Suscriptor digital

Pese a una recuperación en los últimos meses, 2018 cerró con un déficit comercial de US$3820 millones

Fuente: AFP
(0)
22 de enero de 2019  • 16:48

El desempeño de los últimos cuatro meses no alcanzó a revertir los resultados del año. Si bien tras la devaluación cayeron las importaciones y, posteriormente, se produjo un repunte de las exportaciones, el resultado de la balanza comercial de 2018 fue deficitario en US$3820 millones.

Según el informe del Intercambio Comercial Argentina (ICA), publicado hoy por el Indec , las exportaciones anuales sumaron US$61.621 millones, con un aumento del 5,1% respecto de 2017, mientras que las importaciones alcanzaron los US$65.441 millones, con una caída respecto de 2017 del 2,2%.

El impacto negativo de la sequía, que afectó a las exportaciones agropecuarias, contribuyó a profundizar el déficit comercial especialmente en la primera parte del año. La tendencia se invirtió en los últimos meses tras la devaluación, que derrumbó las importaciones y estimuló las exportaciones.

Así lo reflejan los saldos mensuales informados por el Indec. Luego de ocho meses consecutivos en rojo, la balanza comercial acumula cuatro meses en superávit, con montos crecientes. En diciembre,el saldo favorable fue de US$1369 millones, luego de los US$984 millones de noviembre.

Las exportaciones sumaron US$5282 millones (aumentaron un 15,4% interanual) y las importaciones US$3913 millones, cifra que marca una una disminución del 27,1% con respecto a igual mes del año anterior.

Entre los sectores que más divisas generaron en diciembre se encuentran los productos primarios, con US$1479 millones (36,9%); las manufacturas de origen agropecuario, con US$ 1756 millones (11,8%); y las manufacturas de origen industrial, con US$ 1778 millones (9,9%); mientras que las exportaciones de combustibles y energía cayeron 13,5% a US$268 millones.

Dentro de las importaciones, las mayores caídas correspondieron a bienes de capital -lo que muestra que las empresas ya no invierten en modernizarse por la recesión-, con US$738 millones (38%); combustibles y lubricantes, con US$ 290 millones (33,9%); las de piezas y accesorios para bienes de capital, con US$709 millones (22,9%); las de bienes de consumo, con US$497 millones (33,7%), y las de vehículos automotores de pasajeros, con US$230 millones (62,8%); mientras que las importaciones de bienes intermedios aumentaron 0,2% debido al fuerte aumento de las importaciones de porotos de soja.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?