Suscriptor digital

La Argentina le dio a Japón consejos para organizar la próxima cumbre del G-20

Lombardi recibió al embajador Noriteru Fukushima
Lombardi recibió al embajador Noriteru Fukushima Crédito: Twitter
experiencia. Llegó al país una misión nipona y el embajador Fukushima se reunió con Lombardi; interés por la gala del Colón
Bianca Pallaro
(0)
25 de enero de 2019  

La llegada en avión de los líderes, el feriado nacional y el espectáculo del Colón son solo algunas de las inquietudes que Japón conversó con la Argentina sobre la Cumbre del G-20 que se celebrará en Osaka en junio de 2019.

Si bien no hubo una ceremonia formal de transición presidencial, la semana pasada nuestro país recibió a una comitiva oficial de siete funcionarios japoneses en busca de consejos y opiniones y Hernán Lombardi, ministro a cargo de la unidad técnica del evento, se reunió con el embajador de Japón en la Argentina, Noriteru Fukushima.

"Quedamos en pasarle una serie de datos sobre la demanda de aviones. Ellos se quedaron asombrados porque pensaban que había un avión por delegación, pero hubo algunas que trajeron hasta diez", explicó Lombardi a LA NACION.

Reveló además que el gobierno japonés "no quiere decretar feriado ese día". "Nosotros les dijimos que cuando se analizan los peligros, los protocolos de seguridad y los cortes de calles que exige cada país, se advierte que es imposible el traslado de un líder en un día normal", sostuvo.

Otro eje central del intercambio bilateral fue el interés japonés por el espectáculo del Colón. "Shinzo Abe, el primer ministro de Japón, y su esposa quedaron muy impactados, y como su oficina también está involucrada en la organización les interesaba mucho este tema. Más allá del encuentro, que no es replicable, tenían dudas sobre los criterios que utilizamos", dijo Lombardi.

Al ser consultado sobre qué hubieran modificado del foro internacional que se realizó en la Argentina, surgió la temática de hospedaje y visitas avanzadas. Se le aconsejó a la delegación japonesa evitar que las delegaciones convivan en los hoteles con turistas.

"Trajo un trastorno adicional para el pasajero que se tuvo que adaptar a la vigilancia, factibilidad de los accesos, logística y otros detalles particulares que conviene prevenir con anticipación", precisó.

La delegación japonesa estuvo compuesta por funcionarios del gobierno de la ciudad, la prefectura de Osaka e integrantes del comité organizador. Recorrieron todos los lugares claves de la cumbre de 2018: desde Costa Salguero y Parque Norte hasta el Teatro Colón, por haber sido la sede de la actividad cultural para líderes. Los visitantes también se reunieron con miembros de los ministerios de Transporte y de Seguridad y recorrieron el Malba y Villa Ocampo.

Recomendaciones

Lombardi y el embajador de Japón se reunieron anteayer en el restaurante Osaka, de esta ciudad.

Allí, el ministro argentino sugirió que las visitas de avanzadas, que en el país se realizaron dos meses antes de la cumbre, se hicieran por lo menos con tres meses de anticipación. "Nosotros le dijimos que en esas visitas llegaron en total más de 1000 personas, entre todas las delegaciones. Son muy cruciales y las exigencias de los países se vuelven mucho más concretas, por lo que conviene que se hagan con mayor anterioridad".

La unidad técnica que coordina el ministro Lombardi se cerrará a principios de marzo. Actualmente la integran diez personas, que se encargaron de recibir a la delegación japonesa.

Entre las distintas medidas específicas que llevaron adelante durante la transición presidencial del G-20, por primera vez hubo un traspaso institucional de redes sociales. Las cuentas @g20org, que la Argentina creó en distintas plataformas, ahora las administra Japón. Todos los seguidores de la cumbre anterior ahora tendrán acceso a las publicaciones japonesas.

El próximo avance será el 19 de febrero, cuando llegue a la Argentina el secretario general de la Unidad G-20 de Japón, Takeshi Akahori. Recibirá un exhaustivo documento, con carácter de manual técnico, que preparó la presidencia argentina y que contiene todo el planeamiento y la administración del G-20.

El informe repasa las actividades de los grupos de trabajo, las reuniones ministeriales y, por supuesto, la cumbre, que incluye también el programa de acompañantes y el acto cultural. El único que podrá acceder a este informe, además de Japón, es Arabia Saudita, quien será el anfitrión en 2020 y, según informaron en la Presidencia, ya realizó consultas a la Argentina.

La relación bilateral trasciende el foro internacional, ya que Osaka será anfitrión de la Exposición Mundial en 2025, al igual que la Argentina en 2023. La administración de Lombardi ya envió una nota para construir una mesa permanente de cooperación y colaboración.

"El nivel de relación entre la Argentina y Japón es altísimo. Macri y Abe se reunieron cinco veces en los últimos dos años. Se hizo la visita presidencial a Japón, la visita oficial de Abe a la Argentina, el encuentro durante el G-20, la celebración de los 120 años de relaciones diplomáticas en el CCK y se juntaron en Sudáfrica. Es una relación muy importante, que nosotros empujamos", concluyó el ministro.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?