Suscriptor digital

Las radios ponen en marcha sus estrategias para sobrevivir en medio de la crisis

En un contexto complicado, las emisoras tradicionales cambiaron figuras para esta nueva temporada, mientras los emprendimientos digitales ganan audiencia
En un contexto complicado, las emisoras tradicionales cambiaron figuras para esta nueva temporada, mientras los emprendimientos digitales ganan audiencia Crédito: Fotoilustración de Diego Orellano
Manuel Buscalia
(0)
4 de febrero de 2019  • 10:43

Los cierres de las radios ESPN, América y Rivadavia; los despidos en Del Plata, Blue, El Mundo, Nacional, Rock & Pop, Uno y Splendid, entre otras; el incumplimiento de pagos a trabajadores... Incluso teniendo en cuenta el año negro de la economía argentina, el panorama de la radiofonía en 2018 fue desolador. Según un informe de SiPreBA -el Sindicato de Prensa de Buenos Aires-, en los últimos tres años 3.000 empleados de medios perdieron su puesto laboral, de los cuales alrededor de 400 que desarrollaban sus actividades en radio fueron despedidos a lo largo del año pasado. En ese contexto de crisis, y mientras los emprendimientos digitales se hacen su pequeño lugar en el negocio, las emisoras afilan sus estrategias de supervivencia.

"El comportamiento de la radiofonía en el mundo no es el de ser noticia por cierres, ventas, salidas del aire y despidos como acá", dice Diego Poso, gerente de programación de La 100. "Y eso que las audiencias están sometidas a los mismos cambios de consumo que en Argentina." La 100 cerró 2018 como la más escuchada, gracias a su armado matutino con El club del Moro (Santiago del Moro) y No está todo dicho (Guido Kaczka y Claudia Fontán). La señal apostará otra vez a sus conductores estrella y a un proyecto audiovisual "muy ambicioso", pero a esta altura hay fórmulas probadas. "Creo que la radiofonía probablemente esté necesitando, entre otras cosas, empresarios que lleguen para quedarse", dice Poso. "Que se dediquen a ella como su actividad principal."

"A nivel general, lo veo complicado, como el país", dice Leo Rodríguez, conductor y uno de los responsables de programación de Aspen, que quedó segunda en el ranking y parece capitalizar la consistencia de su propuesta histórica, basada en artistas consagrados del pop-rock internacional. "Las radios que puedan atravesar 2019 con la frente en alto van a quedar mejor a futuro, pero va a ser bravo", dice Rodríguez. "Como en la economía del hogar, no podés gastar más de lo que tenés."

Las transformaciones en la industria musical y los hábitos de consumo, con el rock perdiendo terreno frente a otros géneros, tienen su correlato radial. Aun así, Mega y Rock & Pop se ubicaron sexta y octava en las mediciones, respectivamente. R&P logró revertir su caída gracias a la incorporación de Beto Casella ( Bien levantado), que renovó su contrato al igual que Jey Mammon y Martín Ciccioli. Mega también repetirá el esquema, con Juan Di Natale ( Reloj de plastilina) y Bebe Contepomi ( Todo lo demás también) como figuras. "La idea es tener presencia en la mayor cantidad de eventos del rock", dice Willy Bray, gerente de la emisora que es sponsor de Cosquín Rock, Baradero Rock y del Festival Nuestro. "Damos lugar a todas las expresiones del rock nacional, pero también vemos lo que pasa alrededor, y la idea es incorporar nuevos sonidos sin irnos demasiado de la línea. No llegamos al trap, pero el hip-hop empieza a colarese", dice.

El tercer y el cuarto lugar en el ranking de las más escuchadas de 2018 lo ocuparon Radio Disney y Metro. Disney seguirá apuntando a la audiencia más joven, concentrando su musicalización en los nuevos ídolos del reggaetón, el trap y el pop -de Paulo Londra a Tini-, mientras que Metro -que al cierre de esta edición seguía definiendo contratos- continuará con sus dos históricos al frente: Perros de la calle con Andy Kusnetzoff y Basta de todo con Matías Martin, que este año, después de la salida de Cabito, incorpora a Malena Guinzburg. La nueva ficha de Metro es María O'Donnell, que deja de ser columnista de Kusnetzoff para conducir desde este lunes 4 de febrero la primera mañana que tenía Juan Pablo Varsky, que será parte de la nueva radio de CNN en Argentina.

"Todavía hay mucha gente que escucha radio y está esperando algo distinto", dice Marcelo González, director ejecutivo de CNN Radio, que desde fines de este mes se podrá escuchar en AM 950, la antigua frecuencia de Radio Belgrano. "No nos interesan el rating ni la primicia. La idea es periodismo profesional en base a datos y hechos, es la filosofía de trabajo que tenemos de la CNN."

Por fuera del circuito tradicional surgen proyectos independientes que aprovechan las nuevas plataformas y de a poco se consolidan como alternativas. "Lo que está en crisis no es la radio sino una forma obsoleta de pensar los medios de comunicación", dice Federico Vázquez, uno de los directores de Futurock, la radio online que abrió con su esposa Julia Mengolini en julio de 2016 y que desde entonces no para de crecer -pasó de 60.000 usuarios semanales a comienzos de 2018 a 180.000 entre noviembre y diciembre- con una programación que incluye a Malena Pichot, Pedro Rosemblat y Darío Sztajnszrajber. "Las radios están muy concentradas", dice Vázquez, "hay pocas voces, mucha gente que quedó afuera en los últimos tres años y hay una necesidad. Esto ocurrió por decisiones empresariales y políticas, no por la audiencia, si no, no se explicaría Futurock. Nuestro público tiene entre 18 y 28 años. Es mentira que los jóvenes no escuchan radio".

"Los nichos comenzaron a agrandarse, el público se abre a otras posibilidades", dice Clemente Cancela, el conductor que hace unos meses se vio obligado a abandonar FM Blue tras la venta de la emisora y decidió empezar su propia radio online, Congo. Junto con su equipo de Gente sexy -ahora Sexy pipol-, Cancela construyó su propio estudio desde el que transmite por streaming, además de sumar contenidos y abrir un club de membresía para costear el emprendimiento. "La idea es tener una programación y podcasts, pero financiarse no es tan sencillo y queremos tener un trato justo con quienes estén", dice Clemente. "Más allá del panorama oscuro, también es una oportunidad. Se empieza a abrir más el abanico y empiezan a ser aceptados otros soportes."

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?