Suscriptor digital

La gruta prodigiosa

Diana Fernández Irusta
Edición fotográfica: Dante Consenza
Edición fotográfica: Dante Consenza Fuente: Reuters - Crédito: Mussa Qawasma
(0)
28 de enero de 2019  

HEBRÓN, Cisjordania.- Es Hebrón, territorio de conflicto. Es Hebrón, y allá afuera están los controles policiales, los relámpagos de desconfianza, las múltiples memorias de violencia. También las callejuelas, las casas con sabor a centuria, los bazares. Y esta sobria maravilla en verde y azul. El sector de ventas de una fábrica de vidrio nos dice la información que acompaña la foto; una gruta prodigiosa, nos gusta soñar, amparados por las piedras que parecen asomar desde el techo, la rugosidad tosca de la pared del fondo. Desde tiempos romanos, el vidrio, sus productos y delicada realización fueron parte del paisaje de este trajinado rincón de la historia: esferas amables con la luz y frágiles como siempre lo es la belleza.

Allá afuera, la ciudad cuyo nombre demasiadas veces terminó empañado en sangre. Aquí adentro, el silencio macerado de siglos soñando otros modos de habitar el mundo.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?