Suscriptor digital
srcset

Chaku: la esquila ancestral de la vicuña en fotos

(0)
30 de enero de 2019  • 18:09

El Chaku es el antiguo método de captura y esquila de vicuñas silvestres que, en 2014, se reactivó en los pueblos puneños de Jujuy. El arreo y encierro se realiza con tiras y banderines fabricados los días previos. (Paraje Ciénega Grande, Jujuy). Foto: Federico Quintana

Es un evento del que participa toda la comunidad, organizada en distintos roles. Las nueve Comunidades Andinas Manejadoras de Vicuña (Camvi) pertenecen a los departamentos jujeños de Yavi y Rinconada. Foto: Federico Quintana

En la Argentina, cada vez más chakus se están abriendo al turismo. Para asistir, si se viene de afuera, es importante que un miembro de la comunidad aborigen que participa del chaku lo apruebe. Foto: Federico Quintana

De los corrales, las vicuñas se sacan de a una. El procedimiento implica encapucharla y alzarla. Hay que cuidar el cuello, que es largo y frágil, y sostenerlo en todo momento. Foto: Federico Quintana

Todos los que las manipulan tienen un chaleco con su función escrita en la espalda: transportadores, pesadores, sujetadores, esquiladores y chimpiadores. Foto: Federico Quintana

Acompañan el proceso el INTA y la Subsecretaría de Agricultura Familiar, además de la Secretaría de Biodiversidad del Ministerio de Ambiente de la provincia. Foto: Federico Quintana

Antes de ser esquilada, se le coloca un chip a la vicuña, se toman muestras de materia fecal, se controlan las plagas, se pesa y se mide su ritmo cardíaco. Foto: Federico Quintana

En el playón de esquila se las tumba y les sostienen la cabeza y el cuello con sus propias piernas delanteras para inmovilizarlas. Son dos minutos si la técnica de esquila es eléctrica y siete si es manual. Foto: Federico Quintana

Las herramientas utilizadas para esquilar la vicuña. Foto: Federico Quintana

Suave y muy liviana, la fibra mide entre 12 y 14 micrones de diámetro. Por su finura, es la más cara del mundo. Un kilo cuesta 500 dólares y más también. Lo recaudado por la venta queda para toda la comunidad. Foto: Federico Quintana

La esquila de un centenar de vicuñas puede dar 25 kilos de vellón. Foto: Federico Quintana

"(...) No caces vicuñas con armas de fuego, Coquena se enoja -me dijo un pastor./ ¿Por qué no pillarlas a la usanza vieja, cercando la hoyada con hilo punzó?/ Para qué matarlas, si sólo codicias para tus vestidos el fino vellón?" (Juan Carlos Dávalos) Foto: Federico Quintana

Las vicuñas a la carrera, ya esquiladas y en libertad. Foto: Federico Quintana

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?