Suscriptor digital

Rami Malek habló de la mítica noche de copas de Lady Di y Freddie Mercury

Rami Malek, como Freddie Mercury, en una escena de la película que muestra la afición del artista por las grandes fiestas
Rami Malek, como Freddie Mercury, en una escena de la película que muestra la afición del artista por las grandes fiestas
(0)
29 de enero de 2019  • 18:10

Rami Malek está acariciando el Oscar a mejor actor, hazaña que solo puede equipararse en su carrera con el enorme premio en sí que es haberse transformado para la ficción en uno de los ídolos más admirados de la historia del rock: Freddie Mercury.

Tras alzar un Globo de Oro y un premio del Sindicato de Actores, el actor está a un paso de consagrarse con el premio de la Academia, que solo podría arrebatarle, tal como va la "tabla de posiciones" de la temporada de premios, Christian Bale con su extraordinaria composición de otro personaje de la historia: el ex vicepresidente de los Estados Unidos Dick Cheney.

Rami Malek, al recibir su SAG al mejor actor
Rami Malek, al recibir su SAG al mejor actor Fuente: Reuters

En un diálogo con la prensa tras la última gala, la de los premios SAG, el intérprete recordó algunas de las anécdotas que más le impactaron durante su estudio de la historia de la estrella de Queen. Una de ellas tiene que ver nada más y nada menos que con la princesa Diana de Gales. "Me contaron que una vez (Freddie Mercury) se llevó a la princesa Diana y la disfrazó como un hombre para ir con ella a un bar y así poder disfrutar de un momento de diversión sin que nadie se diese cuenta de que estaba allí", relató el actor en declaraciones a la revista People. No obstante, Malek no quiso dar todo el crédito a algo que no sabe con certeza por lo que aclaró: "No sé si es verdad. Podría ser una leyenda urbana".

Lo cierto es que hace poco, la única sobreviviente de esa noche de juerga, la actriz Cleo Rocos, contó en un libro los detalles de ese episodio.

Freddie Mercury, en pleno show
Freddie Mercury, en pleno show Fuente: LA NACION

Era 1988, Freddie y Lady Di estaban pasando la tarde en la casa del comediante y locutor británico Kenny Everett -quien jugó un rol clave en la difusión de la canción "Bohemian Rhapsody", en tiempos en que las discográficas no confiaban en que un tema de seis minutos pudiera ser popular- junto a Rocos, que por entonces también trabajaba en el programa de radio de Everett. Descorchaban botellas de champán una tras otra y veían capítulos de una serie de televisión, Las chicas de oro con el volumen bajo. Cada uno de ellos imitaba a las ancianas del programa e improvisaban diálogos obscenos. Diana interpretaba a Dorothy.

Cuando la princesa les preguntó qué planes tenían para esa noche, Freddie dijo que pensaban ir al Royal Vauxhall Tavern, uno de los bares gays más populares de Londres. Diana, que entonces tenía 27 años y ya era madre de los dos príncipes, quiso acompañarlos. Pero sus amigos temieron por la repercusión que podía tener su presencia en un local en donde todas las noches había algún "disturbio". Si la encontraban los paparazzi sería un escándalo. "Dejen a la chica que se divierta un poco", la defendió Mercury y decidieron entonces vestirla de hombre. Everett sacó de su armario una campera militar, le prestó una gorra de cuero para cubrir su pelo rubio y unas gafas aviador oscuras que ella no se quitó en toda la noche.

Rami Malek, convertido en Freddie Mercury para la película Bohemian Rhapsody
Rami Malek, convertido en Freddie Mercury para la película Bohemian Rhapsody Fuente: Archivo

Al llegar al bar, con todos los ojos puestos en Mercury, Everett y Rocos, Diana no tuvo problemas para entrar sin que nadie se diera cuenta. Es más, según contó Rocos, fue ella la que se acercó a la barra para pedir las copas. "Avanzamos entre apretones a través de tangas y tangas de cuero hasta llegar a la barra. Nos dábamos codazos los unos a los otros como niños malos. Diana y Freddie no se podían aguantar la risa, aunque ella fue capaz de pedir un vino blanco y una cerveza", reveló. Según dijo, dejaron el lugar 20 minutos después de su llegada para no abusar de la buena suerte.

Cleo Rocos es hoy la única testigo de esa travesura. Lady Di murió en el trágico accidente de auto en el Puente del Alma en París en 1997. Freddie Mercury murió de sida en 1991, y Kenny Everett en 1995, víctima de la misma enfermedad. El nombre del locutor ahora también es popular luego de las escenas dedicadas a su memoria en la película Bohemian Rhapsody, en la que es interpretado por Dickie Beau.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?