Suscriptor digital

Sub 20: El calor, un enemigo silencioso que desató quejas y encendió las alarmas

Los chicos argentinos combaten el calor
Los chicos argentinos combaten el calor Fuente: LA NACION - Crédito: @Sub20Chile2019
Alberto Cantore
(0)
27 de enero de 2019  • 23:59

RANCAGUA, Chile.- Los meteorólogos señalan que la ola de calor empezará a retraerse, aunque para las delegaciones apenas se tratará de un alivio. No se repetirán las temperaturas que se produjeron durante el fin de semana, cuando el termómetro fijó picos de 38° C, pero la media no caerá más abajo de los 30°. El Sudamericano Sub 20 desandará, a partir del martes, el hexagonal final, la etapa decisiva del torneo, la que consagrará al campeón y a los tres restantes seleccionados que se clasificarán al Mundial de Polonia; también la que entregará tres plazas para los Juegos Panamericanos de Lima. Con la primera jornada de tres encuentros que recibirá el estadio El Teniente, esta fue la sede del Grupo A, donde Venezuela marcó el pulso por encima de Brasil y de Colombia, pero también un nuevo examen para un calendario que recibió críticas.

La Argentina disputó tres de los cuatro partidos en el primer turno en el Grupo B, en Talca y Curicó, y a excepción del juego con Uruguay, que se retrasó para las 20.45, debido a la televisación del sorteo de la Copa América, los árbitros debieron detener el juego para que los juveniles se hidrataran, debido al calor agobiante. "La temperatura afecta a todos por igual, pero eso no significa que debiera reverse el tema de los horarios. En nuestro caso, el sorteo nos mandó a jugar cuatro partidos en 96 horas y eso no es cuidar a los juveniles", señaló el director técnico Fernando Batista, que recogió las críticas de Gabriel Heinze sobre la organización del certamen. "No se puede jugar cada dos días. Yo agarraría a todos los entrenadores para no jugar el campeonato. Los reglamentos y las leyes los ponen gente que está en una oficina y creo que no han estado ni un minuto en el campo de juego", apuntó el DT de Vélez, que cedió a Francisco Ortega y Thiago Almada.

La delegación colombiana y ahora la uruguaya también se quejaron de los horarios de los partidos. El conjunto que eliminó al anfitrión Chile en el quinto minuto adicionado al tiempo reglamentario, elevó la voz porque sintió que la organización acomodó los horarios para que la Roja cierre cada jornada. El promedio de temperatura de los encuentros de Colombia tuvo un piso de 30° y un pico de 35°. Junto con la Argentina fue la selección que más partidos disputó en primer orden: tres. En la vereda opuesta estuvieron Chile y Uruguay, quienes siempre jugaron en el segundo turno, aunque los charrúas, campeones en Ecuador 2017, se manifestaron en desacuerdo porque abrirán las tres últimas jornadas desde las 17.10. Lo que Uruguay esconde es que el fixture era anterior y esa problemática se le presenta porque se clasificó en el tercer puesto del Grupo B.

"En los partidos, los jugadores están perdiendo el mismo peso que si jugáramos en la Argentina, entre un kilo y medio y dos, pero hay que tener en cuenta que el tiempo de recuperación de un partido a otro fue muy escaso y que la hidratación, tanto como la alimentación, fue un detalle sobre el que se puso mucho énfasis. Con estas temperaturas hay que evaluar la posibilidad de un golpe de calor, más si el chico perdió uno o dos kilos", le comentó el doctor de la delegación argentina, Fernando Rudi, a la nacion.

La preparación física fue otro foco de atención del cuerpo técnico que lidera Batista. "Los tiempos de descanso fueron tan importantes como los entrenamientos. Nosotros desde Buenos Aires les dijimos a los chicos que había horarios que se debían respetar, como la siesta. No es necesario que el chico duerma, pero sí que se relaje, que no gaste energías. No tuvimos ningún lesionado, tampoco jugadores con agotamiento muscular o físico, pero le dimos rodaje a todos los jugadores de campo", explica el profe Cristian Palandella, que dosifica con tareas regenerativas y ejercicios livianos -una entrada en calor y mucho juego con pelota- el plan de entrenamientos.

La Argentina fue una de las primeras delegaciones que alertó a la Conmebol acerca de la problemática de la alta temperatura. Cuando el presidente Claudio Tapia viajó para presenciar el debut con Paraguay se llevó el reclamo en sus oídos para que sea expuesto en la sede de Luque. "No es la manera de cuidar a los juveniles. En su mayoría juegan en primera, pero todavía son chicos en proceso de formación. No es la mejor carta de presentación que generamos para que los clubes europeos después nos cedan a los futbolistas para los campeonatos Sudamericanos", fue el mensaje que Tapia se llevó desde el cuerpo técnico para charlar con Alejandro Domínguez, la autoridad máxima de la Conmebol.

Una práctica al pie de la precordillera

RANCAGUA, Chile.- Al pie de la precordillera, a la altura de San Rafael, la selección desarrolló el primer entrenamiento en la que será su tercera sede en el campeonato Sudamericano Sub 20, después de fijar su búnker en Talca y trasladarse 60 kilómetros para jugar, cada 48 horas, en Curicó, durante la etapa de grupos. El estadio Municipal Julio Martínez, de Machalí, fue el espacio elegido por el cuerpo técnico, aunque la delegación dispone del Monasterio Celeste, el campo donde se entrenan los juveniles de O'Higgins. La cercanía, apenas 10 minutos demoró el micro desde el hotel Piedra Verde hasta la cancha, marcó el cambio de rumbo. El único futbolista que no se entrenó a la par del grupo fue Leonardo Balerdi, que se recupera del corte en los labios y la encía que le provocó el uruguayo Rodrigo

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?