Suscriptor digital

Están marchando hacia Lima miles de opositores a Fujimori

La protesta es contra la tercera asunción del presidente; temen graves disturbios
(0)
25 de julio de 2000  

LIMA.- Miles de peruanos comenzaron a trasladarse ayer desde distintos puntos del país hacia esta capital para participar mañana de la masiva manifestación opositora en contra de un tercer mandato de Alberto Fujimori. En tanto, en un clima de creciente tensión, el presidente peruano decidió poner en alerta a las fuerzas armadas para asegurarse de que no surgirán imprevistos en las horas previas a su asunción.

Fuentes castrenses confirmaron en las últimas horas que contingentes de fuerzas especiales de la policía nacional y destacamentos y guarniciones militares de Lima y del interior del país se encuentran "acuartelados" desde anteanoche.

A partir de hoy comenzarán a arribar a esta ciudad caravanas de manifestantes provenientes del interior del país, respondiendo a la convocatoria del ex candidato presidencial Alejandro Toledo para la denominada marcha de "los Cuatro Suyos", nombre que alude a las cuatro regiones en que se dividía el Imperio Inca.

Los militares, considerados aliados incondicionales del gobierno de Fujimori, recibieron hace dos semanas órdenes para que en cada región se estableciera un comando de estado mayor de "administración de crisis", en la eventualidad de que la movilización contra el mandatario peruano se torne "crítica".

En las últimas horas, analistas locales consideraban que la protesta contra la continuidad de Fujimori podría convertirse en la mayor muestra de oposición al mandatario en sus diez años de gestión.

Clima de tensión

Sin embargo, el gobierno optó por no decretar estado de emergencia ni anunciar medidas de excepción, por considerar que de ese modo se podrían "exaltar los ánimos" y alimentar el clima de tensión que pretende instalar la oposición.

La marcha de "los Cuatro Suyos" se concentrará mañana frente a la Casa de Gobierno y el Parlamento como una forma de protesta de la oposición contra el tercer mandato que Fujimori iniciará el viernes próximo.

En zonas populares se instalaron ya varios "comedores populares" de ollas comunes para alimentar a los ciudadanos que vengan del interior del país como parte de la marcha de protesta, según informaron sus organizadores.

Toledo, jefe del partido opositor Perú Posible, ratificó ayer que la marcha será "pacífica y no caerá en las provocaciones" del gobierno.

Algunos medios peruanos, que informaron ayer que varios miles de ciudadanos de distintas ciudades del interior del país ya están camino a la capital, dijeron que se aguarda que la movilización instale una multitudinaria protesta callejera hasta el acto de jura de Fujimori, el 28 de este mes, fecha de la fiesta nacional del Perú.

Una encuesta de la empresa Imasen, publicada anteayer, reveló que el 48 por ciento de la población apoya la marcha de protesta, y que el 51,3 por ciento desaprueba el gobierno de Fujimori, frente al 44,4 por ciento que lo aprueba.

También señala la encuesta que el 52,7 por ciento de la población peruana apoya la convocatoria a nuevas elecciones.

Negociación en el Congreso

Fujimori afirmó que, de todas maneras, jurará el cargo ante el Congreso, cuya mayoría está por definirse en las próximas horas debido a que seis de los 120 congresistas estarían negociando si se inclinan por el oficialismo o por la oposición.

El clima de tensión fue aumentando en las últimas horas, en especial desde que se denunciaron algunas acciones policiales para evitar que muchos ciudadanos del interior del país se trasladen hasta la capital para participar de la movilización.

Incidentes

En tanto, se produjeron ayer graves incidentes durante la ceremonia de juramento de los 120 nuevos integrantes del Congreso unicameral peruano para el período 2000-2005, en la que los parlamentarios elegidos por la oposición y que se pasaron al oficialismo fueron insultados y abucheados por los grupos opositores.

Los más agraviados fueron los congresistas Luis y Roger Cáceres, padre e hijo, respectivamente, quienes fueron elegidos en los comicios generales del 9 de abril por el opositor Frente Popular Agrario del Perú (Frepap) y en menos de dos meses adhirieron a la alianza oficialista Perú 2000, que lidera el reelecto presidente Alberto Fujimori.

Con el apoyo de legisladores "independientes", el oficialismo alcanzaría una mayoría absoluta de 61 votos para su próxima etapa de gobierno.

Alfonsín

El ex presidente y actual titular de la Unión Cívica Radical (UCR), Raúl Alfonsín viajará mañana a Lima para asistir a la convocatoria del líder opositor Alejandro Toledo en contra de un tercer mandato de Alberto Fujimori.

Fuentes cercanas a Alfonsín dijeron ayer a LA NACION que el ex mandatario "asistirá a la marcha" opositora a la que fue invitado por Toledo. Alfonsín permanecería en Perú sólo un día y regresaría al país. A la ceremonia de asunción del mandatario peruano asistirá el canciller Adalberto Rodríguez Giavarini.

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?