Suscriptor digital

El gobierno de Macri calificó de "fracaso" la consulta y apuesta a un freno en la Justicia

Peña y Frigerio siguieron el desarrollo de la consulta; la presentación se hará con el escrutinio definitivo
Peña y Frigerio siguieron el desarrollo de la consulta; la presentación se hará con el escrutinio definitivo Fuente: Archivo - Crédito: Presidencia
Jaime Rosemberg
(0)
28 de enero de 2019  

El gobierno de Mauricio Macri siguió con atención ayer las alternativas de la consulta popular convocada por el mandatario riojano, Sergio Casas, con el indisimulado objetivo de poder competir por una nueva reelección .

Y más allá de los números finales, que daban un triunfo del sí a la enmienda constitucional y decretaban la derrota de la oposición a su iniciativa por el no (que no llegó al piso del 35 por ciento de los votos para rechazar la iniciativa), en la Casa Rosada y en los partidos que integran la coalición Cambiemos había una certeza compartida: el alto grado de inasistencia de los votantes (cercano al 60 por ciento del padrón) "deslegitimaba el proceso" e indicaba un "fracaso" del proyecto re-reeleccionista del mandatario peronista.

Radicales, macristas y "lilitos" estaban convencidos, al cierre de esta edición, de la necesidad de continuar con la vía judicial y volver a reclamar a la Corte Suprema por la "ilegalidad" de los comicios, una vez culminado el recuento oficial de votos, hacia mitad de esta semana, y si la Justicia provincial -como prevén- avala la postulación de Casas.

Informados

El jefe de Gabinete, Marcos Peña, y el ministro del Interior, Rogelio Frigerio, se mantuvieron informados sobre las alternativas de la elección a través de los dirigentes locales y algunos enviados desde Buenos Aires, como los diputados Marcelo Weschler (también interventor de Pro riojano) y Waldo Wolff.

A través del secretario general de Pro, Francisco Quintana, Peña dejó claro que la campaña en contra de la iniciativa de Casas había tenido éxito. "Aun imponiéndose el sí, quedó claro que son mayoría los riojanos que están en contra de un tercer mandato de Casas", afirmó Quintana a LA NACION cuando se iniciaba el recuento de votos.

Frigerio, en tanto, tuvo un ida y vuelta constante con el principal referente radical de la provincia, el senador nacional Julio Martínez, y el intendente de la capital, el peronista Alberto Paredes Urquiza, que pretenden competir por la gobernación.

Ya desde temprano, y descontando que Casas y la Justicia riojana se adjudicarían el triunfo, desde Cambiemos comenzaron a especular con una nueva presentación ante la Corte Suprema. "En el fallo del viernes aún no se había violentado la Constitución provincial, era un hecho hipotético. Ahora ese hecho ya se produjo, y hay razones para que esta consulta sea declarada nula", afirmó a LA NACION uno de los "enviados" del Gobierno a La Rioja.

En el texto de reclamo ante la Corte, que volverá a estar en manos del constitucionalista Ricardo Gil Lavedra , Cambiemos insistirá en reclamar por la ilegalidad del llamado de Casas a reformar la Constitución riojana. Recordará, además, las anteriores denuncias a la Justicia por compra de votos y el uso de dineros públicos mediante "prácticas clientelísticas" de Casas para torcer el destino de los comicios.

ADEMÁS

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?