Suscriptor digital

El Gobierno pide "reglas de convivencia" para moderar las internas provinciales

La Casa Rosada intenta evitar que las peleas "fratricidas" afecten la candidatura de Macri
Jaime Rosemberg
(0)
28 de enero de 2019  

El calendario electoral apremia y los postulantes se multiplican con velocidad en cada uno de los distritos en pugna. Ante esta realidad de fragmentación incontrastable, la cúpula de Cambiemos intenta ya no evitar las inevitables internas que se darán en algunas provincias claves, sino establecer "reglas de convivencia" que eviten una lucha fratricida que podría dejar flancos para la seguramente despiadada crítica opositora.

"Ya no pedimos que se eviten las internas. Queremos que se pongan de acuerdo en las reglas de esa interna o que acuerden qué es lo que van a medir las encuestas si todo se resuelve de ese modo", afirmó a LA NACION uno de los hombres de contacto diario con el presidente Mauricio Macri .

El encuentro del propio Presidente con los gobernadores de Cambiemos en Cumelén y el comunicado de la coalición emitido esta semana, en el que prohíben a los candidatos a gobernador ser luego postulantes a legisladores, van en el mismo sentido: "ordenar" a los propios, en momentos en los que muchos creen tener "su" oportunidad con el calor que brinda el poder a nivel nacional. "Todos quieren ser candidatos, y eso no puede ser", afirman en la mesa chica que rodea al Presidente.

Los cierres de listas ya están ahí, inminentes: a La Pampa (que cerró el 20 de diciembre y tendrá interna entre macristas y radicales el 17 del mes próximo) se suman San Juan (el jueves 31); Chubut y Entre Ríos (ambos el 16 de febrero), y Santa Fe (el 22 del mismo mes). De las cuatro, las dos primeras están ya resueltas con candidatos a gobernador (Marcelo Orrego en San Juan, Gustavo Menna en Chubut), aunque resta conocer la conformación de las listas a legisladores. Entre Ríos y Santa Fe, en cambio, son -junto a Córdoba- las que más preocupan a la Casa Rosada.

Precisamente en Córdoba el llamado del jefe de Gabinete, Marcos Peña, a que los radicales Ramón Mestre y Mario Negri "se pongan de acuerdo" acumuló postergaciones sucesivas por parte de los contendientes. El escenario parece allí cristalizado, con ambos candidatos sin intenciones de "bajarse", y dos sectores de Pro aparecen como antagónicos: uno, el de Héctor Baldassi, apoya a Negri, al igual que Elisa Carrió , mientras que el otro estaría más cerca de Mestre, pero no lo confirma porque sabe del deseo de Peña (y el del propio Presidente) de evitar la interna.

"El ideal es lo que pasó con la interna Michetti-Larreta, cuando Gabriela perdió y terminó jugando fuertemente en favor de Horacio", afirmaban el jueves cerca del Presidente, dando por sentado que la interna se llevará adelante finalmente en esa provincia, que aportó los votos necesarios para el triunfo de Macri en el ballottage de 2015. Mestre, el más alejado de la Casa Rosada, propuso en los últimos días "abrir" la fórmula una vez terminada la interna.

El "pacto de no agresión" también está lejos de alcanzarse en Santa Fe, donde José Corral, radical e intendente capitalino, tiene el aval de Peña para ser el postulante, aunque su correligionario Mario Barletta cuenta con el apoyo de Elisa Carrió. Hay además macristas sin intenciones de bajarse: Federico Angelini (titular de Pro en la provincia) y Lucas Incicco (diputado) aún están en carrera.

Y en Entre Ríos la posible candidatura a gobernador del ministro del Interior, Rogelio Frigerio, podría frenar la incipiente interna entre varios radicales (Pedro Galimberti, Atilio Benedetti) y el macrista Gustavo Hein. "Todo se terminará acomodando", afirma un vocero.

Estrategia

Al margen de los casos puntuales, cerca del Presidente aseguran que aún es "muy pronto" para definir el dilema esencial: la fecha de la elección en la provincia de Buenos Aires. "Hay tiempo y, además, María Eugenia [ Vidal ] es la primera en decir que todo tiene que estar subordinado a la estrategia nacional", afirmaron en la Casa Rosada.

Los recientes encuentros de Macri y Vidal (dos actos, encuentro en Olivos y hoy recorrida en Mar del Plata) son vistos como una muestra de "absoluta sintonía" más allá de lo pendiente.

De la estrategia en las provincias de Cambiemos hablaron también Peña, Frigerio y el secretario general de la Presidencia, Fernando de Andreis, con el gobernador de Jujuy, el radical Gerardo Morales, el miércoles, en Olivos. Morales, según fuentes cercanas, buscará su reelección en la misma fecha que los comicios nacionales, aunque los bajos números de Macri en el norte son un condicionante para la estrategia.

También el gobernador de Mendoza, Alfredo Cornejo, escuchó de boca del Presidente la necesidad de "priorizar" el triunfo de Cambiemos en las elecciones nacionales. Sin embargo, el también presidente de la UCR evalúa aún la posibilidad de no unificar las elecciones nacionales con las provinciales. "La decisión está en stand-by hasta marzo", dicen cerca del mandatario mendocino.

A diferencia de Jujuy, en Mendoza hay varios aspirantes a gobernador: los que avala Cornejo, como Martín Kerchner y Rodolfo Suárez, pero también el intendente de Luján de Cuyo, el macrista Omar de Marchi, y hasta el exvicepresidente Julio Cobos. También allí espera el Gobierno que prime la "cordura" y que las "reglas de convivencia" entre los aliados alcancen para no empañarle a Macri su campaña por la reelección.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?