Suscriptor digital

El Banco Nación analizará una propuesta de fabricantes de maquinaria agrícola

González Fraga, en el centro, con los empresarios del sector
González Fraga, en el centro, con los empresarios del sector
Gabriela Origlia
(0)
13 de febrero de 2019  • 10:14

CÓRDOBA.- El presidente del Banco Nación, Javier González Fraga, se comprometió a darles una respuesta en breve a los representantes de las cámaras de fabricantes de maquinaria agrícola a quienes recibió ayer y le presentaron algunas opciones para líneas de créditos a los productores de manera tal que puedan comprar equipos.

La reunión -adelantada por LA NACION- se extendió por alrededor de una hora. Estuvieron Raúl Crucianelli y Néstor Cestari, por la Cámara Argentina de Fabricantes de Maquinaria Agrícola (Cafma) y Lisandro Tron, titular de la Asociación de Fabricantes de Maquinaria Agrícola y Agrocomponentes de Córdoba (Afamac).

"La propuesta original que le hicimos fue una línea en pesos a una tasa razonable, accesible. No subsidiada ni bonificada", dijo Tron a este diario. González Fraga les explicó que el Nación se fondea a tasas de mercado, por lo que el costo de las líneas en pesos "va a ser de mercado" y probablemente sea una parte fija y una variable.

"Sería, en esas condiciones, un esquema más atractivo del que existe hoy", aseguró Tron. Desde Cafma, Cestari adelantó que el financiamiento es una "herramienta fundamental y con las actuales tasas, más allá de las bajas, es prohibitivo".

Los fabricantes coinciden que, desde mediados de 2018, la producción no levanta y entienden que el crédito caro es un obstáculo. Las expectativas están puestas en la cosecha récord.

Tron señaló que, cinco de diez empresas que en el último trimestre de 2018 pidieron procedimiento preventivo de crisis, "ya salieron".

La buena cosecha de trigo y las perspectivas para la gruesa apuntalarían las ventas desde marzo en adelante
La buena cosecha de trigo y las perspectivas para la gruesa apuntalarían las ventas desde marzo en adelante Fuente: Archivo

"Claramente es un intento de las empresas de preservar las fuentes de trabajo; de llegar a marzo cuando comenzará una cosecha muy buena. Es básicamente buena voluntad y optimismo más que un crecimiento de la demanda, porque las ventas siguen por debajo de lo presupuestado", indicó.

Afirmó que el año pasado cerró con 30% menos de ventas interanuales frente a un 2017 al que calificó como "bueno". La mayoría de las operaciones fueron sin financiamiento y en el contexto de una sequía récord.

"Este año, con una cosecha sólida, un precio de granos relativamente bueno y una perspectiva de baja de tasas, debiera ser mejor que 2018", opinó. Respecto de los créditos, aclaró que no hablan de tasas negativas "si no cometeríamos el mismo error que ya vivimos. Planteamos tasas razonables, que le permitan al productor invertir en capital de trabajo".

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?