Suscriptor digital

Otra tormenta que alimenta el clima de inestabilidad

Silvia Pisani
Silvia Pisani LA NACION
El presidente Pedro Sánchez
El presidente Pedro Sánchez Fuente: Reuters
(0)
14 de febrero de 2019  

MADRID.- ¿Y ahora qué? España lleva más de un año pendiente y, después del mazazo que sufrió ayer el presidente Pedro Sánchez , que se jacta de saber "resistir", no solo sigue pendiente, sino que, además, está en ascuas.

Para empezar, está pendiente de si el gobierno socialista se disolverá o, por el contrario, intenta la quimera de resistir en un escenario de inestabilidad.

Está pendiente de si llamarán o no a elecciones y, en tal caso, cuándo. También de si Cataluña logrará separarse o si continuará siendo parte del país.

Está pendiente de un juicio -el más importante de los últimos años- para determinar responsabilidades en los hechos que llevaron a que, hace unos meses, Cataluña fuera independiente -o algo por el estilo- durante un rato en 2017.

El país cambió tanto en el pasado reciente que la noticia dura poco, antes de que la tape la siguiente.

Cambió de rey -Juan Carlos por Felipe- y el que era venerado pasó a un conveniente segundo plano, en la medida en que aparecían elefantes muertos en cacerías, amantes y supuestos dineros en paraísos fiscales.

Supo España de repúblicas que nacían dentro de su territorio y que, luego del surgimiento, exigían "diálogo", para dotar de legalidad a la vía de los hechos. "Autodeterminación", clamaban de un lado. "¡España, España!", gritaban del otro.

En medio, Sánchez prometía "diálogo", con el resultado a la vista. Se llegó hasta el mismo punto al que llegaron los otros: lo imposible.

Y, por primera vez en su democracia reciente, despachó España por la vía parlamentaria a un presidente, Mariano Rajoy , luego de que a su formación, el derechista Partido Popular (PP), le llovieran denuncias de corrupción.

El país cambió tanto en tan poco que, a veces, cuesta reconocerlo. Pero muchas cosas, las de siempre, no cambian.

Por ejemplo, no se sabe si habrá elecciones. Todo parece indicar que sí, pero, a ciencia cierta, eso solo está en la libreta que leerá Sánchez. El hombre que reprochaba silencio y pasividad a su predecesor se retiró del Congreso con los labios apretados. Y el misterio seguirá hasta que no los abra.

A pesar de todo eso, sí se sabe ya lo que dirán cada uno de los partidos que esperan ganar votos en este nuevo escenario. No hay fecha de elecciones. Pero la campaña ya arrancó.

Sánchez dirá que está solo, como un héroe, contra "la derecha" y "el chantaje independentista". La izquierda radical de Podemos, que "es hora de terminar con la casta" que siempre gobierna en su beneficio.

El nuevo líder del PP, el joven Pablo Casado, dirá que allí están ellos para salvar a las instituciones, y el liberal Albert Rivera, de Ciudadanos, para decir que no se engañe nadie, que los verdaderos salvadores son ellos.

Como nuevo jugador está la derecha radical de Vox, que se estrenará en los próximos comicios nacionales. En semejante escenario, están seguros de que algún viento les será favorable. Hasta hace poco, ni se atrevían a soñar con llegar al Congreso y ahora hacen cuentas.

Mucho cambió y, en el fondo, lo esencial sigue en lo mismo. No hay fecha de elecciones, cierto. Pero la campaña ya empezó.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?