Suscriptor digital
srcset

Fotos del día

Comunicaciones: el club que sobrevivió a la quiebra y se expande

Cecilia Acuña
(0)
11 de febrero de 2019  • 14:43

Ya no quieren ser reconocidos por el esplendor de un pasado caduco, aquel de los carnavales en los que se juntaban más de cincuenta mil personas. No. El Club Comunicaciones hoy apunta a ser famoso por sus logros deportivos, por sus instalaciones ubicadas en el barrio de Agronomía y por ser la institución deportiva más grande de la Ciudad de Buenos Aires. "Estamos tratando de dar vuelta aquella identidad, queremos que nuestra referencia sea la actividad deportiva y no los bailes", asegura Pedro Pasquale, director del departamento de deportes del club.

Comunicaciones, el club que sobrevivió a la quiebra y se expande
Comunicaciones, el club que sobrevivió a la quiebra y se expande Fuente: LA NACION - Crédito: Santiago Filipuzzi

Fundado en 1931 por la compañía de Correos y Telecomunicaciones, los colores característicos del club -negro y amarillo- se tomaron por ser los distintivos del correo internacional. En la actualidad, la camiseta del Cartero -tal como lo llaman debido a sus orígenes- juega en la Primera B Metropolitana y se destaca especialmente en la práctica del futsal.

Comunicaciones, el club que sobrevivió a la quiebra y se expande
Comunicaciones, el club que sobrevivió a la quiebra y se expande Fuente: LA NACION - Crédito: Santiago Filipuzzi

Desde los 50.000 socios de los años setenta hasta los 5.000 actuales, la institución atravesó una época de crisis que, por ahora y a pesar de todo, pareciera tener un final feliz gracias a la fuerza de los socios, amigos y vecinos del club que lo dieron todo durante la quiebra y el desmantelamiento.

La decadencia comenzó durante los años noventa debido a la privatización del Correo sumada a la aparición de los gimnasios, las canchas de paddle y también las de fútbol cinco
La decadencia comenzó durante los años noventa debido a la privatización del Correo sumada a la aparición de los gimnasios, las canchas de paddle y también las de fútbol cinco Fuente: LA NACION - Crédito: Santiago Filipuzzi

Decadencia

La decadencia comenzó durante los años noventa debido a la privatización del Correo sumada a la aparición de los gimnasios, las canchas de paddle y también las de fútbol cinco. "La gente prefería pagar el alquiler de una canchita de paddle que la cuota del club. En la década de los noventa se perdió la vida y la cultura del club, eso de pasarse todo el día acá, haciendo un asado y aprovechando el verde el resto de la tarde", comenta Rodrigo Veiga, dirigente de la subcomisión de fútbol e integrante de la mesa de referentes. Así, de a poco, la masa societaria fue mermando hasta que en 2000 se declaró la quiebra y el club cerró durante cuatro meses. "La sanción ese mismo año de la ley 25.284 -que se creó a partir de la quiebra de Racing- permitió evitar el cierre y la liquidación para entrar en el régimen dispuesto por la ley: una administración judicial por medio de un órgano fiduciario", asegura el Daniel Díaz, dirigente de la subcomisión de futsal e integrante del Comité Asesor Honorario.

Comunicaciones, el club que sobrevivió a la quiebra y se expande
Comunicaciones, el club que sobrevivió a la quiebra y se expande Fuente: LA NACION - Crédito: Santiago Filipuzzi

El apocalipsis parecía estar cerca, pero a pesar de la fuga de deportistas federados hacia otras instituciones deportivas, el club volvió a funcionar aunque con sólo quinientos socios y sostenerlo en buenas condiciones se fue complicando cada vez más. Mientras que la plata no alcanzaba se iban perdiendo espacios por falta de mantenimiento y lo que eran las 19 hectáreas del club se fueron convirtiendo en tierra de nadie. Pero cuando nueve años después aparecieron las ofertas de Hugo Moyano y de Daniel Hadad para levantar la quiebra y quedarse con el club por sólo 11 millones de pesos, los hinchas del Cartero tomaron definitivamente cartas en el asunto y constituyeron una asociación civil llamada Todos por Com para evitar que los dos gigantes se quedasen con su histórica y querida institución. El asunto no pasó a mayores hasta que en 2012 el juez falló a favor de Moyano. Fue en ese momento en que, además de apelar la decisión judicial en conjunto con el órgano fiduciario, los integrantes de Todos por Com salieron a hacer cortes de avenidas, fueron a protestar frente a la Legislatura porteña y, finalmente, tomaron el club.

