Suscriptor digital
srcset

Cuatro piletas soñadas para hacer del jardín un paraíso

(0)
3 de febrero de 2019  • 22:46

El agua refleja, refresca, crea ilusiones ópticas, calma la mirada, relaja. El agua, como punto de partida del proyecto de la arquitectura o el paisajismo, nos somete a un análisis de cómo utilizar este recurso para enriquecer la propuesta desde la estética y sacar provecho de sus cualidades físicas. Los diferentes diseños de piletas que presentamos nos amplían el abanico de posibilidades, dan ideas originales y destacan el agua como protagonista del jardín. La tecnología contribuye con el mantenimiento y su sostén en el tiempo.

Espacio Continuo

La pileta es el corazón del proyecto, el agua coloniza toda la superficie libre entre la casa y el quincho. La elección pasó por estudiar las líneas predominantes y los ejes geométricos de los dos lotes que se unen por el sector posterior en forma oblicua. Las visuales desde el comedor y el estar, más el quincho y la galería, se integran plenamente a la piscina, que funciona como una vasija contenedora. Se generó una caja en el remate de esta con la triple función de alojar el equipamiento de pileta, contener una cascada y generar del otro lado un bar y un solárium adicional. Para mejorar aun más esta condición se planteó una línea de fuego que es, además, un gran macetero por sobre la caja, revestida en granito negro. Los solados fueron resueltos con mármol travertino. El revestimiento interior continuo se realizó in situ con mismo tono que el solado.

Fuente: Jardín - Crédito: gentileza Alejandro Peral y Luis Abregú

Sobre la expansión de la galería, se armó una playa húmeda que los más chicos disfrutan a pleno. Al hidromasaje se le colocaron bombas especiales que generan un efecto de desborde. En la salida del balcón de la suite se sumó una tina. La arquitectura contiene la pileta en tres lados, y para recibir sol por más tiempo el lado Norte se limitó con un cerco vivo. Así se logró la intimidad deseada en el área. Se agregó un deck solárium de madera de polímeros recuperados que, por su posición y altura, arma un lugar de fuego lateral al agua, y hundido respecto del nivel de la casa.

Fuente: Jardín - Crédito: gentileza Alejandro Peral y Luis Abregú

Vanguarda Arquitectos. Arq. Alejandro Amoedo + Arq. Julieta Pérez.

Entrar afuera

La arquitectura en una planta con forma de ele aloja a la pileta contenida por un gran solárium de deck de lapacho. La premisa fue poder visualizarla desde todos los ángulos. El agua refleja el cielo y el paisaje circundante como un espejo, efecto que fue logrado con la selección del color gris oscuro del revestimiento interno.

Fuente: Jardín - Crédito: Inés Clusellas

El diseño de la pérgola, que beneficia con la proyección de sombra a toda el ala de los dormitorios con salida directa hacia este sector, fue resuelto con una dinámica disposición de los travesaños de madera, sin columnas para no interferir con las visuales hacia el exterior.

Un añoso liquidámbar como remate final junto con el cerco siempre verde de ligustro texano consolidan el mejor telón de fondo para valorar la continuidad de lo natural.

La galería continua, como expansión del estar y comedor, equipada para disfrutarla durante todo el año, posee una perforación circular en el techo por donde se asoma un Jacaranda mimosifolia.

El lateral de la pileta que linda con el jardín fue resuelto con desborde infinito, que otorga fluidez. Las tablas de lapacho del deck fueron cortadas a 45 grados para llegar más cerca del agua y simplificar los encuentros de materiales, evitar cruces y no competir con la trama de la pérgola. El revestimiento oscuro de la pileta se realizó in situ, con cemento, cuarzo, mármol, polímeros y aditivos.

Fuente: Jardín - Crédito: Inés Clusellas

Arq. Rafael Cash. Arq. Ximena Fontán Balestra. Paisajismo: Alejandra de Dominicis.

Agua y fuego

La forma simple de la pileta -que se hizo en el mismo nivel del jardín- se enriqueció incorporando el recurso de desborde hacia el sector del fogón, creando una pequeña cascada que suma sonido y frescura. Agua y fuego confluyen en este sector que aprovechó el desnivel del terreno. El lateral de la pileta de hormigón posee un nicho de hierro artesanal de 5 metros de largo que se usa de leñero.

Fuente: Jardín - Crédito: Inés Clusellas

El área de solárium y borde de pileta fueron resueltos con deck de cemento premoldeado. Se dispusieron reposeras oversized Justina (Flora Home Bs. As.) en guayubira maciza y se dejaron sin tratar para que envejezcan en gris con el paso del tiempo. Se accede al espacio del fogonero a través de una escalera de quebracho. Allí se logró crear un espacio íntimo, de encuentro con amigos y familia, recubierto con granza color crudo.

Fuente: Jardín - Crédito: Inés Clusellas

Flora Home Bs. As. Arq. Saturnino Armendares.

Tres elementos

La "Casa 3 elementos" es una vivienda unifamiliar de 150 m² situada en Río Ceballos, Córdoba. Está implantada en un terreno que presenta una geometría irregular y una topografía accidentada, típica de la zona de Sierras Chicas. El concepto arquitectónico deviene de una búsqueda por lograr lo simple, sin caer en la simpleza.

Fuente: Jardín - Crédito: Gentileza Gonzalo Perrote y Eugenia Mesa

La casa cuenta con dos ingresos: el ingreso cotidiano se da por la parte baja del lote, mientras que el ingreso principal se presenta en la parte superior. El nivel de la calle está por encima de la cubierta, la cual actúa como una gran plaza-mirador de recepción, desde donde se aprecia una imponente visual hacia las sierras y hacia la ciudad de Córdoba. Esta cubierta de hormigón armado se inunda y surge así la pileta baja tipo playa húmeda, de 20 cm en un sector y con mayor profundidad en otro, lo que aporta equilibrio térmico y energético en el interior, a bajo costo y respetando el ámbito natural.

Fuente: Jardín - Crédito: Gentileza Gonzalo Perrote y Eugenia Mesa

Como respuesta a una pendiente de 15 m entre los extremos del lote y a un ancho de 13 m, se propuso una viga Vierendeel con un extremo encastrado en la montaña. Así, se genera un tubo de hormigón armado, visto, en cuyo interior se aloja el programa arquitectónico de una vivienda para una pareja. Se usaron materiales nobles en bruto, desnudos, que expresan su naturaleza y generan una relación respetuosa con el entorno. Además de hormigón, se utilizó piedra del lugar, madera y vidrio.

Arq. Agustín Lozada. Ejecución de obra: Orange Obras Civiles

Texto: Eugenia Anaya

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?