Suscriptor digital

Recuerdos del Botija de Oro

Desde su niñez hasta el fallido paso por el fútbol italiano, el uruguayo suma anécdotas.
(0)
5 de agosto de 2000  

Durante su brillante carrera, El Botija de Oro (como lo llamaba el periodismo uruguayo cuando era adolescente), vivió diversas y llamativas experiencias, que recuerda con envidiable memoria; en este caso bajo la tierna mirada de su nieto Brian.

De pibe. "Yo dormía con la pelota debajo de la almohada. Cuando no teníamos la pelota de goma le afanábamos las medias a la vieja y nos hacíamos una de trapo. Mi vieja me llevaba a la escuela de la mano y cuando llegábamos a la puerta le pegaba un tirón y me escapaba a jugar.

"A mi viejo mucho no le gustaba que jugara, porque yo sufría un poco de bronquitis y me mandaba al arco. Pero no le hacía mucho caso. En ese tiempo me decían Gordito, porque era medio lechoncito ".

Los limones. "No me gustaba laburar. Cuando mi hermano Washington me empleó en un negocio de encuadernación, en el fondo había limoneros y yo sacaba los limones y me ponía a patearlos hacia arriba. Al lado vivía el presidente de Nacional; una vez se asomó por la ventana y me rep... A veces me escapaba del laburo y cuando llegaba a mi casa, mi vieja me decía: "¿Cómo te fue?" "Bien, bien", le decía".

Sus compañeros. "A Félix Lousteau no lo vi más porque anda medio enfermo, la señora me dijo un día que no lo llamara porque se podía emocionar y eso le haría mal. Cuando a veces voy al club me encuentro con Amadeo Carrizo.

El día de la fiesta del Campeón del Siglo estuve con Pipo Rossi y me reconoció. También me enteré de que el flaco Oscar Mantegari está internado en un geriátrico y eso me pone mal; yo no lo quiero ni ver, no me gusta verlo mal. Pero sigue igual que siempre; me enteré que un día se escapó del geriátrico y se fue al club a dormir. Fueron tantas las cosas vividas que a uno le da pena."

El mejor. "José Manuel Moreno fue el futbolista más grande que vi. En el Sudamericano de 1942, que se disputó en Montevideo, la Argentina jugaba con Chile, y en medio del partido hubo un parate; Moreno agarró la pelota, se fue al centro de la cancha y empezó a jugar con la cabeza, luego con los hombros, se acostó en el suelo y se levantó sin que se le caiga. La gente decía: "Nos podemos ir tranquilos, la entrada ya está paga".

La gira por Inglaterra. "De la histórica gira que hicimos con River por Europa, recuerdo que el día que jugábamos frente a Manchester City, Antonio V. Liberti entró en el vestuario y nos dijo: "Bueno, muchachos, tengo una buena noticia. Si ganan, tengo la orden del general Juan Domingo Perón de entregarles un auto a cada uno". Y es el día de hoy que todavía estoy esperando el coche."

La selección. "Cuando debuté en la selección uruguaya tenía 17 años: perdimos 6 a 2 con la Argentina en la cancha de San Lorenzo, pero yo había jugado bastante bien. Faltaba poco para el final y me pegaron un pelotazo en la nariz. Me empezó a salir sangre y me sacaron en camilla. Mientras me llevaban, todo el estadio me ovacionó. Yo levanté la cabeza y no lo podía creer; se me movió todo el cuerpo".

Italia. "Cuando fui a jugar a Palermo mucha idea no tenía del lugar al que iba. Un día un dirigente me dijo que me iban a rebajar la prima y yo le dije: "¡Qué me van a bajar si no cobro nada!". Después me dejaron libre y cuando fui a reclamar lo que me debían no me dieron ninguna respuesta; me pagué los pasajes y me volví".

El faso. "Si me falta el faso me muero. Cuando jugaba, en el entretiempo siempre me fumaba uno. Fue una costumbre que me acompañó toda mi vida, hasta estos días".

Otros datos

Nombre y apellido:

Walter Gómez Pardal.

Fecha y lugar de nacimiento:

12 de diciembre de 1927, en el barrio La Unión, Montevideo, Uruguay.

Comienzo amateur:

club Sol de América (1941-42) y Unión de Montevideo (1943).

Trayectoria profesional:

Central de Montevideo (1944-45), Nacional, de Montevideo (1946-49), River Plate (1950-55), Palermo de Italia (1956-59), Nacional (1959), Cúcuta, de Colombia (1960-61), Once Caldas, de Colombia (1962), y Deportivo Galicia, de Venezuela (1964).

Debut y trayectoria en River:

2 de abril de 1950 contra Newell´s en Rosario (2-0); hizo un gol al minuto de juego. Jugó 140 partidos con 74 goles convertidos (es el segundo goleador extranjero de River, detrás de Enzo Francescoli, con 115).

Debut internacional:

en la selección uruguaya, el 15 de agosto de 1945, en un partido frente a la Argentina (2-6) por la Copa Newton, en el desaparecido estadio de San Lorenzo.

Ultimo partido en River:

11 de diciembre de 1955, en un partido contra Racing (2-2), se despidió con un gol.

Retiro profesional:

a fines de 1964 en un amistoso entre Deportivo Galicia y Cerro, de Montevideo.

Títulos obtenidos:

campeón con Nacional (1946 y 1947), con River (1952, 1953 y 1955), y con Deportivo Galicia (1964).

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?