La Armada simuló una batalla naval con los Estados Unidos

Infantes norteamericanos participaron del entrenamiento
(0)
12 de agosto de 2000  

Infantes de la Armada Argentina y de la de los Estados Unidos compartieron durante doce días maniobras ribereñas para interrelacionarse y poder actuar en eventuales misiones de paz a las que puedan ser convocados por las Naciones Unidas.

Las maniobras, que por cuestiones estratégicas se desarrollaron básicamente de noche, comenzaron el 28 del mes último y concluyeron ayer. En ese lapso se cumplieron diversas maniobras en Puerto Ibicuy, Mazaruca e islas Lechiguanas, en la provincia de Entre Ríos.

Fue la primera vez que un batallón de infantes de marina argentinos intervino con lanchas rápidas, ya que fueron incorporadas a la fuerza recientemente.

Denominado Fluvial IV, el ejercicio simuló un enfrentamiento entre dos países imaginarios que mantienen un antiguo conflicto por cuestiones territoriales que se agrava cuando uno invade el espacio del otro y comienza a sufrir el bloqueo de la navegación mercante en el río limítrofe.

La simulación incluyó un helicóptero sanitario de la gobernación bonaerense, que tomó parte en un juego de rescate de rehenes.

Después de Vietnam

En los últimos cinco años, buena parte de las fuerzas armadas de todo el mundo volvieron a considerar que las operaciones con pequeñas unidades de despliegue rápido pueden ser muy importantes a la hora de resolver conflictos costeros o fluviales.

La experiencia representativa había sido Vietnam, aunque su práctica fue eliminada de la marina de los Estados Unidos por los resultados adversos alcanzados en el sudeste asiático.

En la Argentina, la Armada redefinió la ubicación de sus infantes de marina para volver a operar en zonas fluviales. En la actualidad, el Batallón de Infantería Nº 3 Almirante Eleazar Videla tiene su sede en el Comando del Area Naval Fluvial, Base Fluvial Zárate, que cuenta con una Compañía de Embarcaciones Menores.

Los juegos de guerra fueron observados durante 48 horas por el comandante de la Infantería de Marina, contralmirante Oscar Monnereau, y por el segundo comandante de la Fuerza de la Infantería de Marina Estadounidense del Atlántico (IIFuerza Expedicionaria del USMC), brigadier general Robert Flanagan.

Ayer, al término del ejercicio de rescate de rehenes, el contralmirante Monnereau aseguró que "más allá de las dificultades presupuestarias, el nivel de adiestramiento de los infantes argentinos, en relación con los de los Estados Unidos, es muy bueno", y señaló que "no se perciben diferencias de equipamiento y de armamento entre los dos países".

La Argentina participó del Fluvial IV con los patrulleros Murature y King, los buques multipropósito Ciudad de Rosario y Ciudad de Zárate, helicópteros Alouette de la Aviación Naval, fracciones del Batallón de Comunicaciones Nº 1, del Batallón de Comando y Apoyo Logístico, agrupaciones de Comandos Anfibios y Buzos Tácticos, lanchas patrulleras Guardian 22 y gomones Zodiac.

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?