Suscriptor digital

La ola de calor castiga a los animales en el campo

Las extremas temperaturas de los últimos días ocasionaron cientos de vacunos muertos
Las extremas temperaturas de los últimos días ocasionaron cientos de vacunos muertos
Mariana Reinke
(0)
29 de enero de 2019  • 14:53

Días difíciles para la hacienda, en especial los vacunos encerrados a corral y para el transporte de animales. Luego de las intensas lluvias que azotaron los campos, la ola de calor se hizo presente y dejó como resultado cientos de novillos muertos en distintos campos y feedlots como en camiones que van de las ferias de remates a los campos.

Los feedloteros están preocupados porque creen que el problema aún no terminó. "Está muy complicado el tema y todavía no terminó la ola de calor, estamos regando en este momento", se lamentó un productor.

En este sentido Juan Eiras, presidente de la Cámara Argentina de Feedlot (CAF) explicó que "son jornadas problemáticas y de alerta, donde algunos productores llamaron para tomar medidas precautorias".

Para Juan José Couderc, asesor en nutrición animal y propietario de la firma Morefeed, el problema no es solo el calor sino un conjunto de causas. "En realidad este verano no fue complejo, pero en estos cinco días se rompieron los termómetros", dijo a LA NACION.

El especialista contó que en general, las grandes mortandades se dan al principio del verano, cuando los animales no alcanzan a aclimatarse. "Ahora, en la mayoría de los feedlots los animales no están abarrotados, por lo que casi no hay hacinamiento y uno puede distribuir para que la hacienda esté más confortable", explicó.

Para Couderc, el estrés de los animales ya viene del transporte, por lo que las medidas deben reforzarse para esa hacienda nueva que llega al campo. "Los terneros que vienen de feria sufren más de los que ya están encerrados", aclaró.

Diego Obstrovsky tiene un feedlot con 8500 animales en Mayor Buratovich, al sur de la provincia Buenos Aires. Una de las causas que lo llevó a emplazar su negocio cercano al mar - 90 kilómetros de Bahía Blanca- fue que en verano si bien durante el día hace calor, por la noche el clima es fresco.

"No es un tema solo de calor sino que hay que adicionar la humedad ambiental. Nosotros no tuvimos pérdidas, igualmente todos los veranos seguimos un protocolo, como por ejemplo cambiar los horarios de trabajo, controlar que el agua esté limpia y fresca, pero sobre todo hacer un seguimiento de la hacienda más de cerca", explicó el empresario.

CLAVES PARA EL CUIDADO DE LOS ANIMALES

Según el asesor en nutrición, para sobrellevar estos días de extremo calor, los productores deben tomar ciertas precauciones. "Junto al estrés calórico se da un crecimiento de hongos tóxicos en el alimento por lo que se debe usar secuestrantes de toxinas; también es importante renovar el agua, que no tenga verdín y que los animales tengan fácil acceso al bebedero", aconsejó.

La acidosis es el desorden nutricional, que sucede de manera frecuente en los feedlots los días de calor. "Es importante seguir muy de cerca el patrón de alimentación, con poca comida por la mañana, solo un 35%, y por tarde noche el resto y sobre usar algún antiácido. Finalmente que la hacienda tenga sombra, que circule aire y largar los corrales más afectados al campo y de ser posible, regar los animales con un tanque cisterna", concluyó el experto .

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?