Suscriptor digital

Para comer y subsistir

El Nacional
El Nacional MEDIO: Venezuela
(0)
9 de febrero de 2019  

Como son evidentes las carencias de alimentación y vivienda que se padecen en Venezuela , el nuevo liderazgo las utiliza como arma de combate. Se ubica así en primer plano una de las falencias de envergadura que distinguen a la dictadura, se da relevancia a uno de los peores males que ha causado a pesar del manejo de inmensas cantidades de dinero dilapidadas por la ineptitud o pérdidas en el pantano de la corrupción. ¿No es un capítulo notable de los planes cada vez más exitosos del presidente Guaidó y de su talentoso equipo?

Ha conmovido a la opinión internacional, cuyos gobiernos se volcarán en el envío de insumos para paliar la hambruna y la desasistencia hospitalaria. Si antes se conocían tales males, ahora forman parte de un movimiento de solidaridad internacional que les da un volumen aturdidor. La dictadura no tiene posibilidad de salir airosa del trance. Va a impedir la entrada de la comida y de las provisiones médicas porque, si se queda con los brazos cruzados, confirmará la mengua que se denuncia. Pero ¿cómo hará?, ¿utilizará elementos armados para la continuación de una clausura que la mayoría de las democracias del mundo quiere acabar?, ¿persistirá en la propaganda sobre las amenazas del imperialismo yanqui que solo provoca carcajadas?

No la tiene fácil el usurpador, porque la oposición ha preparado un plan de acción que no parecía probable hace poco, pero que se ha convertido en lo más parecido a una avalancha capaz de mover cielo y tierra para el logro de su cometido, para borrar al usurpador de la faz de la tierra venezolana. Pero la ciudadanía debe estar presente en este nuevo capítulo de la lucha, en esta admirable escaramuza de la lucidez contra la brutalidad, de la inteligencia contra la estupidez.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?