Suscriptor digital

Maduro acelera maniobras militares en plena tensión por la ayuda

Fuente: Reuters
Busca exhibir su músculo ante las "amenazas externas" y disciplinar al Ejército tras algunas deserciones; llegan más alimentos y medicamentos a Colombia
Daniel Lozano
(0)
11 de febrero de 2019  

CARACAS.- El gobierno revolucionario de Nicolás Maduro dio ayer el pistoletazo de salida a la Operación Cívico-Militar Bicentenario del Congreso de Angostura, maniobras con las que no solo pretende exhibir su músculo, sino también apretar las filas contra los "traidores". Como invitados especiales este año estarán Rusia y China, cuya presencia fue confirmada por el almirante Remigio Ceballos, al frente del operativo.

"Estados Unidos quiere demoler la Fuerza Armada Nacional Bolivariana [FANB], pero no podrán por el sentimiento de nacionalismo que está instaurado dentro del componente militar venezolano. Nunca habrá una ruptura en la FANB", aseguró Ceballos, que añadió "que todas las tropas bolivarianas responden a Maduro".

Hasta el momento, el abandono de las filas oficialistas se produce en cuentagotas. El último en anunciar su apoyo al Parlamento es el coronel Rubén Alberto Paz, médico que también llamó a sus compañeros a permitir la entrada de la ayuda humanitaria acopiada en Cúcuta.

Se trata de los "ejercicios militares más importantes de nuestra historia", adelantó Maduro, cuyo objetivo es "acoplar toda la capacidad operativa, organizacional, de armas y de unión cívico-militar para defender la patria". Con especial dedicación a "combatir las amenazas externas", como recalcó Ceballos.

A pesar de sus supuestos mensajes de paz, la revolución levantó un "muro" en el lado venezolano del Puente de la Unidad, en la frontera con Colombia. Tres armatostes metálicos y casi un centenar de guardias nacionales permanecen en el sitio. En la otra frontera, la de Brasil, los primeros obstáculos colocados por el Ejército fueron retirados tras la presión de los indígenas pemones, etnia que habita la Gran Sabana.

En el lado colombiano, varias toneladas de medicinas, alimentos y productos aguardan en los almacenes que el gobierno colombiano dispuso en Cúcuta. Diputados opositores y organizaciones civiles preparan este primer envío para 250.000 enfermos graves, a la espera de las órdenes que anunciará en las próximas horas el presidente encargado Juan Guaidó.

La Asamblea Nacional ya convocó una marcha nacional para mañana, coincidiendo con el Día de la Juventud. En la frontera ese día se realizará una cadena humana.

El "muro" levantado por la revolución no solo es militar. Maduro ordenó la entrega de un nuevo bono económico, bautizado Bicentenario de Angostura, dotado con 18.000 bolívares, un salario mínimo. Una dádiva solo para los "patriotas" que disponen del Carnet de la Patria, principal herramienta de control social puesta en marcha por el chavismo, con tecnología china. Y otro más está en marcha, llamado "Febrero Rebelde".

Pese a la magnitud del bono, equivalente a un salario mínimo, la hiperinflación que pulveriza el bolsillo de los venezolanos solo permite comer un huevo al día y tomar un café a la semana con 18.000 bolívares soberanos.

Todo vale en la guerra de nervios que vive el chavismo ante el desafío entablado por el Parlamento venezolano. Diosdado Cabello, número dos de la revolución, amenazó incluso con derribar los aviones que entren con ayuda humanitaria. "Cualquier aeronave que viole nuestro suelo patrio tendrá la respuesta adecuada de parte de nuestra Fuerza Armada", puntualizó Cabello.

En el pulso inédito que ya cumple más de un mes, Guaidó mantiene todo lo contrario: "Impedir el ingreso de ayuda humanitaria en su crimen de lesa humanidad".

"Estados Unidos disfraza la guerra contra Venezuela con una ayuda. No es ayuda ni es humanitaria", arengó el líder radical a los simpatizantes presentes en un mitin en Barcelona, en el este del país. Cabello preside la Asamblea Constituyente, que ya anunció que disolverá el Parlamento cuando más le convenga a la revolución. El mismo destino espera a Guaidó, "el peor de los hijos de la patria", a quien, adelantó, meterán en la cárcel cuando baje la presión. "Hay que ponerle los ganchos [esposas], pero todo a su tiempo".

El objetivo del Gobierno

  • Poderío: Con el objetivo de demostrar que aún tiene el apoyo de las Fuerzas Armadas, el gobierno venezolano lanzó ayer los ejercicios militares Bicentenario del Congreso de Angostura
  • Salidas: Hasta ahora, las deserciones de las filas militares se produce en cuentagotas

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?