Suscriptor digital

¿Es verdad que un disgusto grave puede causar cáncer?

(0)
24 de enero de 2019  

La palabra cáncer es devastadora, esencialmente porque en el imaginario popular se asocia con una condena a muerte, y esto lleva a desarrollar múltiples hipótesis acerca de sus causas.

"Preguntas como ¿por qué me toca a mí? ¿qué me lo produjo? son habituales y normales", cuenta Graciela Jacob, socióloga y médica especializada en Medicina Paliativa. Pero enseguida agrega que en las investigaciones de los últimos 30 años no se logró demostrar la relación entre factores psicológicos, como el estrés o la depresión, con la aparición del cáncer. Sin embargo, sí pudieron demostrar algunos mecanismos por los cuales, una vez producida la enfermedad, estos factores inciden en la capacidad del organismo de responder a los tratamientos o de evitar la producción de metástasis.

Estadísticamente más del 80% de los cánceres dependen de las influencias ambientales o se relacionan con hábitos de vida. Por eso, todas las campañas de prevención se centran en recomendaciones acerca de la dieta y el estilo de vida.

Para finalizar, Jacob aclara que "el cáncer no se produce como un solo efecto, no existe ninguna situación de la vida que pueda por sí misma desencadenarlo, y que solo existe evidencia muy limitada del rol que juegan los factores psicoemocionales en la iniciación de la enfermedad".

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?