Suscriptor digital

Cómo es el portafolio de Marcelo Otermin

Responsable de Inversiones de ICBC Investments
(0)
27 de enero de 2019  

Un año que presenta riesgos y oportunidades Este año se presenta como un escenario dicotómico: hay grandes riesgos y oportunidades. El portafolio tiene que tener la flexibilidad para poder adaptarse al cambio de escenario. La expectativa de la Reserva Federal de reducir a dos los incrementos de tasas para 2019 en vez de tres, le ha quitado un poco de presión a la falta de liquidez para emergentes. El riesgo político producto de las elecciones ha contribuido a incrementar la prima de riesgo país hasta 700 puntos, cuando debería ubicarse en 500/550 para la política económica actual. Si bajara el riesgo político hay un gran potencial para bonos y acciones. La política monetaria genera una tasa de interés real muy positiva y el tipo de cambio, aun con alguna apreciación desde septiembre, todavía está en niveles neutrales.

Una cartera con fuerte apuesta a la parte en pesos En este contexto, pensamos en un portafolio de riesgo medio, con 65% en pesos y 35% en dólares. Para la parte de pesos, destinamos un 20% del portafolio a depósitos a plazo fijo, preferentemente a plazo largo, si se consigue buena tasa; 15% en fondos de renta fija en pesos de corto plazo, que tienen importante inversión en Lecap, fideicomisos financieros y obligaciones negociables de buena calidad crediticia; 20% lo asignamos a fondos de renta fija en pesos de mediano plazo, con inversiones en obligaciones negociables que dan rendimientos cercanos a tasa Badlar más 8%, fideicomisos financieros y títulos públicos en pesos a tasa flotante, y por último un 10% en fondos de acciones argentinas, con la expectativa de un escenario positivo que permita aprovechar la caída de precios del último año.

La porción en dólares, con miras en el aval del FMIPor su parte, para la porción asignada a dólares, preferimos un 25% en fondos que invierten principalmente en LETE y títulos públicos con vencimiento hasta 2020, que se encuentran cubiertos por el financiamiento del FMI, y bonos chilenos, mexicanos y de Estados Unidos con buena calidad crediticia. También un 10% en fondos de acciones brasileñas con la expectativa de que Bolsonaro pueda avanzar con su programa de reformas para corregir los desequilibrios macro y afianzar el crecimiento.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?