Suscriptor digital

Las fuerzas sirias y EE.UU libran la última batalla contra EI

Las milicias sirias y kurdas tienen rodeado el último reducto del grupo extremista donde resisten unos 600 combatientes
Las milicias sirias y kurdas tienen rodeado el último reducto del grupo extremista donde resisten unos 600 combatientes Fuente: AFP
Los jihadistas están sitiados en Baghouz, en el este del país
(0)
12 de febrero de 2019  

BEIRUT (AFP).- Más de cuatro años después de que Estado Islámico (EI) declarara un "califato" en gran parte de Siria , combatientes sirios respaldados por Estados Unidos libraban ayer intensos combates en el último bastión de los extremistas, en Baghouz, en el este del país árabe.

La ofensiva de las Fuerzas Democráticas Sirias (SDF), lideradas por kurdos, se ha visto ralentizada por las minas antipersonales, los francotiradores y los coches bomba empleados por los extremistas, que también usan a civiles como escudos humanos, señaló el Observatorio Sirio para los Derechos Humanos, con sede en Gran Bretaña.

Empezó la "batalla decisiva" contra el EI en Siria - Fuente: AFP

01:26
Video

Las SDF, que han dicho que esperan que la ofensiva final termine en unos días, anunciaron anteayer que habían tomado unas 40 posiciones de los jihadistas después del combate directo con armas ligeras.

"EI lanzó un contraataque a nuestras fuerzas y ahora estamos respondiendo con cohetes, ataques aéreos y choques directos", dijo el vocero de las SDF, Mustafa Bali. Agregó que había "decenas de rehenes de las SDF retenidos por EI", pero negó informes de ejecuciones.

Los combatientes sirios respaldados por Estados Unidos lanzaron el sábado pasado su última ofensiva para intentar expulsar a la milicia radical de la zona. El grupo jihadista había quedado recluido en algunos puntos de Deir Ezzor, en la orilla oriental del río Éufrates y cerca de la frontera con Irak -donde fue derrotado militarmente a finales de 2017-, y zonas del desierto sirio.

Según los combatiente sirios, hasta 600 jihadistas, así como cientos de civiles, podrían permanecer dentro de un parche de cuatro kilómetros cuadrados.

EI ha seguido perpetrando atentados de forma frecuente en Irak y ha lanzado varias ofensivas en los últimos meses en Siria para intentar expandir sus territorios y reducir la presión a la que se está viendo sometido, si bien no ha tenido éxito.

La toma de Baghouz supondría el final de una guerra global de cuatro años contra EI, que llegó a controlar grandes franjas de Siria e Irak.

Por su parte, el presidente estadounidense, Donald Trump , anunció en diciembre su decisión de replegar las tropas desplegadas en Siria. La semana pasada dijo que "probablemente" declararía el fin del "califato" territorial de EI durante esta semana.

"Debería anunciar de manera formal en algún momento, probablemente la semana que viene, que tenemos [bajo control] el ciento por ciento del 'califato'", manifestó durante una reunión de la coalición internacional contra EI.

En tanto, desde diciembre, decenas de miles de personas, la mayoría de las mujeres y chicos relacionados con combatientes de la organización terrorista, han huido al territorio de las SDF.

Las fuerzas respaldadas por Estados Unidos han examinado a los recién llegados, eliminando a los jihadistas potenciales para interrogarlos. Unas 600 personas pudieron llegar a territorio de los combatientes sirios anteayer después de huir de los combates, dijo el Observatorio.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?