Comunicaciones, el club que sobrevivió a la quiebra y se expande
Comunicaciones, el club que sobrevivió a la quiebra y se expande Fuente: LA NACION - Crédito: Santiago Filipuzzi

Como en el enfrentamiento entre David y Goliat, aquí también ganó David gracias al nuevo fallo judicial por el que junto con el órgano fiduciario se le dio mayor potestad a los socios para que puedan arbitrar otros mecanismos para el levantamiento de la quiebra. "Ahí fue cuando recibimos la propuesta de AUSA y del Gobierno de la Ciudad para ceder una hectárea del club donde construyeron el túnel Gustavo Cerati que pasa por debajo de la línea del tren Urquiza sobre la avenida Beiró", cuenta Veiga. Se trató del primer paso hacia la resurrección.

Comunicaciones, el club que sobrevivió a la quiebra y se expande
Comunicaciones, el club que sobrevivió a la quiebra y se expande Fuente: LA NACION - Crédito: Santiago Filipuzzi

Las obras

Empeñados en sacar al club adelante, los miembros de la asociación civil pidieron parte del dinero del túnel no sólo para saldar las cuentas con los acreedores, sino también para hacer obras. Díaz cuenta que lo primero que hicieron fue darles servicios a los usuarios directos de las instalaciones del club: "El plan de trabajo fue hacer gimnasios. Acá el 80% de los socios son deportistas, entonces, quisimos hacer obras para ellos en primer lugar. Hacía treinta años que al club no se le ponía una moneda. Estaba deteriorado y abandonado, ahora lo estamos recuperando".

Comunicaciones, el club que sobrevivió a la quiebra y se expande
Comunicaciones, el club que sobrevivió a la quiebra y se expande Fuente: LA NACION - Crédito: Santiago Filipuzzi

En noviembre de 2016 se inauguró el microestadio de futsal con tribunas con capacidad para 1000 espectadores, vestuario y cabina de transmisión para la televisación de los partidos. "Las obras más importantes para la historia del club se hicieron durante estos últimos dos años. Parece increíble. En 2012 nos pusimos todos juntos a trabajar en equipo. Fue realmente una bisagra", asegura Veiga.

Comunicaciones, el club que sobrevivió a la quiebra y se expande
Comunicaciones, el club que sobrevivió a la quiebra y se expande Fuente: LA NACION - Crédito: Santiago Filipuzzi

Lo que siguió fue continuar con el plan maestro de obras. El año pasado se construyó un nuevo gimnasio de voley y otro microestadio multipropósito además de arreglar la fachada del club y un gimnasio histórico de handball, de terminar un complejo de canchas de fútbol de césped sintético y de inaugurar una cancha de hockey sobre césped. "Debemos ser el único club de la ciudad que en sólo dos años hizo tantas obras", afirma el Pasquale.

Comunicaciones, el club que sobrevivió a la quiebra y se expande
Comunicaciones, el club que sobrevivió a la quiebra y se expande Fuente: LA NACION - Crédito: Santiago Filipuzzi

Con una cuota de 550 pesos y con 19 deportes en actividad, el club no sólo se financia con el dinero de la masa societaria, sino que también recibe ingresos por el convenio que tienen con el ministerio de Educación de la Ciudad que utiliza el natatorio para el programa de verano Vacaciones en la escuela y también durante el resto del año para los colegios estatales que no tienen dónde realizar actividad física. Además, otros clubes también alquilan los nuevos espacios para eventos deportivos.

Comunicaciones, el club que sobrevivió a la quiebra y se expande
Comunicaciones, el club que sobrevivió a la quiebra y se expande Fuente: LA NACION - Crédito: Santiago Filipuzzi

Después de haber estado valuado en 11 millones de pesos, hoy gracias al trabajo de las subcomisiones del club junto con el órgano fiduciario, el precio de las 18 hectáreas ha ascendido a 90 millones de dólares, aunque nadie tenga intenciones de venderlo. "El club es un sentimiento, no puede cerrar ni venderse", dice Veiga con el fanatismo propio de un verdadero hincha.

Comunicaciones, el club que sobrevivió a la quiebra y se expande
Comunicaciones, el club que sobrevivió a la quiebra y se expande Fuente: LA NACION - Crédito: Santiago Filipuzzi

El plan maestro ahora continúa por el costado social con la futura construcción de quinchos cerrados y la plantación de una mayor cantidad de árboles. "Queremos dejar de ser un club de verano para ser un lugar donde los socios puedan venir todo el año", concluye el Díaz.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?