Suscriptor digital

Cumbre en Uruguay para avanzar en una hoja de ruta hacia elecciones libres

Participan representantes de América Latina y la UE; Tabaré pidió resolver la crisis "con más democracia"
(0)
8 de febrero de 2019  

MONTEVIDEO.- A partir de la reunión de ayer en Montevideo, el grupo de contacto promovido por la Unión Europea (UE) con países latinoamericanos tendrá 90 días para lograr elecciones presidenciales en Venezuela.

La UE trabajaba desde octubre en la creación de este grupo, cuyo lanzamiento tenía previsto a mediados de febrero. Pero ante la autoproclamación el 23 de enero del opositor Juan Guaidó como presidente encargado de Venezuela, decidió adelantarlo.

El objetivo de lograr la celebración de elecciones en Venezuela será difícil, como admitió la propia jefa de la diplomacia europea, Federica Mogherini. La funcionaria dijo que la solución política "es la única vía para evitar una confrontación sostenida y el caos".

Por su parte, el presidente Tabaré Vázquez, anfitrión del encuentro, señaló que "los problemas de la democracia se resuelven con más democracia, no con menos".

Guaidó rechaza todo diálogo porque, dice, solo supondría "alargar el sufrimiento del pueblo".

Del otro lado, el presidente venezolano, Nicolás Maduro, manifestó ayer su apoyo a la cumbre. "Saludo la reunión que sostuvieron los 14 países de la Comunidad del Caribe (Caricom), México, Bolivia y Uruguay, en Montevideo. Suscribimos su propuesta de cuatro fases para el Diálogo en Venezuela. Estamos listos para participar en una agenda abierta de entendimiento por la Paz", escribió.

En tanto, el secretario general de la Organización de los Estados Americanos (OEA) y excanciller uruguayo, Luis Almagro, dijo que la cumbre es un "falso diálogo que solo oxigena a la dictadura venezolana".

La primera reunión del Grupo de Contacto Internacional (GCI) tuvo lugar a nivel ministerial ayer en Montevideo. Además de la UE, que estuvo representada por Mogherini, participaron representantes de España, Portugal, Italia, Francia, Alemania, Gran Bretaña, Holanda y Suecia. Del lado latinoamericano estuvieron presentes el anfitrión, Uruguay, y México, Ecuador, Bolivia y Costa Rica.

México y Uruguay mantienen una posición particular. Proponen el llamado Mecanismo de Montevideo, con el que, "en atención al llamado del secretario general de las Naciones Unidas, Antonio Guterres", coinciden en que "la única vía para abordar la compleja situación que prevalece en Venezuela es el diálogo para la negociación, desde una perspectiva de respeto al derecho internacional y a los derechos humanos", según un comunicado emitido en vísperas de la reunión. Ambos países proponen "una negociación inmediata" entre el gobierno y la oposición.

"El grado de complejidad de las circunstancias no es razón para desestimar las vías diplomáticas", dicen, desmarcándose de la reciente declaración del Grupo de Lima (12 países latinoamericanos, entre ellos, Brasil y la Argentina, y Canadá), que reclamó una inmediata renuncia de Maduro.

El objetivo inicial del GCI era contar con un número de países reducido y balanceado, que pudiera aportar una interlocución con ambas partes. Sin embargo, aunque la UE como organización no lo ha hecho, la mayoría de países del bloque, salvo Italia y pocos más, reconoció a Guaidó como presidente encargado. En tanto, México y Uruguay se posicionaron de forma "neutral", Costa Rica reconoció a Guaidó y Bolivia apoyó abiertamente a Maduro.

En la cumbre se intentará adoptar una posición conjunta para dialogar con las dos partes en conflicto (se insiste en que no se trataría de una mediación).

Trump se reunirá con Duque

El presidente norteamericano, Donald Trump, recibirá la semana próxima a su par colombiano, Iván Duque, en una reunión entre dos gobiernos cercanos que tendrá entre sus temas centrales de agenda la crisis venezolana. "Los líderes esperan discutir su compromiso con las políticas a favor del crecimiento, la lucha contra el terrorismo y las redes de narcotráfico, las alianzas estratégicas en la seguridad regional y los esfuerzos para restaurar la democracia en Venezuela", anunció la Casa Blanca en un comunicado.

La reunión de los mandatarios será el 13 de febrero próximo. El texto destacó la "sólida asociación" que existe entre Estados Unidos y Colombia "en la búsqueda de un hemisferio occidental más próspero, seguro y democrático".

Agencias AFP y Reuters

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?