Suscriptor digital

Vida y obra de Gago en Boca: sus dos ciclos, la venta más cara, nueve títulos y las lesiones

El último tramo de la carrera de Gago en Boca; hasta último momento mostró sus destellos de calidad
El último tramo de la carrera de Gago en Boca; hasta último momento mostró sus destellos de calidad Crédito: Diego Lima
Franco Tossi
(0)
7 de febrero de 2019  • 07:32

Fernando Gago tomó la decisión más difícil. Durante los últimos días había insinuado puertas adentro del Mundo Boca la posibilidad de impulsar su propia salida. Herido por la última rotura del tendón de Aquiles sufrida en Madrid, en la final de la Copa Libertadores ante River -y sin querer desgastar la relación con el hincha-, se comunicó con Daniel Angelici y arreglaron de común acuerdo su desvinculación. Un ídolo que no generó el ruido que sí otros. Pero que obtuvo muchos títulos y es, hasta hoy, la venta más alta de la historia xeneize.

Formado en las divisiones inferiores boquenses, tuvo su debut con 18 años el 5 de diciembre de 2004, de la mano de Jorge Benítez y en un partido ante Quilmes, por el torneo Apertura, en el estadio Centenario. Tan buenos fueron sus 90 minutos aquel día, en los que el Chino había plantado una formación con relevos (se preparaba para la final de la Copa Sudamericana que le ganaría a Bolívar, de Bolivia), que desde ahí empezó a ser muy tenido en cuenta en el primer equipo: en su primer ciclo disputó 81 encuentros oficiales entre competencias nacionales e internacionales, todos fueron como titular y en tan solo uno no completó el compromiso (jugó 70 minutos en la final de vuelta de la Copa Sudamericana 2005 ante Pumas, de México). Si bien no tenía las características del típico N°5, él se ubicaba en esa posición y deslumbraba en cada partido.

Gago en 2006 frente a Lanús, frente a un joven Lautaro Acosta
Gago en 2006 frente a Lanús, frente a un joven Lautaro Acosta Fuente: EFE

La cuestión es que en solo dos años llegó a los ojos del mundo. Durante ese tiempo en Boca había mostrado excesos de precisión, calidad, destreza, despliegue y quites. Todos los calificativos cabían en Fernando. Así, del 2004 hasta el 2006, período de su primera etapa en el xeneize, conquistó cinco títulos: Apertura 2005, Copa Sudamericana 2005, Recopa 2005, Clausura 2006 y Recopa 2006. Todas con Alfio Basile como entrenador.

Por eso Real Madrid se convenció, sin vueltas, de contratarlo con 20 años: Boca tuvo 27.000.000 de dólares de ingresos, siendo hasta hoy la venta más grande de la historia del club. Aunque se fue con una espina: su despedida fue la final del Apertura 2006 perdida ante Estudiantes, cuando -con Ricardo La Volpe de técnico- al equipo se le escapó de las manos un título que estaba prácticamente ganado. Aquella frustración se sitúa en el podio (junto a la derrota ante Alemania en la final del Mundial 2014) de los partidos que Pintita vivió desde adentro y no quiere revivir ni en diálogos ni videos.

Su llegada a Real Madrid y la bienvenida de uno de los más grandes de todos los tiempos: Alfredo Di Stéfano
Su llegada a Real Madrid y la bienvenida de uno de los más grandes de todos los tiempos: Alfredo Di Stéfano Fuente: AP

Tras pasar cinco años en el equipo Merengue, uno en Roma, otro en Valencia y seis meses en Vélez, en julio de 2013 estampó la firma, con Daniel Angelici de presidente y Carlos Bianchi de entrenador, para retornar al club de sus amores. Seguramente, tanto él como los fanáticos y dirigentes se ilusionaron con su retorno, en tiempos en los que se buscaba retomar la mística de la década pasada: afirmar que Boca sigue en busca de eso en la actualidad es un buen resumen del segundo ciclo de Gago.

Porque a la inversa de lo que había sucedido en su juventud, desde el año de su regreso hasta el 2018 cosechó cuatro coronaciones: todas locales. Disputó 118 encuentros oficiales (107 como titular) y obtuvo el Campeonato y la Copa Argentina en 2015 -con Rodolfo Arruabarrena- y el bicampeonato de la Superliga 2016/2017 y 2017/2018 -con Guillermo Barros Schelotto-. En consecuencia, no es eso lo que más quedará en la memoria de los hinchas a la hora de memorizar su segundo período. Más bien será la pesadilla que vivió a raíz de las lesiones graves que experimentó.

En Boca, restableciéndose para volver a la actividad; su carrera estuvo jaqueada por dolencias y lesiones
En Boca, restableciéndose para volver a la actividad; su carrera estuvo jaqueada por dolencias y lesiones Fuente: AFP

¿Los detalles? Fueron tres roturas del tendón de Aquiles. Lo más llamativo fue que en todas le ocurrió enfrentando a River. Y lo más evidente es que en esos días de tanta presión algo merodeaba en la cabeza de Pintita que lo afectaba físicamente. La primera se dio el 13 de septiembre de 2015, en el Monumental (triunfo de Boca con gol de Nicolás Lodeiro), en el pie izquierdo. La segunda, en la misma zona, ocurrió en la Bombonera el 24 de abril de 2016 (0-0). Y la última la sufrió en el pie derecho, en el estadio Santiago Bernabéu, en la final reciente de la Copa Libertadores ante River (1-3). En el medio, la rotura de los ligamentos cruzado anterior y lateral interno de la rodilla derecha jugando para la selección argentina, en la Bombonera.

Desde la primera rotura del tendón de Aquiles hasta la última pasaron 1183 días, de los cuales el volante de 32 años estuvo inactivo en 556 por las diversas etapas de recuperación. A eso hay que agregarle los desgarros (se estiman 21 días de recuperación) que sufrió tanto en abril de 2017 como en la pretemporada de julio de 2018. Fuera de las canchas más de la mitad del tiempo.

Un momento dramático de suc arrea: la lesión ante la selección de Perú, en las eliminatorias para Rusia 2018
Un momento dramático de suc arrea: la lesión ante la selección de Perú, en las eliminatorias para Rusia 2018 Fuente: Reuters

En total fueron ocho los goles oficiales los que convirtió en el xeneize el capitán del último tiempo. Uno solo se dio en el primer ciclo: fue ante Vélez, en un triunfo 3-2 en La Boca. Los demás los gritó en su segunda etapa: Godoy Cruz, Olimpo, Belgrano, Guaraní Antonio Franco (por Copa Argentina), Bolívar (por Copa Libertadores), River y Aldosivi fueron sus víctimas.

Gago cerró definitivamente su historia con el club de sus amores. Una de dos ciclos: la primera, llena de gloria; la segunda, de dolor.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?