Suscriptor digital

Huracán volvió al triunfo ante Rosario Central y se mantiene cerca de la punta

Argentina Superliga
  • 2
Huracán

Huracán

  • Andrés Roa /
  • Lucas Barrios
  • 1
Rosario Central

Rosario Central

  • Germán Herrera
Matías Baldo
(0)
26 de enero de 2019  • 09:00

Huracán derrotó 2 a 1 a Rosario Central este sábado, por la fecha 16 de la Superliga. El Globo se impuso con tantos de Andrés Roa y Lucas Barrios, mientras que el descuento vino por intermedio de Germán Herrera.

La historia de hadas con la que Antonio Mohamed sueña como desenlace de su cuarto ciclo en Huracán tuvo su primer capítulo feliz: después del empate en el debut frente a San Lorenzo en el postergado clásico, el Globo venció a Rosario Central por 2-1 en el Tomás Adolfo Ducó y argumenta la ilusión de mantenerse en la lucha por la Superliga, tercero con 30 puntos.

El desorden ofensivo fue el antídoto perfecto para un Rosario Central que, especialmente durante el primer tiempo, lejos estuvo de mostrarse como un equipo de Edgardo Bauza, quien en la noche de su cumpleaños se lamentará por una actuación deslucida. El reinante campeón de la Copa Argentina, reforzado con Fabián Rinaudo, Jarlan Barrera y Claudio Riaño además de los regresos de Jonas Aguirre y Diego Becker, se presentó en Parque Patricios en un semestre en el que tendrá múltiples desafíos: disputará la Supercopa Argentina frente a Boca y participará de la Copa Libertadores, certamen en el que debutará el próximo 6 de marzo frente a Gremio por el Grupo H.

Lucas Barrios festeja el segundo de Huracán
Lucas Barrios festeja el segundo de Huracán Fuente: LA NACION - Crédito: Santiago Filipuzzi

Huracán demostró durante la primera mitad el poder del peligroso tridente que conforman Andrés Roa, Lucas Gamba y Lucas Barrios. "Se establece un desorden ofensivo que hace que el rival no te pueda encontrar. Contra tanto orden, esa es la forma de desarticular las estrategias rivales", había reflexionado Mohamed en una entrevista con LA NACION hace una semana. Con la conducción de Saúl Salcedo, el zaguero paraguayo de buen pie que se afianzó en el fondo Quemero, Huracán empezó a encontrar espacios con las proyecciones de Cristian Chimino por la derecha y el movimiento pendular de Gamba.

Roa, el crack colombiano que se consolida como una de las figuras del torneo local, inauguró el marcador con un golazo: robó en tres cuartos del campo rosarino, corrió treinta metros con una lesión a cuestas, desdibujó a Jeremías Ledesma con una gambeta y definió sin oposición. Tres minutos después debió ser reemplazado: lo retiraron en camilla bajo una lluvia de aplausos y en el entretiempo se llevó la ovación de la hinchada a modo de homenaje.

Fuente: LA NACION - Crédito: Santiago Filipuzzi

Lucas Gamba, otra de las figuras del Globo, le sirvió el segundo a Lucas Barrios después de una contra que nació de un pelotazo de Iván Rossi desde la puerta del área de Huracán. Desairado el fondo de los rosarinos, el frenético cambio de ritmo de Gamba le permitió escaparse ante una defensa que retrocedía enloquecida. Barrios solo tuvo que empujarla para concretar el día que habrá soñado en interminables oportunidades durante sus días en las inferiores de Huracán: ante Central marcó su primer gol en primera del Globo.

En el segundo tiempo, el Globo cedió la iniciativa y Rosario Central alimentó una ilusión que parecía lejana gracias al taco de Germán Herrera, quien se encontró con un rebote de Antony Silva tras despejar un cabezazo de Oscar Cabezas. Envalentonado, Rosario Central insistió ante un Huracán que ocupaba espacios en campo propio y se sostenía gracias a la buena actuación de Silva, quien repitió su auspicioso debut frente al Ciclón.

Rosario Central fue en busca de un empate que nunca llegó. El travesaño se lo negó a Agustín Allione, quien estrelló un tiro libre lejano en el palo. En el final solo hubo tiempo para que Néstor Ortigoza, hostigado por la gente de Huracán desde el calentamiento, y Federico Mancinelli se fueran expulsados después de una gresca que comenzó tras un pelotazo del cinco campeón de la Copa Libertadores con el Ciclón a Walter Pérez.

Fuente: LA NACION - Crédito: Santiago Filipuzzi

Huracán, de mayor a menor en su rendimiento, consiguió el primer triunfo de la era Mohamed y enterró un mercado de pases convulsionado. "Los técnicos se van, los jugadores pasarán", bajó desde la tribuna Oscar Ringo Bonavena para alentar a un equipo que se ilusiona con un nuevo cuento de hadas.

El 1-0 de Huracán

El 2-0 de Huracán

El descuento de Central

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?