Suscriptor digital

Guaidó desafía a Maduro con otra protesta y un guiño a los militares

Fuente: AFP - Crédito: Federico Parra
En un acto público, el dirigente opositor convocó a una movilización para la semana próxima y promovió un acercamiento con las Fuerzas Armadas; el chavismo recibió golpes financieros desde el exterior
Daniel Lozano
(0)
26 de enero de 2019  

CARACAS.- Decidido a hacer de la presión asfixiante un arma, Juan Guaidó , presidente encargado de Venezuela , aumentó ayer su desafío contra Nicolás Maduro al convocar a una segunda marcha nacional, mientras mantiene la mano tendida a los militares. Desde el exterior también le llegaron buenas noticias financieras: el Banco de Inglaterra escuchó la solicitud de la Asamblea Nacional y decidió frenar la repatriación a Caracas de 14 toneladas de oro, valoradas en 1500 millones de dólares. El desafío continúa, a pesar de la creciente censura en los canales y las radios del país, a los que se les prohibió informar sobre el nuevo líder opositor. De momento, Guaidó mantiene su luna de miel con los opositores al chavismo.

"Nos despertamos de la pesadilla", clamó Guaidó ante cientos de personas en su reaparición pública tras la juramentación del miércoles pasado. "En el Palacio de Miraflores creen que este movimiento se desinflará; los que usurpan los círculos de poder creen que nos vamos a cansar. Aquí hay gente en la calle para rato", se jactó Guaidó, para dejar claro que no piensa dar ni un paso atrás.

Fuente: AP

La oposición anunciará mañana el día elegido de la semana próxima para volver a las calles, después de recuperar el apoyo popular. Su liderazgo ya cumplió los tres primeros puntos de su hoja de ruta: mantener la presión internacional, unir a la oposición y recuperar la confianza de la gente. Ahora falta el más difícil: seducir a las Fuerzas Armadas. "Hermanos, es con ustedes. Llegó el momento de ponerse del lado de la Constitución, de respetar al pueblo", dijo Guaidó.

Los reiterados cantos de sirena al Ejército ya han provocado los primeros diálogos entre ambas partes, según adelantó LA NACION. Para seguir avanzando es necesario, según los consejeros de la oposición, apartar uno de los principales obstáculos. "Es hora de que salga Cuba de las Fuerzas Armadas. Es hora de que salgan los cubanos y se retiren de los puestos de decisiones", reclamó Guaidó.

La oposición propuso a sus seguidores que hoy se realicen asambleas populares por todo el país para honrar a sus víctimas mortales, al menos 26 en solo cuatro días, todas ellas alcanzadas por balazos. En la primera semana de protestas en 2017 solo había caído asesinado el joven Jairo Ortiz.

Fuente: Reuters - Crédito: Carlos Garcia Rawlins

Para mañana se pretende que los ciudadanos se acerquen de forma pacífica a los militares en cuarteles y comandancias para extenderles la mano. "Le quiero decir algo a todos los funcionarios: aquí se protege a la gente. Todo aquel funcionario que quiera ponerse del lado de la Constitución será bienvenido", sentenció el dirigente de Voluntad Popular. Queda por ver cómo reaccionará la opinión pública a la emisión de videos con extraños montajes en los canales públicos, una clásica operación bolivariana contra dirigentes de la oposición.

El despliegue del antichavismo no solo es popular, también es económico. Y también consigue victorias muy sonoras. Julio Borges, expresidente del Parlamento exiliado en Bogotá, confirmó la noticia adelantada por la agencia Bloomberg: el Banco de Inglaterra decidió negar la retirada de oro venezolano, equivalente a 1200 millones de dólares, solicitada por Caracas. Se trataría del primer congelamiento de activos reclamado por el Parlamento, una tarea en la que han trabajado durante meses algunos de los dirigentes opositores en el exterior, con Borges a la cabeza.

La segunda estocada sería la elección de los nuevos directivos del petróleo, tanto de Pdvsa como de Citgo, su filial en Estados Unidos, que cuenta con más de 6000 gasolineras en aquel país. Los colaboradores de Guaidó también confirmaron que se propone nombrar un nuevo representante de Venezuela ante el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), institución que lo reconoció como presidente encargado del país, para conseguir financiamiento.

Crédito: Diego Herculano/DPA

"Al BID podríamos mandar un delegado en el corto plazo. Probablemente ahí podemos encontrar fondos para el Plan País", concretó el presidente encargado. El Plan País contempla una inversión millonaria que llegaría desde el exterior, una especie de Plan Marshall. La siguiente institución en el punto de mira de la oposición es el Fondo Monetario Internacional (FMI), al que se piensa acudir para financiar el gobierno provisional que en estos momentos teje el líder opositor.

En tanto, mientras Maduro se declaró ayer dispuesto a reunirse con el líder opositor, casi en simultáneo Guaidó aseguró que no se prestará para un "falso" diálogo.

"Estoy comprometido con el diálogo nacional. Hoy, mañana y siempre estaré comprometido y listo para ir donde haya que ir. Yo, personalmente, si tengo que ir a encontrarme con este muchacho [Guaidó] voy", dijo Maduro.

Ante cientos de seguidores en la Plaza de Chacao (este de Caracas), Guaidó rechazó negociar, al referirse a iniciativas planteadas por México y Uruguay. "La represión, cuando no les da resultado, se convierte en falso diálogo. Debe tener muy claro el mundo y este régimen: pa'falso diálogo aquí nadie se presta", advirtió.

Si algo está claro tras cumplirse 21 días de la llegada de Guaidó a la presidencia parlamentaria y 16 de la polémica toma de posesión de Maduro es que, por primera vez en el tablero venezolano, la iniciativa la llevan otros. Tanto es así que Maduro asegura ahora que su rival, hasta hace poco un "muchacho pajúo" (bobo), es ahora un "agente del gobierno de Estados Unidos en Venezuela".

"Lo formaron como agente y lo metieron en la política. No tiene capacidad autónoma de pensar y decidir", dijo el presidente chavista.

Presionado como nunca en el continente y con la Unión Europea (UE) otorgándole un ultimátum de ocho días para que convoque a elecciones democráticas (ver aparte), el jefe del Estado agradeció como nunca a sus aliados Rusia, China y Turquía su "apoyo decidido".

Ayer se develó en medios estadounidenses que desde Rusia han llegado a Venezuela 400 contratistas militares privados, que realizan misiones secretas para Moscú. Se cree que formarán parte de la seguridad presidencial cuando esta siempre estuvo conformada por militares venezolanos y cubanos, una iniciativa que ha causado extrañeza entre quienes dudan del absoluto respaldo de los militares al gobierno bolivariano.

"Tenemos una Fuerza Armada Bolivariana en el más alto nivel profesional para defender la soberanía, la independencia y la Constitución. ¡Prepárense para defenderla!", reclamó el jefe bolivariano. Maduro no solo arengó a sus generales, también lo hizo con el pueblo chavista: "Hago un llamado a la rebelión popular contra el golpe de Estado. Calle y más calle, democracia y más democracia, paz y más paz. Estaremos en paz, pero siempre preparados". Una rebelión popular que, de momento, solo existe en la otra trinchera.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?