Suscriptor digital

Tiger Woods volvió a mostrar que las canchas "fáciles" no le sientan, en su debut en 2019

Como siempre, Tiger es la atracción; su sola presencia incrementa todos los rubros de asistencia
Como siempre, Tiger es la atracción; su sola presencia incrementa todos los rubros de asistencia Fuente: AP - Crédito: Denis Poroy
(0)
25 de enero de 2019  • 23:59

La decisión de Tiger Woods de debutar en 2019 en el Farmers Insurance Open, en Torrey Pines, se parece a la que tomó hace poco Juan Martín del Potro, que eligió el torneo de Delray Beach para regresar a la competencia tras la fractura de la rótula derecha. Tiger ha ganado siete veces el certamen que se juega en San Diego, California, y aquí alcanzó una de sus conquistas más recordadas en un major, la del US Open 2008. Del Potro se impuso una vez en Palm Beach, pero en dos oportunidades aquel campeonato fue el que le dio la bienvenida al circuito tras sendas operaciones de muñeca.

Ayer, en la segunda vuelta, a Tiger le tocó el campo Norte (Torrey Pines tiene dos trazados, el otro es el Sur), pero pese a que resulta para todos el más fácil, no pudo dominarlo, sobre sus greens. Ya se sabe que las canchas "sencillas" no son sus preferidas, que en las dificultades que ofrece cada torneo se siente a gusto, resolviendo los problemas que aquejan a la mayoría. "Estuve bien del tee al green, cometí escasos errores allí, pero no pude embocar para completar", dijo Woods luego. "Pegué buenos putts, parecía que iban bien dirigidos, pero hubo varias pelotas que besaron el borde y salieron; creo que pude haber terminado 5 o 6 bajo par".

Al igual que en la primera jornada, el californiano anotó 70 golpes (-2), con lo que suma 140 y está compartiendo el puesto 48º. El año pasado, Tiger Woods había retornado al PGA Tour tras sus sus operaciones en la espalda y sus conflictos anímicos, entró en el calor del máximo nivel de golf de a poco, con muy buenas actuaciones que no le redituaban triunfos, hasta que en septiembre, en el Tour Championship, alcanzó la 80ª victoria de su carrera.

De los tres argentinos en este torneo seguirán dos el fin de semana, Julián Etulain (138 y -6), que hizo una notable vuelta ayer con 5 bajo el par, y Emiliano Grillo , que suma 141 (-3) y, al revés del jugador de Coronel Suárez, tuvo más problemas el viernes: presentó una tarjeta de 74 (+2), mientras que el jueves había anotado 67 (-5). Etulain jugó en la cancha Norte la segunda rueda y el chaqueño, en la Sur.

El que no pudo superar el corte fue Fabián Gómez , que finalizó con 143 (-2) y no le alcanzó con un buen comienzo el jueves, cuando metió metió siete birdies y dos bogeys, pero ayer, con seis bogeys y dos birdies (76 y +4), se vino abajo en el tablero y no pudo superar el límite para jugar sábado y domingo por un golpe.

Es líder del Farmers Insurance el inglés Justin Rose , ganador de la última FedEx Cup , que hizo 129 (-15) y aventaja por tres golpes al japónés Hideki Matsuyama.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?