Suscriptor digital

El potrillo campeón al que un secuestro le cambió drásticamente el destino

Forty Mirage fue encontrado a siete kilómetros del stud del que había sido sacado en Tandil
Forty Mirage fue encontrado a siete kilómetros del stud del que había sido sacado en Tandil Fuente: Archivo - Crédito: Mauro V. Rizzi
(0)
13 de febrero de 2019  • 10:00

Nunca hubo un operativo de seguridad tan grande en el hipódromo de Tandil como los días posteriores a la desaparición de Forty Mirage. De pronto, en el minimundo que suelen ser las villas hípicas, con serenos y candados, sonaron las alarmas. El turf argentino se encontró con un contexto atípico desde aquella noche del 7 de julio de 2004, cuando el potrillo que había ganado las principales carreras de San Isidro y Palermo estaba en la mira de un grupo empresario norteamericano, trascendían ofertas por encima del millón y medio de dólares y se evaporó de su box, entre las 8 y las 10.

En San Isidro y tras el primero de los grandes éxitos de Forty Mirage; Mattei (en el centro) no imaginaba lo que vendría
En San Isidro y tras el primero de los grandes éxitos de Forty Mirage; Mattei (en el centro) no imaginaba lo que vendría Fuente: Archivo - Crédito: Carlos Lares

Para tratarse de un acto de cuatrerismo, demasiada puntería. Solo uno de los caballos entre más de una docena y su documento, que estaba en la casa del entrenador Federico Aranaga, quien había viajado por unas horas a La Plata para ver correr a otros ejemplares que entrenaba. De regreso se encontró con el candado maltrecho y un box vacío, justo el del proyecto de crack, el caballo más famoso de ese momento y una celebridad en la zona. Desde la tarde siguiente se sucedieron ocho llamados desde un teléfono móvil que nunca se halló. La demanda era de 300.000 dólares para reencontrarse con la joya. Su propietario, el bodeguero Alfredo Mattei, aseguró que no iba a darles nada. Se sabe que en el caso de los caballos de carrera, dejan de ser útiles sin el título de propiedad o la transferencia, ya que no pueden competir en ningún hipódromo oficial ni ser utilizados para la reproducción por estar prohibida la inseminación artificial. Para cualquier otra utilidad era como tener a Lionel Messi para jugar un picado entre amigos encapuchado y que nadie lo sepa. Improbable.

Dos días después, cuando la noticia se había propagado, un cuerpo de policías rastrillaba los alrededores de esa ciudad bonaerense. En paralelo, Leandro Montero y Néstor Farinón, suboficiales de la Base de Apoyo Logístico del Ejército, se toparon con un caballo en plena rutina. Escucharon sus relinchos dentro de una casilla completamente de chapa. Hicieron saber que lo encontraron cuando recorrían un predio de la fuerza, a unos siete kilómetros del stud, en inmediaciones de la ruta 226. Lucía mantas naranja y azul superpuestas, pero estaba sin agua ni comida. Lo primero que hizo el alazán cuando lo sacaron fue buscar una zona con pasto seco, una señal de que llevaba tiempo sin alimentarse. Antes de volver a casa tuvo que pasar por el Cuerpo de Caballería, donde un veterinario certificó con la ficha que se trataba de Forty Mirage. El fiscal Gustavo Morey lo caratuló como "secuestro extorsivo".

Forty Mirage pasó por el Cuerpo de Caballería de Tandil para ser identificado por un veterinario, tras ser encontrado
Forty Mirage pasó por el Cuerpo de Caballería de Tandil para ser identificado por un veterinario, tras ser encontrado Fuente: DyN

Durante varias semanas, más ojos de los que ya imantaba su paso antes del suceso pusieron la vista en el potrillo. Como prevención, la policía montó una custodia por turnos en el stud. No se consideró necesario sumar una protección extra para las casi 10 horas (entre ida y vuelta) que demandaba el traslado para ir a competir. Solo tres veces volvió a hacerlo ese año, sin éxitos y con una imagen deslucida, casi opuesta del nivel del primer semestre. Incluso, la posibilidad de su venta se desvaneció enseguida por motivos ajenos al delito. "Digitalizamos los videos y tomamos manualmente los tiempos de sus triunfos. El punto fijo antes de activar el reloj está a 2 segundos de largar en los Estados Unidos y en la mayor parte de América, pero en la Argentina está a más de cuatro, lo cual explica por qué parecen más veloces cuando no lo son tanto", justificó a La Nación por aquellos días Barry Irwin, presidente de Team Valor, la compañía que lo tenía en la mira y se desalentó.

El éxito en el GP Estrellas Juvenile

Deseoso de recuperar a su campeón, Mattei mantuvo la idea de que el aire de las sierras sería ideal, pero luego de los fracasos lo mudó a la villa hípica de Palermo, donde ganó al reaparecer con nuevo entrenador: Roberto Pellegatta. Fue un espejismo. El cambio de su orfebre al preparador top no fue suficiente para recuperar el potencial, siquiera al probarlo en distancias inferiores a la de sus grandes conquistas, en el GP Raúl y Raúl E. Chevalier (G1-1400m), en el césped de San Isidro, y en el GP Estrellas Juvenile (G1-1600m), en la arena de Palermo. El caballo volvería meses después a las manos de Aranaga y bajo sus órdenes hizo el tramo final de su campaña, que se cerró al año siguiente con una victoria por varios cuerpos en La Plata, en un nivel raso. Fue su quinto festejo en 17 carreras. En ganancias acumuló 183.576,50 pesos, unos 61.000 dólares de esos tiempos.

Forty Mirage en el stud, junto al entrenador que más tiempo lo tuvo: Federico Aranaga
Forty Mirage en el stud, junto al entrenador que más tiempo lo tuvo: Federico Aranaga Fuente: Archivo

Finalmente Forty Mirage emigró, en 2006 y cuando la causa ya estaba archivada rápidamente sin detenidos (el dueño del teléfono cumplió una probation, pero por habérsele encontrado una escopeta sin tener su tenencia). El caballo fue embarcado a Nueva Zelanda, en una cotización que se manejó en privado y estuvo, eso sí, varios ceros debajo de las expectativas que había generado en sus inicios. Y no sólo desde lo económico, por lo que se proyectaba con él en competencia, sino también en lo que produjo como semental allá para sus nuevos dueños: tuvo 18 hijos, solo tres salieron a competir y ninguno logró ganar hasta aquí.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?