Suscriptor digital

La derecha desafía a Sánchez en las calles

El PP, Ciudadanos y Vox marchan hoy en protesta por las "cesiones" que hizo el gobierno al independentismo catalán
El PP, Ciudadanos y Vox marchan hoy en protesta por las "cesiones" que hizo el gobierno al independentismo catalán Fuente: Reuters
Silvia Pisani
(0)
10 de febrero de 2019  

MADRID.- Los partidos de derecha y conservadores de España se preparan para dar hoy su primer golpe al frágil gobierno del socialista Pedro Sánchez , acorralado por sus contradicciones en la negociación y el "diálogo" con el independentismo catalán .

El quiebre de confianza en Sánchez alcanzó también a referentes de peso dentro de su propio Partido Socialista Obrero Español (PSOE), por lo que muchos esperan que las marchas de hoy sean masivas y que participen también sectores progresistas de la sociedad.

"Yo no descartaría incluso que vengan dirigentes socialistas a decirle que esto que pasa no nos gusta", dijo el exprimer ministro francés y hoy candidato a la alcaldía de Barcelona, Manuel Valls.

La marcha de hoy marcará el comienzo de una semana turbulenta en la vida política de España, donde pasado mañana empezará el juicio por rebelión contra 25 dirigentes independentistas catalanes, acusados de graves delitos tras la fallida declaración de independencia de octubre de 2017.

"Eso es algo muy triste. Algo que, sea cual fuere el veredicto, difícilmente traiga paz y ayude a serenar los ánimos en Cataluña", señaló a LA NACION Xavier Arbós, doctor en Leyes y profesor de Derecho en la Universidad de Barcelona.

La marcha de hoy fue convocada por el conservador Partido Popular (PP) y el liberal Ciudadanos. Pero también se sumaron otros de posiciones más extremas, como la derecha radical de Vox, un partido que emergió con fuerza en recientes elecciones regionales.

El arco opositor contra Sánchez, que hoy se pondrá a prueba en la protesta callejera, hizo que se acercaran sectores hasta hace poco impensables.

El propio Valls, crítico feroz de la derecha radical de Vox, estará hoy codo a codo con dirigentes de esa agrupación en la queja común contra Sánchez.

"Apostamos por la transversalidad de las movimientos constitucionalistas, de quienes apoyan la Constitución contra los intentos de fractura. Acá hay algo que va mucho más allá de la trinchera de los partidos", dijo.

En minoría parlamentaria, con apenas 84 legisladores de los 350 que integran el Congreso de los Diputados, el gobierno de Sánchez quedó en incómoda posición desde que en la pasada semana salieron a la luz aspectos poco claros de su negociación con el separatismo catalán.

El punto es que Sánchez necesita del voto de una veintena de legisladores de las distintas vertientes independentistas para lograr la aprobación de los presupuestos generales.

Sin ellos, su gobierno quedará sin agenda propia y expuesto a la necesidad de convocar a elecciones anticipadas. Una maniobra que, ante el avance de los partidos de derecha y temeroso retroceso en las encuestas, Sánchez no parece dispuesto a arriesgar en este momento

"Quieren confundir. Yo no defiendo la autodeterminación en Cataluña", dijo Sánchez, a la defensiva en un acto público en el País Vasco.

"Dentro de la Constitución todo; fuera de ella, nada", subrayó, en una intervención en la que se vio forzado a explicarse, luego de haber salido a luz concesiones poco claras al independentismo que ejerce el gobierno regional en Cataluña.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?