La reforma laboral llegó al Congreso

La iniciativa oficial es fuertemente resistida por la CGT y por el PJ
(0)
20 de enero de 2000  

Con un frente de conflicto abierto con el sindicalismo y el rechazo que anticipó el PJ, el Gobierno envió ayer al Congreso el proyecto de reforma laboral.

El presidente Fernando de la Rúa insistirá en la iniciativa, que redactó el Ministerio de Trabajo, y que lo condujo a un enfrentamiento con la CGT, aunque los gremios retrocedieron en su amenaza de convocar a una huelga.

El titular de la CGT, Rodolfo Daer, llamó a una conferencia de prensa, en la que mostró su preocupación por la medida del Gobierno, que significará un recorte al poder sindical.

El titular de la cartera laboral, Alberto Flamarique, intentará vencer las resistencias de los legisladores del PJ durante su exposición, el martes próximo, en la Comisión de Legislación de Trabajo, que preside el diputado Carlos Passo (UCR-La Pampa).

Los legisladores de la Alianza iniciarán una ronda de consultas con empresarios y sindicalistas que serán convocados a la Cámara de Diputados.

El proyecto en cuestión prevé, entre otros puntos, la extensión del período de prueba (de uno a seis meses, con opción a renovarlo), la eliminación de los convenios colectivos de trabajo que datan de 1975 y la posibilidad de habilitar la negociación de nuevos convenios por empresa.

Además, está prevista la creación del Servicio Federal de Mediación y Arbitraje, que tendrá autonomía y autarquía financiera y que actuará en casos en que no se llegue a un acuerdo entre las partes.

Según pudo saber La Nación la extensión del período de prueba podría ser una moneda de negociación con la oposición, para acelerar la aprobación del proyecto.

Algunos legisladores de la Alianza, además, ya anticiparon que no están dispuestos a llevar ese lapso más allá de los tres meses.

El Gobierno rebajará el 12 % los aportes patronales a los empresarios que tomen empleados efectivos.

Principales puntos

  • Período de prueba: se propone llevarlo de uno a seis meses, con la posibilidad de extenderlo a un año.
  • Convenciones colectivas: se prevé la eliminación por dos años de los convenios de ultraactividad anteriores a 1975.
  • Convenios colectivos de trabajo: los que se establezcan en el futuro podrán ser por rama de actividad, sector; por profesión o región. Pero en última instancia, sólo se tendrá en cuenta lo acordado por empresa con la participación de un sindicato.
  • ADEMÁS
    Esta nota se encuentra cerrada a comentarios