Con críticas al Gobierno, Carrió estrenó su propio movimiento

La diputada comparó a Cavallo con Stroessner y con Videla
(0)
18 de mayo de 2001  

Si Elisa Carrió todavía debe decidir si caminará rumbo a una candidatura en las próximas elecciones nacionales de 2003, anoche bien pudo haber dado el primer paso.

Cientos de ciudadanos (radicales, frepasistas, socialistas o simplemente independientes) aceptaron anoche la invitación al nacimiento del Movimiento Argentinos por una República de Iguales (ARI), en el teatro Coliseo. Y respondieron favorablemente a cada una de sus consignas (no hubo propuestas más allá de "lo moral y lo ético") con aplausos y ovaciones incondicionales.

"El modelo económico que impusieron en la Argentina es éticamente reprochable y económicamente deficiente", afirmó Carrió y la sala (repleta hasta el hall de ingreso) estalló por primera vez en fuertes aplausos.

Entre ritmos de bombos de otro partido y banderas rojas y blancas, o sólo de un rojo furioso, la diputada criticó al Gobierno, al plan económico y a su propio partido: "No nos engañen más: se están llevando puesta a la Argentina por ser delincuentes, por impunes, por ignorantes", reprochó.

Poco antes, Alfredo Bravo había calificado a De la Rúa como "ese hombre invisible que ojalá oiga".

La voz de Carrió se hizo grito cuando el blanco fue Domingo Cavallo: "Llamar a Cavallo para que se ocupe de la economía es como llamar a Stroessner para que vuelva la democracia a Paraguay o a Videla para que garantice los derechos humanos en la Argentina", comparó. Siguió: "Vamos a pararlos, aunque se lleven puesta la Argentina".

La mujer de la figura generosa no olvidó nada. Pasó de críticas a elogios. Tuvo recuerdos de Leandro N. Alem, Alfredo Palacios y Eva Duarte. Frases como "los maridos no cambian" y revindicaciones a la economía moral de Adam Smith. Debajo de las tablas, un hombre trajeado desconectaba su teléfono celular y un joven se acomodaba sus raftas . Se mezclaban el rabino Daniel Goldman con el cura Luis Farinello, el abogado cegetista Héctor Pedro Recalde con el ex funcionario menemista Moisés Ikonicoff, Laura Bonaparte (de Madres de Plaza de Mayo) con el actor Gastón Pauls.

ADEMÁS
Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?