Suscriptor digital

Caso García Belsunce: con una cita a Aristóteles, la defensa de Nicolás Pachelo pidió la nulidad de la elevación a juicio

Nicolás Pachelo, el acusado
Nicolás Pachelo, el acusado Crédito: Archivo
Gabriel Di Nicola
(0)
11 de febrero de 2019  • 11:09

En un texto donde citó al filósofo Aristóteles, Roberto Ribas, abogado defensor de Nicolás Pachelo, presentó un pedido de nulidad de la elevación a juicio de la causa en la que su cliente está acusado de ser coautor del homicidio de María Marta García Belsunce.

Ribas argumentó que la absolución de Carlos Carrascosa, esposo de García Belsunce, no está firme. En octubre del año pasado, en un fallo por mayoría, la Suprema Corte bonaerense confirmó la absolución de Carrascosa.

María Marta, la víctima
María Marta, la víctima Crédito: archivo

Pero esa decisión del máximo tribunal provincial fue apelada ante la Corte Suprema de la Nación por subprocurador general Juan Ángel de Oliveira, según recordó la agencia de noticias Télam.

"Se pretende llevar a juicio oral y público a un sujeto, me refiero en forma exclusiva a mi defendido, olvidando 'de momento' que la apelación [ante la Corte Suprema] está viva por lo menos 'de momento', por lo cual volvemos a los recordados principios de la lógica que vale la pena repasar: algo no puede ser y no ser; algo no puede ser blanco y no blanco y solo uno de los dos puede ser verdadero. ¿Cuál de las dos hipótesis de trabajo es verdadera? ¿Pachelo o Carrascosa? No se puede ni pensar seriamente que ambos hayan interactuado en los hechos que se investigan, esto teniendo en consideración que ambos tienen causa abierta sobre este tema", sostuvo Ribas en la presentación.

En septiembre pasado, los fiscales de Pilar María Inés Domínguez y Andrés Quintana solicitaron que Pachelo y dos exvigiladores del country Carmel, José Ramón Alejandro Ortiz y Norberto Glennon, sean sometidos a juicio oral y público por su presunta responsabilidad en el homicidio de García Belsunce, ocurrido el 27 de octubre de 2002.

Pachelo, de 42 años, está con prisión preventiva por una serie de robos ocurridos en el Tortugas Country Club, también de Pilar, durante la Semana Santa del año pasado.

Con su presentación, Ribas respondió hoy a la requisitoria de elevación a juicio presentada por los fiscales Domínguez y Quintana. El abogado de Pachelo sostuvo en su escrito que se han violentado los principios filosóficos de Aristóteles: principio de identidad, principio de no contradicción y principio de tercero excluido.

"Podemos decir sin ninguna duda que la [pieza procesal donde se pidió el juicio] es totalmente ilógica. Es más, se han violentado los principios aristotélicos [sic] en grado sumo. Tan ilógica es la presentación que además de invadir y basurear esa rama de la filosofía, lleva de la mano al derecho procesal, al que también denuesta", sostuvo Ribas.

Para el defensor de Pachelo, la lógica de la requisitoria de elevación a juicio hecha por los fiscales comienza a "temblar" cuando los representantes del Ministerio Público "aceptan" que existe un trámite de apelación por la absolución de Carrascosa.

"Los fiscales saben que hay ante la Corte Suprema una investigación, proceso o encuesta en la que esta involucrado el imputado Carrascosa. Obviamente, persona distinta de los que aquí se pretende elevar a juicio", afirmó Ribas.

Agregó: "Aparece como ilógico que dos sujetos que, nos atrevemos a decir, están claramente enfrentados aparezcan como supuestos autores de un delito en el cual ambos han sido autores pero sin una participación primaria, secundaria o la que se quiera elegir, sino otra vez, lo ilógico. Salvo que ocurra lo que algunas personas piensan sobre este famoso caso y que a esta defensa le han manifestado numerosas personas: ´Pachelo mató a María Marta por encargo de Carrascosa´ y mientras otras decían ´Carrascosa la mató y Pachelo estaba en la zona controlando que nada pase´".

Para los fiscales Domínguez y Quintana, ese 27 de octubre de 2002, María Marta sorprendió robando en su casa del country Carmel a tres ladrones, que la mataron.

Tras analizar durante más de un año las pruebas que ya contenía el expediente, y luego de realizar una nueva reconstrucción del crimen, interrogar nuevamente a testigos y escuchar por primera vez a personas que habían sido descartadas en la etapa inicial de la investigación, los fiscales concluyeron que uno de los tres acusados cometió el crimen para evitar ser denunciado. Para los representantes del Ministerio Público, los sospechosos son Pachelo, Ortiz y Glennon.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?