Suscriptor digital

En la ONU, Estados Unidos y Rusia se vuelven a cruzar por la crisis en Venezuela

El canciller de Venezuela y los enviados de Rusia y Estados Unidos, en el Consejo de Seguridad
El canciller de Venezuela y los enviados de Rusia y Estados Unidos, en el Consejo de Seguridad Fuente: Reuters - Crédito: Carlo Allegri
(0)
26 de enero de 2019  • 13:47

NUEVA YORK.- La tensión entre Estados Unidos y Rusia volvió hoy al Consejo de Seguridad de la Organización de las Naciones Unidas con la crisis en Venezuela como eje de su último enfrentamiento.

En una sesión con una clara grieta entre los gobiernos que respaldan a Nicolás Maduro y los que reconocen el gobierno interino declarado por el opositor Juan Guaidó, Moscú acusó a Washington de querer "orquestar un golpe de Estado" contra el régimen bolivariano, mientras el enviado de Donald Trump llamó a todos los países a unirse "a las fuerzas de la libertad".

"Venezuela no supone una amenaza para la paz y la seguridad. En algún caso lo que representa una amenaza para la paz (...) es el intento de Washington de orquestar un golpe de Estado", lanzó el embajador de Rusia Vassily Nebenzia en una sesión especial del Consejo de Seguridad de la ONU, en la que está presente el canciller venezolano, Jorge Arreaza.

El embajador ruso denunció "una injerencia flagrante" de Estados Unidos en Venezuela, que solo busca "un cambio de poder" en el país a través del "juego sucio". "Estados Unidos no ha cambiado en nada su forma de ver a América Latina, su zona de interés exclusiva, el patio trasero donde pueden hacer lo que les dé la gana", afirmó.

Un proyecto de Estados Unidos en el Consejo de Seguridad para otorgar "un apoyo pleno" a la Asamblea Nacional dirigida por Guaidó fue bloqueado esta mañana por Rusia y China. Moscú intentó inclusive bloquear la sesión del Consejo, pero solo lo apoyaron China, Sudáfrica y Guinea Ecuatorial, mientras que nueve países aprobaron la discusión.

"Que cada nación elija de qué lado está"

Por su parte, el secretario de Estado norteamericano, Mike Pompeo, acusó a Maduro de liderar "un Estado mafioso ilegítimo" y denunció que "muchos venezolanos se están muriendo de hambre" debido a "un experimento socialista que provocó un colapso de la economía".

El secretario de Estado de EE.UU., Mike Pompeo, llamó a todos los países a unirse a "las fuerzas de la libertad"
El secretario de Estado de EE.UU., Mike Pompeo, llamó a todos los países a unirse a "las fuerzas de la libertad" Fuente: AP - Crédito: Kevin Hagen

"Ahora es el momento para que cada nación elija de qué lado está. No más atrasos, no más juegos. O estás con las fuerzas de la libertad, o estás en la liga de Maduro y su caos", dijo Pompeo.

El gobierno de Trump fue el primero en reconocer a Juan Guaidó como presidente "encargado" de Venezuela, tras su "jura", el pasado miércoles. Detrás lo hicieron la mayoría de los países de la región, como la Argentina, Brasil y Colombia. En cambio, Rusia y China, ambas con poder de veto en el Consejo de Seguridad, se muestran leales al oficialismo, junto con aliados históricos de Caracas como Turquía, Bolivia, Cuba y Nicaragua. Otros, como México y Uruguay, proponen diálogo.

"Llegó la hora de apoyar al pueblo venezolano, de reconocer al nuevo gobierno liderado por el presidente interino Guaidó y terminar con esta pesadilla. No hay excusas", insistió Pompeo en el Consejo.

Pompeo también advirtió a Maduro que debe proteger a los diplomáticos estadounidenses en Venezuela, horas antes de que venza el plazo impuesto por el régimen bolivariano para que partan del país, orden que Washington ya anunció que no cumplirá.

"Déjenme ser 100% claro: el presidente Trump y yo esperamos que nuestros diplomáticos sigan recibiendo protecciones previstas bajo la Convención de Viena", dijo Pompeo. "No pongan a prueba a Estados Unidos en su resolución de proteger a nuestra gente".

El Reino Unido denunció en la sesión que "el socialismo de Maduro destruyó a todo el país", mientras Perú lamentó "la ruptura del orden constitucional que ha dado lugar a una grave crisis", que le ha llevado a acoger a 700.000 refugiados venezolanos.

Poco antes de la reunión, España, Alemania, Francia y el Reino Unido endurecieron el tono y lanzaron un ultimátum coordinado a Maduro, asegurando que reconocerían a Guaidó como "presidente" de Venezuela si no se convocaba a elecciones en ocho días.

La Unión Europea anunció asimismo que "tomará medidas" si no se realizan elecciones "en los próximos días", aunque algunos países como Grecia siguen apoyando a Maduro.

Agencia AFP

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?