Suscriptor digital

El verano, al rescate del gran Salón de Detroit

Gabriel Tomich
Gabriel Tomich LA NACION
La búsqueda de alternativas para atraer a más fabricantes
(0)
26 de enero de 2019  

La 30° edición del North American International Auto Show (Naias), que abrió sus puertas al público el sábado pasado y las cerrará el domingo 27, tiene una connotación que la hace muy especial. Se trata de la última que se realiza durante el invierno boreal que, en Detroit, suele ser muy crudo: la temperatura siempre está bajo cero por más que el solo brille (situación tampoco muy usual en la región).

En efecto, luego de varias décadas de ser el primer gran autoshow de cada año, desde 2020 Detroit muda su fecha a junio. ¿Los motivos? Oficialmente, permitir actividades al aire libre, como test drives, demostraciones de vehículos autónomos, presentaciones dinámicas de productos, etcétera.

"Queremos reinventar el Naias en un festival de diseño, velocidad e innovación para que sea una cita ineludible para todos los fabricantes y la prensa", afirma Mark Truby, vicepresidente de Comunicaciones de Ford.

Esta declaración trae al tapete el verdadero problema del Salón de Detroit: no solo atraer mayor cantidad de visitantes sino también a más fabricantes (por caso, ninguna de las marcas premium alemanas, antes infaltables, está presente en el Cobo Center). Para eso debe alejarse del Salón de Los Ángeles, que se desarrolla en diciembre, y del Consumer Electronics Show (CES) de Las Vegas, que se efectúa solo una semana antes y donde Mercedes-Benz, por ejemplo, presentó el flamante CLA. Ambas exposiciones le han "robado" protagonismo, primicias, novedades y marcas, lo que se nota particularmente en esta edición escueta en novedades y prototipos. Lo positivo del cambio: la búsqueda de alternativas para salvar el formato de los grandes salones. Algo para tener en cuenta también por nuestra tierra.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?