Suscriptor digital

Hijos

Carlos M. Reymundo Roberts
(0)
11 de febrero de 2019  

Animada charla en el taxi entre el conductor y su pasajero, dos cincuentones. El pasajero cuenta que el mayor de sus hijos, de 27 años, se fue a vivir con una chica que acababa de conocer. "Ella parece buena, educada", dice, pero es evidente que la cosa no le termina de cerrar. "Y ya nos dijo que casarse ni loco, nunca. Ni con esta ni con otra". El chofer aporta su propia frustración. "Bueno, mi única hija tiene 30 y se fue a vivir sola. Tampoco quiere casarse, y además tomó la decisión de acudir a un banco de esperma. No quiere saber nada de comprometerse con alguien. Con mi mujer le dijimos que lo piense bien, que no prive a su hijo o hija de tener un padre. Que cuando ese hijo sea grande y le pregunte quién es su padre no va a saber qué responderle. Nos contestó que le va a decir que no tiene padre. Solo madre. Los pibes de hoy piensan en ellos".

Se baja el pasajero. Sin mucha convicción, al chofer lo consoló diciéndole que seguramente su hija con el tiempo iba a cambiar de opinión. Camina unos pasos y se ríe al pensar en que su hijo, que formó una pareja, es casi de la vieja usanza. Un conservador.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?