Suscriptor digital

Mundo animal

Víctor Hugo Ghitta
Edición fotográfica Dante Cosenza
Edición fotográfica Dante Cosenza Fuente: AP - Crédito: R. S. Iyer
(0)
8 de febrero de 2019  

Nueva Delhi, India.- Días pasados, en una casita del Delta, asistí a una escena sencilla de la vida diaria que, sin embargo, despertó en mí una serie de interrogantes. Cuando desembarcamos en el muelle, la perra que llevábamos con nosotros pronto fue al encuentro de otros perros del lugar, incluido un viejo golden. Me pregunté si habría reconocido a un animal de su misma raza o si sencillamente había detectado la especie. Unos segundos después, atronaron el silencio isleño insistentes ladridos; me apenó no ser el rey Salomón, que al parecer podía comprender el lenguaje de los animales. Volví a esa escena al ver esta imagen. El paseador mira a la vaca ostensiblemente; ignoramos si esta le devuelve la mirada o contempla al perro, que le es indiferente. ¿Cuánta conciencia de sí tienen los animales? ¿Distinguen a los otros de los iguales? Explica esa curiosidad (vana, inútil) el asombro invencible que despierta la naturaleza.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?