Suscriptor digital

Historias de café en "Un cortado"

Es un ciclo de ficción que estrenará hoy Canal 7; para hacerlo, se montó un bar en Palermo
Natalia Trzenko
(0)
2 de mayo de 2001  

Las historias pasan en un bar, los personajes centrales son sus dueños y empleados y los clientes aportan las novedades de cada emisión. Esta descripción no se refiere a ningún reality show. No es "El bar". Es "Un cortado. Historias de café", el unitario que Canal 7 estrenará hoy, a las 23.

Mucho tiempo antes de que se conociera siquiera la existencia del programa que ahora produce Cuatro cabezas, Leonardo Becchini -guionista de "El 22", la próxima tira diaria de Pol-ka- pensó en la posibilidad de contar, desde la ficción, lo que sucede en el escenario único que se arma entre las mesas, las sillas y las tazas de un café de cualquier esquina de Buenos Aires. Con un elenco estable encabezado por Héctor Calori, Guido Gorgatti, Salo Pasik y Adrián Yospe, entre otros.

"Mi sueño era devolver la ficción a la gente que mira Canal 7 en el interior", contó el guionista de Pol-ka en la presentación del ciclo. Cumplir con ese deseo no fue fácil. En el camino hubo muchos meses donde no se sabía si el programa llegaría al aire y mientras se atrasaba la fecha de estreno el problema de la falta de presupuesto del canal rivalizaba con el empuje de Becchini y su equipo.

A diferencia de "Okupas" -el ciclo que inauguró con fuerza la ficción en la emisora estatal, que cuenta con la producción de Ideas del Sur, la empresa de Marcelo Tinelli-, "Un cortado" debió armarse con el esfuerzo del propio Becchini, que asumió las tareas de guionista, director y productor del programa y del canal. "Salimos juntos a buscar inversores", contó Becchini a La Nación.

"Al principio me preocupaba un poco trabajar con los técnicos del 7, tenía dudas, pero todo salió bien. Ellos eran los primeros en entusiasmarse con todo lo que teníamos que hacer", explicó el director. Claro que este unitario que semana a semana se alimentará de las peripecias de los clientes de un bar, no se graba en los estudios de la emisora sino que tiene el valor agregado de hacerse en escenarios naturales. "Ningún café me quería dejar grabar en su salón durante catorce horas. Yo les preguntaba cuánto era la recaudación y me pasaban cifras altísimas, irrisorias. Se nos complicaba mucho así que un día le pregunté a mi hermano: "¿Y si ponemos un bar ?". Ahí salimos en busca de una esquina, porque yo quería que el bar del programa estuviera en una esquina", detalla el guionista.

Así fue como Becchini y sus socios dieron con la esquina perfecta, la de las calles Cabrera y Julián Alvarez. Allí , dentro de pocos días empezará a funcionar un café restaurant que nació con destino de estudio de televisión. Los meses de espera para la salida al aire del unitario incentivaron la imaginación de los responsables del ciclo que además de planear las actividades culturales del bar (música y teatro) armaron un sitio de Internet, www.uncortado.com, en el que se podrán leer reportajes de los actores que participen en cada emisión, ver los adelantos de los próximos capítulos y hasta enviar historias de café que tengan ganas de ver en la pantalla.

Alrededor de una mesa de café

El primer capítulo presentará a los personajes centrales de la historia, Héctor (Calori), el dueño del bar que solía ser de su padre y que él reformó, el mozo de toda la vida, Pepe (Gorgatti), el barman (Yospe), la moza debutante y algunos de los clientes que viven instalados en las mesas del café. La primera emisión se completará con las historias paralelas de quienes pasen por las puertas del bar. Entre ellos estarán Juan Leyrado, Fernando Lupiz, Damián de Santo, Enrique Liporace y Andrea Barbieri. Aunque la cantidad de personajes parezca exagerada, en este caso la cantidad hace a la verosimilitud de un relato que necesita de cada uno de los desvíos que aportan los parroquianos de un bar como cualquier otro.

Ocuparse de todos los detalles de un programa de televisión es una tarea agotadora y, según Becchini, entre su obsesión y los detalles las cosas no son muy simples: "Tengo muchos guiones armados, hace mucho que estoy pensando en esto. De todas maneras pasé un fin de semana de locos, tuve que correr porque no encontrábamos la música original del programa".

Más allá de este emprendimiento personal el guionista sigue trabajando en Pol-ka, una de las usinas más grandes de la industria televisiva. Aunque está claro que Becchini decidió jugarse por el costado más artesanal de la pantalla chica. "Acá es como si todos fuéramos de Primera C, y en este momento estamos peleando duro por el ascenso."

Un género que vuelve

  • "En este programa trabajaron técnicos del canal que lograron hacer un trabajo de calidad como se suponía que no estaban preparados para hacer. Puede ser egoísta, pero esto es lo que más me enorgullece de este producto." Así presentó Luciano Olivera, el gerente de programación de Canal 7, el nuevo ciclo de ficción que se suma a la grilla de la emisora. "Durante mucho tiempo fuimos acusados de no estar interesados en la ficción, pero a partir de ahora este programa será la estrella de nuestra programación", agregó Olivera. Además, el gerente aclaró que el ciclo se hace a un muy bajo costo y gracias a la "buena onda" de todo el equipo.
  • Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

    Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?