Suscriptor digital

La opinión de un analista aeronáutico sobre el vuelo de Emiliano Sala

Crédito: Twitter
(0)
22 de enero de 2019  • 23:59

Las dudas aparecieron ni bien se conoció la noticia de la desaparición del avión que llevaba al futbolista Emiliano Sala de Nantes a Cardiff. ¿Qué tan segura era la nave? ¿Cómo influyeron las condiciones climáticas? ¿Qué decisión pudo haber tomado el piloto? Carlos Rinzelli, analista aeronáutico, dejó en claro que Sala viajaba en una máquina confiable: un Piper Malibu. "Es excelente, muy probado. Tiene un motor con una turbina que mueve la hélice. La confiabilidad del avión es muy grande. Prácticamente no tiene fallas. Ni la aeronave en particular ni ese motor", aseguró el especialista, en una entrevista en LN+ .

Rinzelli amplió la descripción: "Es un avión para uso privado y para volar, preferentemente, de manera territorial porque tiene un solo motor. Así, ante la contingencia de la detención de ese motor, que no es común, se tiene que tener un lugar confiable para aterrizar. Y ese lugar siempre es mejor la tierra que el agua".

Emiliano Sala viajaba a Gales para sumarse al club Cardiff

01:10
Video

"No solo poner combustible"

Para Rinzelli hubo un punto crucial: el conjunto de factores adversos. "Este vuelo tuvo muchas particularidades. Primero, se trató de un monomotor. Segundo, hubo que cruzar el Canal de la Mancha en horario nocturno; y de noche, ante una contingencia, es todo lo mismo. Tercero, salieron con un solo piloto y, si bien esto es habitual en los vuelos privados, es una carga laboral importante en avión. Por ejemplo, en una emergencia debe volar el avión, resolverla y comunicar lo que está pasando. Con dos pilotos, esa carga se divide y hasta hay dos opiniones para sobrellevarla. Y lo más importante: en el mundo de hoy la meteorología se sabe con 12 horas de anticipación. No se puede programar un vuelo sin detenerse en la meteorología. En este momento, hay una ola polar en Europa. Si bien este avión este avión está preparado para la formación de hielo, hay que tener en cuenta esa situación".

Rinzelli, enseguida, entregó otro conceptos fundamentales: "Por lo que sabemos, el avión pidió descender: o se le formó hielo (se forma en las alas o las palas de la hélice) y buscó mayor temperatura; o, como llovía muy fuerte, buscaba mayor visibilidad. Queda claro que a la hora de programar un vuelo no solo se trata de poner combustible. Dentro de las primeras 12 horas es cuando los equipos de rescate tienen mayor posibilidad de un hallazgo con vida".

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?