Suscriptor digital

Promesas en Las Vegas

Guillermo Tomoyose
Guillermo Tomoyose LA NACION
(0)
27 de enero de 2019  

Existe una frase recurrente para muchos de los visitantes de la ciudad de los casinos ubicada en medio del desierto del estado de Nevada. Un poco por picardía a las tentaciones que ofrece sus casinos y la agitada vida nocturna , lo que pasa en Las Vegas, queda en Las Vegas. Mal que me pese, la tuve que mencionar.

Apenas arranca el año, esta ciudad es la sede del CES, la feria de electrónica de consumo más importante de la industria tecnológica. Es la vidriera ideal para las aspiraciones de las pequeñas start-ups y de las grandes corporaciones. La llamativa TV enrollable de LG se presentó con una tecnología basada en prototipos que había anunciado en ediciones pasadas. Esta vez, el Signature OLED TV R es una realidad que podrá convertirse en 2019 en la exclusiva pieza tecnológica de diseño de algún adinerado comprador.

Algunos lanzamientos se repiten en eternas promesas, como el doblador de prendas Foldimate. ¿Quién no quisiera tener uno en casa para organizar el vestidor con la ayuda de un robot?

Algunos prototipos ni siquiera existen, como el concept car Elevate de Hyundai, un vehículo con cuatro piernas robóticas que dejaría atrás a cualquier pickup todo torreno. O el taxi aéreo Nexus, de Bell, el vehículo que quiere usar Uber para el transporte interurbano en 2020.

Con promesas y prototipos, la CES es un espacio que anticipa el futuro de la industria tecnológica, y que también da lugar para las chicanas. Apple, la gran ausente de la cita, desplegó un enorme cartel inspirado en la trillada frase para decirles a sus competidores que lo que pasa en el iPhone, queda en el iPhone. Toda una declaración ante el poder de Google, presente en la decoración del monorriel de la ciudad y en un gigantesco pabellón en el centro de convenciones de Las Vegas.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?