Suscriptor digital

La oposición volvió a tomar las calles y le sumó presión a Maduro

Miles de caraqueños protestaron ayer contra Maduro e hicieron un llamado a las Fuerzas Armadas
Miles de caraqueños protestaron ayer contra Maduro e hicieron un llamado a las Fuerzas Armadas Crédito: Juan Barreto
Miles de venezolanos protestaron durante dos horas para exigir la salida del presidente y llamar a los militares a rebelarse contra el gobierno; Guaidó, que logró más respaldo internacional, se unió a los manifestantes en Caracas
Daniel Lozano
(0)
31 de enero de 2019  

CARACAS.- Sin vuelta atrás, gritaron ayer diputados y dirigentes opositores por toda Venezuela . El desafío es enorme y no deja de crecer cada día. Las calles volvieron a llenarse de quienes quieren que su pesadilla acabe de una vez. Al frente de todos ellos, el líder político desconocido en diciembre y transformado en enero en el rostro de la esperanza para la lucha del antichavismo.

Al presidente encargado, Juan Guaidó, tampoco le importó la imposición de medidas cautelares, aprobadas anteayer por el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ). "No tengo ninguna duda, tengo la certeza absoluta de que vamos a lograr el cambio en Venezuela", clamó frente a los estudiantes, el principal bastión opositor durante 20 años de revolución. Y lo hizo pese a que contra él ya se han establecido la prohibición de salida del país, el bloqueo de sus cuentas corrientes y la prohibición de realizar operaciones económicas. Un intento de amendrentamiento que no dio resultados y que además sirvió para almacenar y disparar nuevos torpedos dialécticos: "Nosotros no nos vamos a ir del país, lo que queremos precisamente es que la gente regrese". Alrededor de cuatro millones de venezolanos han huido de la mayor crisis social, económica y política del continente.

El jefe del Legislativo apareció por sorpresa en la Universidad Central de Venezuela para arengar a quienes lucharon con él frente a la revolución hace una década. "Cuando el 90% del país quiere cambio, la soberbia de un dictador lo arrincona y lo aleja de sus seguidores", acusó Guaidó a Maduro.

Según la última encuesta realizada por Hercón, más del 70% de los venezolanos están de acuerdo con la batalla planteada por el jefe del Legislativo, frente al 14,5% que se mantiene fiel al líder bolivariano. "Este proceso que llevamos adelante lo hacemos de manera autónoma", subrayó el discípulo de Leopoldo López, tras destacar la conversación mantenida con Donald Trump . "Como hemos tenido también con [Mauricio] Macri y [Sebastián] Piñera", añadió. "Esto no es un tema de izquierda o de derecha. Esto tiene que ver con humanidad y la crisis que azota a todo el país", apuntó el dirigente de Voluntad Popular, que busca ahora cómo abrir las puertas del país para la llegada de ayuda humanitaria.

Al grito de "¡Guaidó, Guaidó, la gente ya salió!", ondeando banderas y con carteles que decían "Yo quiero una Venezuela libre", miles de personas distintos municipios de Caracas salieron a las calles desde el mediodía.

Algunos manifestantes bloquearon las calles y gritaban "¡Sí se puede!", aunque la protesta fue convocada para que se desarrollase por dos horas en lugares de trabajo y centros de estudios. Los organizadores habían pedido a los venezolanos difundir fotos y videos a través de las redes sociales.

La protesta se registró una semana después de que Guaidó se autoproclamara presidente interino ante miles de opositores, al argumentar que Maduro asumió para un segundo mandato de seis años tras unos comicios que la oposición y la comunidad internacional consideraron ilegítimos.

Maduro sostiene que fue elegido en elecciones limpias y acusa a los Estados Unidos de orquestar un golpe de Estado al respaldar a Guaidó e imponer sanciones petroleras punitivas.

Horas antes de la protesta opositora, Maduro hizo otra aparición. Suman tres en los últimos cuatro días. El presidente acudió a las cuarteles para denunciar en esta ocasión las "conspiraciones de un grupo de desertores, que se han convertido en mercenarios para atentar contra la patria".

"¡Máxima alerta!", clamó. La insistencia del "hijo de Chávez" confirma que la lealtad de los militares es su principal quebradero de cabeza, la pieza que le falta al Parlamento para completar la pieza de su rompecabezas. "Como comandante en jefe, estoy y estaré al frente de esta batalla. Cuento con la disciplina y la lealtad de los soldados y soldadas de la patria", aseguró ante las tropas, en una participación transmitida por la televisión estatal.

La participación del mandatario en los actos militares ha coincidido con los llamados que hizo la oposición a las Fuerzas Armadas para que desconozca a Maduro y restablezca la Constitución.

El presidente participó junto a la primera dama, Cilia Flores; la vicepresidenta, Delcy Rodríguez, y el alto mando militar en una marcha en el Fuerte Tiuna, el mayor de la capital, a la que acudieron unos 2000 militares.

"El tiempo de la traición y la derrota se acabó. Es tiempo de lealtad", dijo Maduro a miles de uniformados, a los que les preguntó si estaban dispuestos a defender la Constitución y a su comandante en jefe, a lo que todos al unísono le respondieron: "¡Sí, mi comandante en jefe!". Antes, se manifestó a favor de llamar a legislativas anticipadas y dialogar con la oposición para salir de la crisis política, pero rechazó adelantar las elecciones presidenciales, en declaraciones a la agencia de noticias rusa RIA Novosti.

Poco después, el mandatario acudió a un encuentro en el oeste de la capital con decenas de cristianos y participó en una oración que los asistentes entonaron para pedir por la protección de Maduro, su familia y equipo ministerial.

Trump dialogó con Guaidó

La Casa Blanca informó que el presidente Donald Trump se comunicó por primera vez por teléfono con el presidente encargado de Venezuela , Juan Guaidó, a quien le reiteró su apoyo y con quien acordó mantener "una comunicación regular para respaldar el camino de Venezuela hacia la estabilidad y para reconstruir la relación bilateral entre Estados Unidos y Venezuela". En tanto, los enviados a Estados Unidos de Guaidó recibieron durante los dos últimos días una aclamación política en Washington, donde fueron recibidos en la Casa Blanca por el vicepresidente, Mike Pence; en el Congreso, por legisladores republicanos y demócratas, y fueron aplaudidos en dos eventos colmados de público en el Atlantic Council y el Centro de Estudios Estratégicos Internacionales (CSIS), en una fuerte muestra del respaldo a la transición política en Venezuela. "El momento es ahora", dijo el encargado de Negocios en Estados Unidos, Carlos Vecchio, en su primera conferencia en el Diálogo Interamericano, donde la nacion fue el único medio argentino presente. "Venezuela está preparada para el cambio. No podemos solos. Esto es una lucha entre democracia y dictadura".

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?