces envié a mi sobrino a su casa, pero ella nunca abrió la puerta", explicó Roberto.

Su sobrino asegura que dentro de la casa las copas estaban sucias y la casa desordenada, dando indicios de que nadie había vuelto a ese lugar.

Según relató la familia, buscaron en todos los hospitales de la zona para descartar un accidente y posible internación ya que no llevaba su documentación encima. Según su hermano, en el domicilio "estaba todo en su lugar", aunque faltaba un poco de dinero "de una operación que ella había efectuado el lunes pasado".

Un vecino del barrio asegura haber visto a Campos salir de la casa de Gissella el miércoles por la mañana. Ese día Gissella no se presentó a trabajar, dejando a sus pacientes sin notificación.

Ante cualquier información comunicarse a los teléfonos 0221-156207807 o 0221-4231403.

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?