Suscriptor digital

Champions League: Di María se toma venganza de la hostilidad de Old Trafford

Di María festeja un gol de cara a los hinchas de Manchester en Old Trafford
Di María festeja un gol de cara a los hinchas de Manchester en Old Trafford Fuente: AFP - Crédito: Franck Fife
Claudio Mauri
(0)
12 de febrero de 2019  • 21:13

Con una carrera en Europa que ya superó los 10 años entre Portugal, España, Inglaterra y Francia, el único club en el que le fue realmente mal a Ángel Di María es Manchester United . Por eso su paso por los Red Devils se redujo a una temporada (2014/15), a pesar de que cuando se incorporó -agosto de 2014- lo hizo como el protagonista del pase más oneroso para el fútbol inglés -75 millones de euros- en ese momento y se erigía en el jugador argentino por el que más se pagaba en una transferencia, récord que luego correspondió a Gonzalo Higuaín, cuando dejó Napoli para ir a Juventus.

Alguna lesión, bajos rendimientos y una nula sintonía con Louis Van Gaal convirtieron a Di María, según los medios británicos, en una de las peores operaciones de aquella temporada. Luego de 32 partidos y cuatro goles, la solución más a mano para el club y el jugador fue buscar otro destino. El rosarino cruzó el Canal de la Mancha para sumarse a Paris Saint-Germain , club con el que este martes volvió a Old Trafford para conseguir un valiosísimo 2-0 en la ida de uno de los octavos de final de la Champions League . Con un planteo compacto y un gran segundo tiempo, el campeón de Francia cortó el invicto de 11 partidos (10 victorias y un empate) que tenía el director técnico Ole Gunnar Solskjaer .

Fue un choque especial para Di María. En Old Trafford se reflotaron viejos rencores y cuentas pendientes. Los hinchas de Manchester United lo abuchearon desde un primer momento y la tensión fue en aumento a medida que "Fideo" completaba una muy buena producción futbolística y encaraba a las tribunas con insultos y provocaciones. El duelo estaba planteado. Todo iba a ser muy picante.

El clima se puso más espeso cuando el capitán Ashley Young, el lateral derecho encargado de controlarlo, con un empujón estampó a Di María contra la verja lateral. El argentino cayó por el fuerte choque y se mostró muy dolido en el brazo izquierdo; fue atendido y tardó en reincorporarse. La situación enardeció más a los hinchas locales, mientras el rosarino se ponía de pie y hacía un gesto de que no los escuchaba.

Di María fue el gran ganador de la pulseada en el segundo tiempo. Con dos asistencias ayudó decididamente al triunfo por 2-0 y se tomó revancha con las tribunas. Tras ejecutar el córner que conectó Kimpembe para el primer gol, en su festejo de cara a la cabecera local se podían leer en sus labios insultos en inglés y en español. Cuando iba a tomar otro córner sobre la izquierda, agarró del piso una botella de plástico que le tiraron y simuló tomar un trago. El clímax para Di María llegó cuando profundizó un contraataque por la izquierda y realizó el pase para la definición de Mbappé. En Old Trafford, donde ya había ganado con la camiseta de Real Madrid, redondeó la gran actuación que quizá nunca tuvo con la casaca roja.

A 10 minutos del final, el entrenador Thomas Tuchel lo reemplazó por el juvenil Dagba. Camino al banco, Di María retribuyó con palmas la ovación de los miles de hinchas PSG, mientras la parcialidad local se sumía en la desazón. "Hicimos un gran trabajo, salió un partido perfecto", dijo después el atacante, que también tuvo palabras para el particular entorno en el que había jugado: "Fue difícil desde el primer minuto. Sabía que podía pasar. Pero yo no tengo nada contra la gente de Manchester; solo tuve problemas con el entrenador", aludió a Van Gaal.

PSG quedó en una situación muy favorable para alcanzar los cuartos de final, tras las eliminaciones en octavos en las últimas dos temporadas, ante Barcelona y Real Madrid. Sin los lesionados Neymar (goleador del equipo en la Champions, con cinco) y Edinson Cavani (tiene dos y es el máximo anotador histórico del club, con 192), PSG hizo el tipo de partido que se debía en el gran escenario europeo: el de un equipo fuerte, compacto, sólido y oportuno. Quizá sin el glamour futbolístico con el que viene siendo diseñado desde hace años por su multimillonario dueño qatarí, Nasser Al-Khelaïfi, pero sí con la consistencia que requiere esta clase de desafíos.

No tengo nada contra la gente de Manchester United; solo tuve problemas con el técnico [Louis Van Gaal]
Ángel Di María

Tuchel le cerró todos los caminos a Manchester United con un planteo en el que los recuperadores (línea de cuatro, doble pivote en el medio con el zaguero Marquinhos y Verratti, Dani Alves en la función de Nº 8/7) superaban en cantidad a las piezas ofensivas (Draxler, Di María, Mbappé).

El veterano Gigi Buffon no pasó por ningún apuro: solo un remate llegó entre los tres postes. Hubo una firme tarea de los zagueros Thiago Silva y Kimpembe. Leandro Paredes, reciente incorporación de PSG, ingresó en el último cuarto de hora por Verratti.

Manchester United fue sumiéndose en la impotencia, sufrió la adversidad de las lesiones de los delanteros Martial y Lingard y cerró una noche muy negativa con la expulsión de Pogba, que venía siendo la gran figura (ocho goles) desde que Solskjaer reemplazó a Mourinho.

A pesar de las bajas de Neymar y Cavani, PSG refrendó su condición de equipo más goleador (17) de la etapa de grupos de esta Champions. Tuvo a un Di María que impuso condiciones en la cancha y al que vio también vencedor en su saga de desencuentros con los hinchas del United.

En el otro partido de octavos de final, Roma venció por 2-1 como local a Porto. El programa de este miércoles: Ajax vs. Real Madrid y Tottenham vs. Borussia Dortmund

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?