Secretos desvelos de Carlos Ruckauf

Reclutados por sorpresa. "Se pone lindo". De mediación obligada. Soria, un cruzado. Festejo sindical. Premio noble. Cuidar el ganado
(0)
3 de julio de 2000  

  • Reclutados por sorpresa.

    De pronto, todos se encontraron en un salón del Banco Provincia. Carlos Ruckauf presidía la reunión. "Quería presentarles al equipo que será la base para mi proyecto nacional y con el cual le voy a disputar la presidencia del partido a Menem", dijo, solemne, el gobernador bonaerense.
  • Ocurrió el 29, por la mañana. Fue allí, en secreto, donde se decidió que al día siguiente Ruckauf pediría a Carlos Menem, titular del PJ, "un paso al costado", o la jubilación política. El gobernador estaba rodeado por sus principales ministros: José Octavio Bordón, Raúl Othacehé y Esteban Caselli.

    Completaban la escena Néstor Kirchner, Arturo Lafalla, algún otro dirigente, y tres encuestadores de primer nivel: hubo dos horas de análisis político, encuestas halagadoras para Ruckauf y debate sobre el papel del PJ frente al Gobierno. Los intendentes Alberto Balestrini (La Matanza), Juan José Alvarez (Hurlingham) y Julio Alak (La Plata) habían ido en realidad a reunirse con el presidente del banco, Ricardo Gutiérrez, por temas financieros. Cuando entraron en el salón, la misteriosa frase sonó como latigazo: "Le voy a disputar el poder partidario a Menem", exclamó.

    De la candidatura presidencial para 2003 no se habló. Pero estaba en el aire... Ya empezó.

    * * *

  • "Se pone lindo".

    Cuando Carlos Corach se enteró de los planes de Ruckauf, sonrió satisfecho. Nada mejor para un menemista que la pelea por el poder. El ex ministro del Interior se sintió a sus anchas, cuando supo todo: "Se pone lindo, ahora", deslizó. Y agregó: "...Y se verán las caras el año que viene", dijo, al confirmar que habrá elecciones internas en el PJ, por la jefatura.
  • En realidad, Ruckauf su puso nervioso por el liderazgo de Carlos Menem en el diálogo político con el presidente Fernando de la Rúa. "Tuvimos que salir a pegar fuerte; no podíamos bancar que Menem saliera a protagonizar el diálogo político, porque rompe el trato de gobierno a gobierno", reseñó una figura íntima de Ruckauf.

    * * *

  • De mediación obligada.

    Carlos Raimundi no imaginaba que debería mediar entre Carlos Corach y el ex canciller paraguayo José Félix Fernández Estigarribia. Ocurrió el miércoles último, en Santa Fe, donde se reunió la Comisión Parlamentaria del Mercosur.
  • Corach quiso allí imponer una subcomisión de seguridad y delitos transnacionales, asunto que domina desde su época de ex ministro del Interior. El paraguayo se enfrentó con Corach cuando Carlos Menem le facilitó asilo político a Lino Oviedo. La cosa se ponía fea. Pero el presidente de la comisión, Raimundi, diputado del Frepaso, piloteó el conflicto. "Al fin, es algo sobre lo que todos estamos de acuerdo", dijo, según un testigo privilegiado. La comisión de Corach avanza.

    * * *

  • Soria, un cruzado.

    No terminó todavía la cruzada del PJ en el Congreso para evitar el recorte de salarios públicos. Un sector está dispuesto a continuar contra viento y marea. El diputado Carlos Soria sentó las bases de esa lucha: no está reglamentado el mecanismo de ratificación de decretos de necesidad y urgencia (DNU).
  • "Por lo tanto, vamos a reglamentar esa disposición constitucional y vamos a voltear el decreto 430, el del ajuste", dijo entre los amigos de la Cámara el bonaerense.

    * * *

  • Festejo sindical.

    Se vio festejar a varios sindicalistas en un simbólico reducto radical: el centro Lalín, en la zona del Congreso. Allí, Ricardo Sablich celebró el jueves su triunfo electoral en la Asociación de Personal Legislativo (APL), que significó su reelección como titular del gremio parlamentario.
  • El triunfo no dejó dudas: 80% a 17% en un padrón de 3400 afiliados. La alegría de Sablich y los suyos se multiplicó porque el vencido era el sector que apadrinó la presidencia de la Cámara de Diputados, en manos de Rafael Pascual, hombre de Fernando de la Rúa.

    Sablich, enrolado en la CGT rebelde de Hugo Moyano, se enfrentó con Pascual cuando debió defender la imprenta del Congreso, que el Gobierno quiso suprimir, y la estabilidad salarial del personal. A los postres, en Lalín, se brindó "por el compañero Moyano", allí presente. Juan Manuel Palacios y Julio Piumato acompañaban al camionero.

    * * *

  • Premio noble.

    En Panamá, un argentino ganó un galardón por la transparencia. Se trata de Carlos Manfroni, titular de la Fundación de Etica Pública, que obtuvo por tercer año consecutivo el primer premio al Mejor Libro Jurídico, otorgado por la Interamerican Bar Association, una organización de Washington que reúne a cientos de juristas de todo el continente.
  • El premio de este año fue concedido a Manfroni en la reunión anual en Panamá, hace una semana, por el libro "Control político en el capitalismo global". Manfroni es un estudioso de los mecanismos de transparencia, consultado por el vicepresidente Carlos Alvarez para el diseño del régimen de compras del Estado, que todavía no fue llevado al Congreso, pese a las promesas.

    * * *

  • Cuidar el ganado.

    El hombre supo capear las peores intrigas palaciegas del menemismo. Hugo Anzorreguy debe defender ahora sus propiedades en Entre Ríos. "Me voy a la estancia -dijo el jueves a sus amigos-. Me voy para que no me coman las vacas." El ex jefe de la SIDE pasó el fin de semana cuidando el campo.
  • Dejó su estudio de abogado y se trasladó a Gualeguaychú. Sus allegados deslizan por lo bajo que Anzorreguy está preocupado porque dice que esa zona entrerriana, donde produce leche, "se cayó de manera desastrosa en tan sólo seis meses". La gente tiene hambre y la ciudad es una bomba de tiempo.

    "Es inexplicable: en diciembre todo estaba floreciente", dijo el ex Señor Cinco. En este caso, el ojo del amo no engorda el ganado, pero lo preserva... Y al ex jefe de inteligencia, información no le falta.

    Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

    Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?