Suscriptor digital

Netflix: una sensible joya islandesa premiada en Sundance

El film de Isold Uggandóttir narra la relación inusual entre una madre soltera y una refugiada de Guinea-Bissau
El film de Isold Uggandóttir narra la relación inusual entre una madre soltera y una refugiada de Guinea-Bissau Crédito: Netflix
Alejandro Lingenti
(0)
30 de enero de 2019  • 14:49

And Breathe Normally (Islandia, Suecia, Bélgica, 2018). Dirección: Isold Uggadóttir. Elenco: Kristín Þóra Haraldsdóttir, Babetida Sadjo, Patrik Nökkvi Pétursson, Bragi Árnason. Disponible en: Netflix. Nuestra opinión: muy buena.

Todos los datos -sociales, económicos, políticos- que tenemos de Islandia nos llevan a pensar un paraíso terrenal. Sin embargo, hay un revés de la trama para observar en ese insular país nórdico. Y And Breathe Normally, una de las estrellas de la edición del Sundance Festival de 2018, es un buen camino para comprobarlo. El primer largometraje de Ísold Uggadóttir llega ahora a Netflix precedido de muy buenas críticas y estimulantes comparaciones con el politizado cine de Ken Loach y los hermanos Dardenne.

Trailer de And Breathe Normally - Fuente: Vimeo

02:07
Video

Coproducida con capitales suecos y belgas, la película cuenta la historia de Lára (estupendo trabajo de Kristín Þóra Haraldsdóttir), una madre soltera con severos problemas económicos que termina consiguiendo empleo en el departamento de migraciones del aeropuerto de Keflavík, el más importante del país. En ese lugar, Lára se cruzará con una refugiada de Guinea-Bissau (Babetida Sadjo, también muy eficaz) que intenta llegar a Toronto (Canadá) con un pasaporte falsificado. Uggadóttir narra con mucha sobriedad el desarrollo del vínculo que se genera entre ellas luego de ese incidente poco auspicioso. No cede a la tentación del efectismo, no infla el melodrama y no tiene una pizca de cinismo, aun cuando la línea argumental del film está cargada de situaciones dramáticas que propician el desborde: las necesidades de un hijo que también debe tolerar esa vida complicada, una relación sentimental con otra mujer que no parece pasar por su mejor momento e incluso una adicción que debe controlar cuanto antes.

Es probable que la propia experiencia de la directora como voluntaria para colaborar con personas que buscan asilo en su país haya sido clave para enfocar con tanta mesura y equilibrio un tópico que, evidentemente, preocupa en los países del norte Europa, como delata El otro lado de la esperanza, la notable película del finlandés Aki Kaurismaki que lo aborda desde una perspectiva que incorpora al absurdo y la artificialidad como condimentos importantes. And Breathe Normally elige otro camino para acercarse a ese asunto que parece tener algo de karmático -el fantasma de la Europa colonial- y nos cuenta que en Islandia se persigue a los inmigrantes de una manera menos virulenta, más fría, burocrática y legalista que en otros países del Viejo Continente. Pero sin descuidar que, aun así, se trata lisa y llanamente de una persecución.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?