Suscriptor digital

Inteligencia artificial para todos los gustos

Martina Rua
(0)
10 de febrero de 2019  

La tecnología MicroLED que propone Samsung para sus nuevos televisores
La tecnología MicroLED que propone Samsung para sus nuevos televisores

Si en 2029 hiciéramos la prueba del Ten Year Challenge, el desafío viral que puso a miles de personas de todo el mundo a publicar fotos de hace diez años y compararlas con el presente, encontraríamos muchas diferencias en la tecnología hogareña: livings sin TV a la vista o robots asistentes de salud como acompañantes de adultos mayores y niños serán parte del entorno en un futuro cada vez más cercano. Y todo esto, conectado a internet y aprendiendo de las necesidades de los usuarios a través de la inteligencia artificial.

Mucho de esto vimos en CES 2019, la feria de tecnología de consumo más importante del mundo, que se celebra anualmente las primeras semanas de enero en Las Vegas. También hubo avances en tecnología automotriz, asistentes inteligentes en cada aparato que se presentaba y muchos pequeños gadgets que buscan solucionar necesidades diarias, como termómetros que se pegan a la piel y se descartan en 6 días, encendedores que ayudan a dejar de fumar o hasta robots panaderos o entrenadores de boxeo. También, nuevos modos de entretenimiento que mezclan realidad virtual y física e imágenes que se captan en velocidades extremas, lentas y rápidas, que permiten explorar y crear nuevos modos de juego, trabajo y creación de contenidos.

Pero este año, el concepto más novedoso fue el de la transformación de la TV tal cual la conocemos hasta ahora. Hace solo 20 años, el mundo de los televisores abandonaba la tecnología de tubo para pasar a explorar las vastas posibilidades de las pantallas planas que aún hoy siguen evolucionando en calidad de imagen, grosor y tamaño. Ahora, la idea del rectángulo negro está siendo desafiada.

Módulo a módulo

El año pasado vimos en CES cómo una TV podía transformarse en pared con el modelo The Wall de 219'' de Samsung, algo así como 5 metros de televisor. En esta ocasión, y gracias a los avances técnicos, se redujo el espacio entre los chips microscópicos LED (MicroLed, millones de chips LED inorgánicos de larga duración) entre un módulo y otro y crear una pantalla 4K en un formato más pequeño: de 75 pulgadas. Estos módulos de MicroLed añaden más flexibilidad para crear diferentes tamaños de pantallas que se adaptan a cualquier espacio que tenga el usuario en su living, ya sea una tira larga y rectangular, una ventana o una pared completa de pantalla. Además, un sistema de aprendizaje inteligente realiza un escalado de la imagen y el sonido para aumentar su resolución, al tiempo que se mantiene la densidad de píxeles constante.

Televisores deconstruidos y robots para cuidar la salud, entre lo más destacado de la feria CES 2019
Televisores deconstruidos y robots para cuidar la salud, entre lo más destacado de la feria CES 2019

A partir de este año también podremos enrollar la tele cuando no la estemos usando. Esta fue la propuesta disruptiva de LG con su modelo Signature OLED R. Lo que parece un mueble bajo, como un parlante alargado de diseño limpio y elegante, esconde una pantalla plegable de 65 pulgadas e imagen en resolución 4K. Por la capacidad de transformación que tiene el aparato, el usuario puede disponer de tres opciones de visualización diferentes: vista completa (desplegado), vista de líneas (semidesplegado con informaciones puntuales como agenda, clima, etc.) y vista cero (guardado por completo, en lo que luce como un mueble de apoyo).

Otro concepto que abandona su estado de prototipo para meterse de lleno en los livings de los hogares es el de la tele que se transforma en obra de arte. Cada vez más empresas ofrecen televisores con marcos y diseños que los hacen pasar inadvertidos o los transforman en un cuadro del artista favorito. Este año el que estrenó el concepto fue TCL, con su modelo Frame TV con Inteligencia Artificial; con marcos negros y obras de arte, buscan subirse a la idea que la surcoreana Samsung presentó en ediciones anteriores con su modelo The Frame, que por cierto llegará a la Argentina durante el primer semestre de este año. Estos modelos permitirán armar acuerdos con los museos locales y alquilar las obras de arte de la preferencia del usuario, que podrá adaptar la decoración del living dependiendo de quién vaya a disfrutar de este.

Robots acompañantes

"En 2019, comenzarán nuevas relaciones entre los robots y las personas". Con esa frase se presenta el robot mascota Lovot, que se llevó todas las miradas (y mimos) este año. Pero no fue el único, los robots que reemplazan oficios y profesiones crecen año a año en CES. ¿Qué hacen? De todo: juegan al ajedrez, son campeones de ping pong, cuidan personas, patrullan calles, ofrecen verduras y frutas puerta a puerta, acompañan adultos mayores, cocinan pan o entrenan boxeadores. La robótica avanza en actividades hasta ahora reservadas a los humanos y con ella el gran desafío de la reconversión de habilidades que nos proteja de un posible desempleo por adopción masiva de estas tecnologías.

Lovot es peludo, tiene mirada de cachorro y se duerme si se le acaricia la panza, pero también está lleno de sensores para sentir los abrazos, mide unos 50 centímetros de altura, con un motor y ruedas para que pueda perseguirnos por casa. Dispone de un altavoz en el que se comunica con unos sonidos parecidos a un maullido. Tiene tres cámaras (profundidad, temperatura y una de angular de 180 grados) para mapear y navegar por el entorno. Es capaz de almacenar más de 1000 personas para recordarlas y puede reconocer más de 100 personas al mismo tiempo. Llega desde Japón de la mano del mismo creador de Pepper, un robot acompañante terapéutico que se vende de a cientos en el país nipón para ayudar a personas mayores en su vida diaria. Aún parece lejana la idea de asistentes robóticos en el hogar en Occidente, pero también lo parecían hace unos años las aspiradoras autónomas que ahora dejamos funcionando solas mientras nos vamos a trabajar.

El monitoreo, cuidado y prevención en problemas de salud, es una de las áreas en las que más crece el uso de robots, para quienes requieren de un cuidado permanente o una supervisión que permita actuar con celeridad ante una necesidad específica. El Bot Care es un robot especializado en atención médica que puede medir la presión arterial, la frecuencia cardíaca, la respiración y el estado de sueño del usuario, e incluso es capaz de recordarles cuándo es el momento de tomar su medicamento. Es de Samsung, que también presentó Bot Retail -que agiliza los pedidos y los pagos y ofrece una experiencia minorista personalizada- y Bot Air -utiliza sensores para detectar la fuente precisa de contaminación y purificar el aire-, entre otros avances. Esta edición de CES creció también la oferta en exoesqueletos que alivian el trabajo físico, sillas de ruedas que permiten desplazarse de manera erguida y prótesis de manos y piernas robotizadas que anticipan un futuro mucho más inclusivo para personas con movilidad reducida. Acelerar o complementar terapias médicas, es otro de los usos que veremos cada vez más. Un ejemplo de esto es QT Robot, que está siendo utilizado con niños que están dentro del espectro autista. El robot registra las emociones del niño y le propone actividades y juegos. A través de una interfaz de pantalla con rostro de ojos vivaces y sonidos que también refleja las emociones, lo ayuda a expresarse y regular su emoción actual.

Robots, electrodomésticos y automóviles, todo en CES 2019 presenta alguna capa de Inteligencia Artificial. El concepto dejó de ser una promesa y avanza como centro de aprendizaje que aprende del usuario para hacer de la tecnología que elegimos para el hogar, dispositivos en constante evolución.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?