Suscriptor digital

Turf: Gran Enemiga ganó un clásico que Don Florentino celebró hace 35 años con Piávolo

Los Grimaldi, junto a la heroína del Clásico Congreve
Los Grimaldi, junto a la heroína del Clásico Congreve Fuente: Archivo - Crédito: Gentileza Campana de Largada
Gustavo S. González
(0)
24 de enero de 2019  • 23:59

Cuando la potranca Gran Enemiga cruzó el disco primera en el Clásico Congreve (L-1000 m), en la recta de San Isidro , se dio uno de esos hechos para celebrar en estos tiempos duros para el turf: ganaba una de las principales carreras para velocistas de 2 años un ejemplar con la chaquetilla de Don Florentino, inconfundible con sus colores verde y blanco y gorra lila e inconfundible por la celebración de José Luis Grimaldi (el Gringo), su hijo Luis y su nieto Luciano, que no dudan en bajar desde La Francia, Córdoba, cada vez que corre uno de sus caballos o para una gran jornada o simplemente para paladear el gusto por las carreras que se transmite de cuatro generaciones.

Pero el domingo hubo algo más para festejar: "Piávolo ganó el Congreve en el 84", rememora Luis. ¿Ya venías a las carreras?, se le pregunta. "¡¿Cómo?!", responde entre risas. "Desde el 71 voy a las carreras, tenía 8 años".

Ahora cuenta el Gringo, el patriarca: "A Piávolo lo corría Elvio Bortulé y lo cuidaba Américo Varas. Después ganó otros dos clásicos, el Kemmis y el Luro". La recta y los 1200 metros porteños. Un velocista nato el hijo de Farley y Persona, por Four Fingers. "Se lo compramos a El Tala; mi hermano Juan Carlos pasó por al lado y me dijo comprá este y este. Piávolo ganó seis clásicos. 'El otro' era una potranca, Sin Palanca, hija de Sin Bluff, que ganó seis". Luego de su gran campaña, Piávolo fue de padrillo a Don Florentino. "Tuvo un problema grave en una mano, se había desocado, pero dos de sus crías ganaron en Buenos Aires".

Luis dirige el haras, que desde hace más de 30 años organiza el remate más famoso y disfrutable del interior. Una fiesta con el Gringo y su experiencia con la hacienda, como martillero. Corresponde que su hijo detalle sobre Gran Enemiga: "La madre es Elusive Eileen, una hija de Elusive Quality que compramos con Roddie Lamperti en Estados Unidos. Su segunda cría (Enemiga Pública) ganó y ahora la traigo a San Isidro, corre el 9". Y aporta el Gringo: "Tiene abuela irlandesa, bien para pasto". "Pero va a correr bien en la arena, trabaja ahí, corre en todos lados", vuelve Luis. "No se sabe cuál es su techo, nunca trabajó fuerte. Se abrió un montón [largó desde la puerta 1]".

El festejo en San Isidro, con el jockey Cristian Velázquez en el centro
El festejo en San Isidro, con el jockey Cristian Velázquez en el centro Fuente: Archivo - Crédito: Gentileza Campana de Largada

En la premiación del Congreve está Miguel Pérez, el entrenador. Recuerda Luis: "A Gran Enemiga la domó José Ramos [un emblema de Don Florentino] en La Francia, se la mandamos para el stud de Miguel y a los 40 días debutó". Mientras, Pérez hablaba por teléfono con Lucas, hermano de Luis, la otra pata de Don Florentino. "¿Te parece que después de esto me gané la cantata en el próximo remate?", dice el cuidador. "Está censurado", responde el Gringo. Se refieren a la gran fiesta que precede cada venta en Córdoba. Miguel es cantor, pero ahora habla como entrenador de la ganadora del Congreve: "Cuando la yegua miró para afuera se perdió, ganó porque es superior; es potranca, había corrido una sola. Si corre derecho gana por ocho cuerpos". Gran Enemiga se abrió a más de media cancha en el final y ganó por dos.

"La idea con esta potranca era correr temprano y gracias a Dios es un proyecto que está dando sus frutos. Miguel la había pasado 1100 metros para esta carrera y dijo que no va a tener problemas con la distancia, es muy mansa y tiene calidad, además de un golpe de velocidad muy grande, que fue lo que se vio ahora. La idea es correr el Saturnino Unzué, por primera vez en la arena para Gran Enemiga. Iba a ir al Casares, en Palermo , pero Miguel quería que tuviera una carrera más por el tema de la gatera. En su primera carrera estaba molesta en los partidores, esta vez, no".

Las palabras del director de Don Florentino, veterinario por la pasión que mamó en la cuna, apuntan al futuro, una costumbre que el tiempo no modifica en los haras: "Vamos a hacer un remate selección en mayo; siempre tenemos la venta de septiembre pero desde el año pasado hacemos una en otoño, con 20 piezas de 2 años y unas 30 madres, para optimizar el plantel, más caballos en training, en consonancia con estos tiempos. Los clientes nos decían que nuestro remate de siempre era un poco tarde. Rematamos también en Curuzú Cuatiá, con el haras La Valkirya, y en Río Cuarto. La idea es vender ahora los potrillos que nacen temprano para que puedan domarse y no se pierdan el arranque del proceso selectivo, con lo que aprovechamos el fuerte nuestro que es la velocidad. De hecho, de la primera venta de mayo del año pasado ya están corriendo varios productos y algunos están por debutar en Buenos Aires, una chance que no tendrían si se vendieran en septiembre".

Más cerca de la verja que de los palos, Gran Enemiga superó a Inambu Key por dos cuerpos
Más cerca de la verja que de los palos, Gran Enemiga superó a Inambu Key por dos cuerpos Fuente: Archivo - Crédito: Gentileza Campana de Largada

En el campo cercano a San Francisco hay 110 yeguas y los padrillos Qué Vida Buena -padre de Gran Enemiga- Got Talent y Falling Sky, este en sociedad con Alfredo Farioli. Anuncia Luis Grimaldi: "La mejor generación de Qué Vida Buena es la que empezó a correr ahora y la que sale el año que viene. No se lo apoyó al principio porque iba todo a Alpha Plus. Hace dos años empezamos a darle las yeguas de punta del haras. Guardamos algunas potrancas y el resto se vende todo, no guardamos machos".

La continuidad de una de las cabañas más importantes y populares del interior del país está asegurada con Luciano (23 años), que acaba de recibirse de veterinario y, aunque su tarea está con la hacienda por ahora, no pierde su esencia. "Yo soy burrero, pero el haras ya está armado y hay que trabajar con las vacas. En Córdoba, con los que nos gustan las carreras tenemos un grupo de WhatsApp que se llama 'Viva el verso'.", cuenta entre sonrisas el más joven de la familia Grimaldi, que para el turf está bien lejos de cualquier peligro de extinción.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?